Autos clásicos

Suzuki Alto celebra cuarenta años de historia

Lo conocimos en Chile también como Fronte, Maruti y hasta como Daewoo Tico. Fue el primer auto de muchos y en la actualidad, de seguro lo sigue siendo.

Suzuki Alto celebra cuarenta años de historia

El Suzuki Alto es un ícono entre los kei car, estos diminutos autos, creados en Japón bajo ciertas normas que le permiten reducir sus impuestos. Siendo una ciudad muy comprimida, autos como el Alto se abrieron camino rápidamente. Es por eso que los kei car solo funcionan en países como Japón, ya que son fruto de una necesidad específica, que dice mucho también de la cultura e infraestructura japonesa.

La creación del Alto fue la fuerza impulsora detrás de dos fenómenos importantes en el mercado automotriz japonés: el crecimiento en el número de hogares que compraban un segundo auto y el crecimiento en el número de mujeres conductoras en esa época.

Como dato, hoy en día, los kei car representan casi un tercio de las ventas de auto en Japón. Suzuki es una de las cuatro únicas marcas en el país que participa del segmento, junto con Daihatsu, Mitsubishi y Honda. Los demás fabricantes japoneses (Mazda, Nissan, Toyota, Subaru) usan versiones licenciadas en alianza con estos fabricantes, por lo mismo, el Suzuki Alto también se conoce como Mazda Carol.

Por otro lado, gracias a plataformas licenciadas y el impulso industrial de Maruti Suzuki en India, es que el Alto también se hizo conocido en otras latitudes, como por ejemplo Chile. Por eso es que hoy, la historia del Alto es bastante diversa, considerando modelos fabricados en Japón y modelos fabricados en India, que con el tiempo se fueron distanciando en su desarrollo, pero no en su filosofía económica y accesible.

La historia del Alto

1979 - 1984

El Alto inicialmente se concibió como la versión tres puertas del Fronte, un modelo de larga data para Suzuki. En algunos mercados, los hatchbacks de tres puertas no tenían un perfil deportivo, por el contrario, se consideraban utilitarios, con un asiento trasero que debía plegarse plano para ofrecer un espacio de carga regular. El Alto era uno de esos.

Su éxito pillo por sorpresa a Suzuki. Inicialmente, esperaban vender alrededor de 5.000 unidades de Alto por mes, pero el Alto era tan popular que los clientes ordenaron 18.000 unidades en el primer mes del lanzamiento. Otros fabricantes de automóviles japoneses pronto siguieron a Suzuki, lo que resultó en un auge en las ventas de vehículos compactos y versátiles similares al Alto. En 1984, una cuarta parte de los vehículos nuevos vendidos en Japón eran de este tipo.

La buena acogida del Alto, cimentó la formula a seguir para los kei car modernos y muchas marcas le siguieron el paso rápidamente. Siendo uno de los autos más baratos del mundo, e impulsado por minúsculos motores de dos tiempos y 539 cc (SS30), el pequeño Alto se hizo querer incluso más allá de sus fronteras locales.

De hecho ya para 1980, aparecía un segundo motor más grande de 543 cc (SS40) con una opción automática de dos velocidades y un modelo para exportar, con un motor de 796 cc, mucho más potente y también más económico. Incluso, para 1983, Suzuki probó con incorporar al Alto un sistema de tracción a las cuatro ruedas. En algunos países se exportó el Fronte de cinco puertas con el nombre Alto, lo que ayudó a la recordación de este nombre. En Chile, se usó el nombre Fronte.

1984 - 1988

La segunda generación del Alto (CA71/CA72) siguió los cánones del anterior, en el sentido de que el modelo de cinco puertas siguió llamándose Fronte (CB71/CB72). También existieron versiones con tracción a las cuatro ruedas, tanto para el Alto (CC71/CC72) como para el Fronte (CD71/CD72).

El diseño general del Alto era mucho más integrado que en su antecesor, haciendo eco del estilo impulsado por Suzuki en el Cultus (Swift). El frontal era distinto al del Fronte, como para poder diferenciarlo más allá de las puertas. Aquí comenzaron a aparecer las famosas versiones RS-X con motores turbo e inyección, siendo el Alto Works, la variante más deportiva y el primer kei car en alcanzar la potencia máxima límite para este nicho, de 64 Hp.

Para los mercados de exportación se siguió utilizando el modelo de cinco puertas (Fronte) con el nombre Alto, incluyendo parachoques más grandes y motores más potentes, dado que hacia el exterior no era necesario cumplir con las normas impuestas para la categoría kei car.

Esta generación, podría ser una de las más importantes para el Alto, puesto que, concluida su fabricación, Suzuki licenció esta plataforma para ser fabricada por muchas otras marcas en países que recién comenzaban a modernizar sus industrias automotrices. Ese fue el caso de Maruti Udyog (hoy Maruti Suzuki India) quien prolongó por bastante tiempo la venta del Maruti 800, modelo que conocimos en Chile como Suzuki Maruti. Incluso marcas hoy conocidas, como Changan, partieron haciendo versiones licenciadas de esta versión.

1988 - 1994

En esta tercera generación, culpa de los nuevos cambios a la normativa de los kei car, los modelos de tres puertas perderían algunos beneficios versus los modelos de cinco puertas, pero la alta penetración en Japón del Alto, hizo que Suzuki tomara la decisión de rebautizar al Fronte de cinco puertas, como Alto, tal cual como los modelos de exportación. Este fue el final del nombre Fronte para Suzuki y la consolidación del nombre Alto para ambas configuraciones.

El nuevo Alto tenía un estilo sorprendentemente angular, con un inusual pilar C esmaltado en las 5 puertas. Otra curiosidad de esta generación fue la disponibilidad de una versión con una puerta corredera en el lado del conductor, el "Slide Slim", destinado a simplificar la entrada y salida en espacios reducidos o para personas mayores. Esta generación generalmente no se exportó, y Suzuki nunca la construyó con motores de más de 660 cc ni con volante a la izquierda. Solo las últimas revisiones del modelo, con mejoras estructurales, cambios estéticos menores y un mayor tamaño lograron exportarse, pero eso sería hacia el final de su ciclo de vida. 

El Alto de tres puertas se diferenciaba del modelo tradicional por su frontal con dos luces redondas y sus manillas verticales, mientras que el de cinco puertas se asemejaba bastante al Suzuki Cultus (Swift) de esa época. También existieron versiones deportivas, con motores turbo y tracción a las cuatro ruedas (Alto Works).

Al año siguiente, en Chile (1995), Suzuki comenzó la comercialización del Maruti 800 (Suzuki Maruti), como sucesor de sus exitosos modelos pequeños. Sin embargo, a los pocos años apareció el Daewoo Tico, que era una versión licenciada a la marca coreana de este Alto de tercera generación. Así ambas generaciones del Alto convivieron en Chile, aunque con otros nombres y otras procedencias.

1994 - 1998

La cuarta generación del Alto (HA11) apareció en noviembre del año 1994. El diseño estuvo marcado por la simplicidad, ya que Suzuki se esforzó por volver a hacer un automóvil más básico. El modelo Slide Slim, con su puerta corredera en un lado, fue descontinuado, al igual que algunas de las versiones de gama alta del Alto de tercera generación. 

Su diseño era mucho más redondeado y en Japón se siguieron conservando algunas versiones turbo con tracción a las cuatro ruedas. En esta época, Suzuki comenzó también las ventas de otro kei car, el Wagon R (que llegó a Chile), modelo que tomó el espacio que dejaron las versiones más caras del Alto.

En el mercado de exportación, se optó por utilizar a un hermano directo del Alto, el Cervo Mode, heredero de cuarta generación del famoso Cervo que conocimos en Chile. Claro que este modelo se fabricaba en India, con el nombre de Maruti Zen para el mercado local, ligeramente más grande y con motores más potentes que los del Cervo Mode japonés. Este modelo fue el primero en llegar a Chile, marcando el inicio del legado Alto en el país, disponible con motores de tres cilindros y carrocería de tres y cinco puertas.

1998 - 2004

El Alto de quinta generación debutó en octubre de 1998. El estilo era más redondeado y la forma de la cabina mostraba la relación del Alto con el nuevo Suzuki Kei, modelo que también sentaría las bases del conocido Ignis de primera generación. Este modelo era más utilitario y por ende también marco el final de las apetecidas versiones Works, más deportivas, hacia el año 2000.

Del Alto, en Japón, aparecieron varias versiones muy interesantes, incluyendo una que llevaba una parrilla cromada y focos redondeados, estilo retro. Esta fue una corta moda en el país nipón, donde varios autos vistieron frontales y elementos que se asemejaban a un auto antiguo.

En 1999, Maruti Suzuki en India, lanzaría su propia versión del Alto, basada en esta generación, con un motor más grande y que se transformaría en el sucesor del Maruti Zen y del Maruti 800.

Este modelo llegaría a Chile en el 2005, con una motorización 1.1, seguida al año siguiente por una versión más económica de 800 cc. El 2010, se renovaría con un nuevo motor de un litro, el famoso motor K10. A la fecha, desde la incorporación de este modelo, se han vendido más de 54.000 Altos en Chile.

2004 - 2009

La sexta generación se introdujo en 2004. El capó y los focos delanteros se curvaron hacia abajo en la parte delantera.  El Alto fue realineado como un automóvil menos costoso y con una versión de sólo 54 CV. Fue una de las generaciones más deslavadas del modelo.

2009 - 2014

La séptima generación se mostró por primera vez en el Salón del Automóvil de Tokio 2009. Estuvo disponible con un motor de 660 centímetros cúbicos, una caja manual de 5 velocidades, una transmisión automática de 4 velocidades o una transmisión CVT en variantes con tracción delantera o 4WD.

Este diseño de séptima generación inspiró a Maruti Suzuki para crear un nuevo Suzuki Alto. Este modelo creció en tamaño y tecnología, pensado para su exportación a Europa y otros mercados internacionales, tal como el Alto Zen de hace unos años. El resultado fue exitoso, aunque para muchos países, como el caso de Chile, se usó el nombre Celerio.

Al nacer el Celerio, Maruti Suzuki vio que quedaba espacio por debajo de este modelo, para un auto aún más económico, lo que se tradujo en el nacimiento del Alto 800 en 2012. Este modelo tiene carrocería e interiores completamente nuevos, reemplazando al Maruti Alto original de 1999. Más adelante, Maruti Suzuki presentó al Alto K10, usando el motor de un litro del Celerio, conformando así una oferta de tres niveles, tanto para India como para otros mercados como el nuestro.

2014 - presente

La octava generación del Alto japonés salió a la venta en diciembre de 2014, teniendo un estilo más retro y característico que le devolvió personalidad. El nuevo Alto fue diseñado para tener un consumo de combustible más bajo y fue 60 kg más liviano que el modelo anterior. Sin embargo, su estilo y tecnología permitió que Suzuki volviera a incorporar versiones más deportivas. Este modelo también se fabrica en Pakistán, pero tal como viene siendo desde la sexta generación, el Alto dejó de exportarse a mercados internacionales, relegando ese rol a los modelos fabricados por Maruti Suzuki.

“El Alto marca un antes y un después en las vidas de las personas y sus familias, ya que les ha permitido movilizarse y vivir momentos memorables. El cariño y aprecio que se le tiene al modelo trasciende, sus propietarios hablan de él destacando todas sus virtudes, valorando la economía, el diseño, el buen andar, lo amigable con el medio ambiente y lo fácil de estacionar. Todas estas cualidades lo han transformado en uno de los 10 vehículos de pasajeros más vendidos del país en los últimos años. Para nosotros es un orgullo, el poder dar accesibilidad e independencia a miles de familias chilenas, entregándoles más y mejores formas de moverse”, señaló Pedro Celhay, gerente de Suzuki Chile.

El Alto está próximo a renovarse en Chile, haciendo coincidir esta celebración con la llegada de un nuevo modelo.

*Esta nota fue editada el 16/9/'19 para clarificar detalles sobre la cuarta generación del modelo, con aportes de nuestros lectores.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos