Novedades

Honda CR-V 2020, nuevo rostro y motor híbrido se suman a la oferta

Previamente el motor híbrido solo se ofrecía en Europa y con menos potencia.

Honda CR-V 2020, nuevo rostro y motor híbrido se suman a la oferta

Como año modelo 2020, Honda aprovecha de meterle mano a su SUV estrella, el CR-V. Esto significa, un refresco de media vida, que comprende tanto cambios estéticos como algunos añadidos en equipamiento. Sin embargo, la mayor novedad está en la oferta de motores, considerando que, al menos en Norteamérica, todas las versiones llevarán el motor 1.5 Turbo. Pero eso no es todo, puesto que, como alternativa, CR-V ahora podrá obtenerse con un motor híbrido, unidad que antes solo podía adquirirse en Europa.

Lo primero, los motores. Desde ahora, todos los CR-V 2020, serán impulsados por un motor 1.5 Turbo de 190 Hp y 240 Nm de torque, despidiéndose así la unidad 2.4 aspirada. Por otro lado, debuta un nuevo propulsor híbrido, tomado prestado del Accord Hybrid; un cuatro-en-linea de dos litros con ciclo Atkinson, apoyado por dos motores eléctricos, con los que logra 212 Hp. Con esto, CR-V se pone a tono con lo que ofrece Toyota en la Rav4, que es su principal rival. 

Al mismo tiempo, la Honda CR-V 2020 obtiene ligeros cambios en el estilo de la carrocería, por medio de una parrilla cromada más pronunciada, un filete color aluminio que envuelve parte de la zona inferior del parachoques (con nuevos neblineros incluidos), focos traseros ahumados y un nuevo remate en la parte inferior del parachoques trasero, donde asoman dos salidas posteriores. Hay llantas nuevas de 18" para todas las versiones (EX-EX-L, Hybrid) y en color gris oscuro, mientras que la versión Touring usa llantas de 19". La versión híbrida se distingue no solo por sus insignias, sino que también por llevar los escapes ocultos.

Otra novedad en el CR-V 2020 es la integración de tres tonos a la paleta de colores: Sonic Grey Pearl y Radiant Red Metallic en modelos estándar e híbridos, además del nuevo Aegean Blue Metallic para los bencineros solamente.

Puertas adentro, la nueva CR-V Hybrid estrena un selector de marchas con botones flanqueado por tres interruptores para el modo Eco, Sport o EV. Asimismo, el panel de instrumentos también es exclusivo de los modelos híbridos CR-V y presenta una pantalla para el estado de las baterías y la recarga, así como una pantalla seleccionable por el conductor para la distribución y regeneración de energía. Una más de las novedades son las paletas selectoras de desaceleración en el volante. Al hacer clic en la paleta izquierda, los conductores pueden aumentar la cantidad de frenado regenerativo del motor eléctrico del sistema híbrido al desacelerar.

De serie, el Honda CR-V 2020 equipa el conjunto de asistencias Honda Sensing, que incluye: sistema de frenado automático con advertencia de colisión frontal y capacidad de detección de peatones, advertencia de cambio de carril, control de crucero adaptativo y asistente de mantenimiento de carril.

La producción de la CR-V 2020 para el mercado estadounidense es en la planta de Honda en Greensburg, Indiana. Dada la incorporación de la versión híbrida, la compañía invertirá $4.2 millones de dólares y agregará 34 nuevos empleos para apoyar la producción. Suponemos que las otras plantas, como la de México, también iran actualizandose para incorporar estas mejoras en su producción. Finalmente, a pesar de que no hay fecha definida de nada, es un hecho que Honda renovará también a CR-V en Chile. Esperamos que los precios no suban.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos