Test drive

Test Drive: Suzuki Ertiga 2019, con la juventud a su favor

El familiar de Suzuki se reinventa, ofreciendo no solo un habitáculo práctico para siete personas, sino que una agradable propuesta de manejo.

Test Drive: Suzuki Ertiga 2019, con la juventud a su favor

A este tipo de modelos el mercado las ha bautizado como MPV (Multi Purpose Vehicle), y se trata de vehículos con una configuración interior de tres filas de asientos, y en el caso específico de este segmento en crecimiento, modelos basados en subcompactos.

En nuestro país el segmento es pequeño y con un solo referente directo, el Chevrolet Spin, aparte de otras opciones menores como el Changan A500 y el nuevo Dongfeng S500. Puedes buscar más alternativas en esta nota.

¿Qué significa el nombre?

Ertiga se compone de un juego de palabras de origen ingles e indonesio, en donde la “erre” hace alusión a row –fila en inglés- y Tiga significa tres, entonces tenemos R3 y si le sumamos una E obtenemos la palabra Ertiga que traducido significa tres filas.

El Diseño

Las formas están pensadas para el transporte de personas; como buen MPV la prioridad del espacio es para personas, no tanto para carga, aunque ofrece una modularidad en donde el espacio de almacenamiento puede verse incrementado de 153 litros con las tres filas funcionales, a 550 lt si abatimos la última fila, y el área de carga puede aumentarse hasta 803 litros si abatimos la 2ª y 3º filas

Las dimensiones son: Largo: 4,395 mm, Alto: 1,690 mm, Ancho 1,735 mm y una distancia entre ejes de 2,740 mm, por último el peso es de 1,135 kilos.

El apartado mecánico

Ertiga presenta un motor K15B fabricado en aluminio, de 1.5 litros con VVT (solo admisión), 16 válvulas, 103 Hp y 138 Nm entre 2,500 a 3,00 rpm y acoplado a una transmisión automática de presión hidráulica de cuatro cambios que envía la fuerza de tracción al eje delantero.

El esquema de suspensión es McPherson delantero y viga torsional en el eje trasero, calza llantas de 15 pulgadas, montados en llantas 185/65.

Interiores

Como lo hemos destacado, la prioridad en este tipo de vehículos es el transporte humano, en el papel Ertiga nos promete espacio disponible para siete pasajeros y al analizar sus dimensiones lo primero que nos viene a la mente es ¿Cabrán siete personas?

La respuesta categórica es SI, y quiero resaltar que soy una persona corpulenta, de 125 kilos y puede entrar sin problemas a la tercera fila gracias a la dimensión de las puertas traseras, y ya una vez sentado en la mencionada ubicación puedo asegurarles que el espacio es suficiente y amplio –incluso para alguien con una altura o anchura por encima del promedio-.

Ahora, por las imagenes, estarán preguntandose por el color del interior. Afortunadamente, en Mexico, donde probamos esta Ertiga, el interior es oscuro. En Chile... no.

Info-entretenimiento

Como lo he dicho en incontables ocasiones, éste rubro se ha vuelto un motivador y un detonador de la compra, pues hoy por hoy la gente está mucho más preocupada por la compatibilidad con sus teléfonos inteligentes a bordo del vehículo que por otros rubros y para ello podemos hacer un sencillo ejercicio, pregúntele a alguien que conozca que haya adquirido recientemente un auto nuevo y pregúntele si su coche es compatible con un iPhone o un Android e inmediatamente responderá afirmativa o negativamente. Ahora formulen la misma pregunta al mismo individuo y pídanle les explique si su vehículo tiene un sistema variable de gestión valvular, y seguramente les pondrán cara de… What?

Pues Ertiga en su versión tope de gama (GLX) ofrece la mencionada compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay mediante una conexión alámbrica. La pantalla central está firmada por Clarion de 7´ y es de obligado accionamiento táctil, en el caso de conectar un teléfono de la manzanita se pueden acceder a los comandos por voz para manejar distintos menús y aplicaciones como Waze por ejemplo.

Ahora, esto seria genial que se incluyera en todos los mercados. En el caso nuestro, Ertiga presenta un sistema multimedia, tambien de instalación local, pero menos completo que la unidad Clarion. No tiene ni Apple CarPlay ni Android Auto, una clara desventaja, versus su principal rival, la Chevrolet Spin, que tambien tiene asientos de eco-cuero lavables.

Manejo

Lo primero que descubro es que no hay posibilidad de regular el volante, ni en ángulo ni profundidad, la posición de manejo es bastante confortable y asemeja mucho cuando uno está sentado en una silla. La sensación de altura al manejar ayuda a buscar los extremos de la Ertiga, que parece más grande de lo que es a la hora de manejarla, y eso es causado por la gran superficie acristalada.

El accionamiento de la transmisión es un poco confuso en los primeros momentos que uno convive con el producto, ya que la palanca tiene dos posiciones más allá de la D, y si uno está acostumbrado a transmisiones en donde el tope más bajo de la palanca es la D, es probable que los primeros arranques los efectúe en 2ª velocidad o en Low, que está pensada para subidas.

El arranque desde cero podría parecer mucho más torpe de lo que en realidad es, en semáforos puede arrancar de forma ágil sin ser explosiva. La aceleración es constante y el 1.5 litros gana revoluciones de forma alegre y constante, se podría pensar que la caja automática podría ser torpe, cortesía de solamente cuatro cambios, pero no lo es, el escalonamiento es bueno en un manejo citadino, en velocidades de carretera hay que llevar el motor alto en rpm para lograr promedios de crucero que ronden entre los 110-130 km/h y aunque está provista de un botón que dice “overdrive” el régimen de rpm debe ser alto si queremos ir aprisa.

La dirección es de asistencia eléctrica, hecho que es una bendición en tránsito denso y maniobras de estacionamiento, en regímenes altos preferiríamos una sensación un poco más firme, el ancho de las pisada de las llantas tampoco pesa en un régimen alto. El desempeño es satisfactorio en autopista y sumamente confortable en trayectos citadinos.

Si nos preguntas, Ertiga, guardando las proporciones, tiene bastante del Swift en su manejo, al lado de la Chevrolet Spin, mucho menos agil y que también gasta bastante más. En ese sentido, aun con cuatro marchas en su caja, el tren motriz es ampliamente superior.

Conclusión

Ertiga en el papel, se ve menos equipada que Spin. En ese sentido, la MPV del corbatín tiene bastante para vender a sus clientes. Sin embargo, la plataforma de Ertiga y su manejo, le dan la ventaja dinámica. Quizás con un interior oscuro y un sistema multimedia más contundente (como el que probamos en México) le ayudarían bastante más.

Lo segundo es su nivel de seguridad; todos los modelos presentan doble Airbag frontal, sensor de retroceso, cinturones de 3 puntas en todas las plazas, anclajes ISOFIX en ambas filas traseras, alarma, inmovilizador electrónico y frenos ABS+EBD. El ESP y la cámara de retroceso se reserva solo para los modelos GLX, mientras que el asistente de salida en pendiente es único del modelo GLX con transmisión automática. El ESP la pone también en ventaja versus la Spin, algo a considerar muy importante, pero tampoco nos hubiese molestado más airbags ya que hablamos de un auto familiar.

Si quieres el máximo equipamiento para siete personas en un modelo compacto y modular, Spin será tu opción. Pero la calidad de manejo y la seguridad que entrega Ertiga, sin sacrificar confort te van a tentar en el momento en el que te subas, sin olvidar su motor, mucho más moderno, vivaz y económico que el arcaico 1.8 de su rival. A considerar.

*Queremos agradecer al Kartodromo de Bosque Real (KBR) las facilidades otorgadas para nuestra sesión fotográfica: www.kbrkarting.com

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos