Test drive

Test drive Honda Pilot 2020, el mejor SUV familiar

Esta actualización de mitad de vida mejora la funcionalidad y añade nuevo equipamiento en el SUV para 8 pasajeros.

Test drive Honda Pilot 2020, el mejor SUV familiar

La Honda Pilot ha sido desde siempre uno de los referentes en el segmento de los SUV familiares, gracias a su seguridad, funcionalidad interior y capacidad para llevar hasta 8 pasajeros.

Inicialmente pensado en exclusiva para el mercado norteamericano, con un diseño cuadriforme y muy musculoso, en esta tercera generación aparecida en 2016 se abandonó el diseño de cubo por uno más global, más alineado con el súper ventas CR-V, que redundó en un éxito mayor en todas partes.

A fines de 2018 Honda presentó una actualización estética exterior e interior, añadió nuevo equipamiento de confort y seguridad y, sólo en Estados Unidos, la dotó de una transmisión de nueve marchas, que lamentablemente no llegó a Chile (puedes leer nuestra nota de lanzamiento aquí).

La Honda Pilot 2020 se ofrece en tres versiones, EX 4x2, Touring AWD y Elite AWD, con precios de lista entre $29.990.000 y $37.990.000. Nuestra unidad de pruebas es la intermedia, con un valor sin bonificaciones de $34.990.000.

La nueva estética

Los principales cambios estéticos se aprecian en el frontal y en el interior del vehículo. Vamos por los primeros.

Digamos que hay una reinterpretación más llamativa de la parrilla que Honda denomina Solid Wing Face, y que podemos ver en todos los nuevos modelos, como el Civic, Accord y CR-V.

El logo de la H es más grande, está unido a una barra cromada más gruesa, mientras que el parachoques se rediseña para incorporar neblineros y luces diurnas nuevas, así como protecciones bajas más grandes. Sin embargo, lo más relevante es que todas las luces son LED.

Por los lados se aprecian nuevas llantas de 18 pulgadas (que se siguen viendo chicas para este portentoso SUV) y ya en la zaga hay un rediseño interior las luces y un nuevo parachoques, con unas protecciones bajas más llamativas.

Por dentro vemos muchas cosas novedosas: el volante es más deportivo y tiene ahora nuevos mandos, la pantalla táctil central de 8 pulgadas ofrece ahora control de volumen, los marcadores cuentan con una mayor superficie digital (7”) integrada a los relojes analógicos.

También mejora la materialidad interior, aunque la Pilot me sigue pareciendo poco lujosa considerando el precio al que se vende. Diría que se ve normal, aunque hay plásticos que apenas dan para “baratos”. Lo mejor en esto es la construcción, de muy buena calidad, sólida y con acabados muy buenos. Falta mejorar los materiales y está.

La habitabilidad

Los nuevos parachoques permitieron que la Honda Pilot 2020 creciera en 5 centímetros (3,5 adelante y 1,5 atrás), ofreciendo 4.991 mm de largo, 2.296 mm de ancho, 1.775 mm de alto y 2.820 mm entre los ejes. Sin embargo, sigue siendo más corta que muchos de sus competidores que se extienden más allá de los 5 metros de largo.

La clave está en su gran anchura y, sobre todo, en su buena distancia entre ejes, que le permite ofrecer el mejor interior del segmento, y por lejos. Por lo mismo, el materia de habitabilidad, sigue ofreciendo muy buenas ocho plazas, con ocho cinturones de tres puntas, aunque sólo siete apoyacabezas (el central de la tercera fila no existe).

No hay mejor SUV para llevar tantos pasajeros con tanta comodidad como este auto, obviando los modelos norteamericanos como Ford Expedition o Chevrolet Tahoe. Es más amplio y cómodo que el Volkwagen Atlas, Dodge Durango, Mazda CX-9 y Ford Explorer, todos con modelos de precios similares.

Los asientos delanteros tienen una posición relativamente alta, pero son muy cómodos, se ajustan bien a cualquier cuerpo. Y de serie incluye tapiz de cuero, ajustes eléctricos y soporte lumbar, agregando calefacción y memoria en nuestra versión Touring.

La posición de manejo es fácil encontrar gracias al volante con ajuste en altura y profundidad, y ofrece muy buena visibilidad para todas partes y mucha cercanía con todos los mandos del tablero. El volante tiene nuevo diseño y nuevos mandos para configurar el cluster digital (de 7” en nuestra versión) y las funciones de seguridad del Honda Sensing. Y en la variante Elite es calefaccionado.

Las plazas centrales son muy amplias para todos lados. Los asientos van posicionados relativamente abajo, quedando mucho lugar para la cabeza, y el respaldo es ajustable en inclinación. Lo mejor es que no hay túnel central ni apoyabrazos, lo que deja una plaza central realmente cómoda para cualquiera.

Esta fila en nuestra versión ofrece cortinillas en las ventanas, dos puertos USB y controles de la climatización independiente. Además, en la variante Elite, los asientos son calefaccionados.

El acceso a la tercera fila se hace a través de un botón que automáticamente mueve los asientos hacia adelante. En general, esta fila trasera es muy ancha, aunque los adultos deberán flectar algo las rodillas para poder sentarse. Hay espacio hacia adelante y hacia arriba, y por ancho entran más que bien dos adultos y un niño.

Un punto superlativo de la Pilot es la cantidad impresionante de lugares para dejar vasos, botellas y cosas. Contamos 12 posavasos y porta botellas repartidas en todas las filas, y tras la consola central hay una caja muy profunda donde dejar elementos más bien grandes.

Si nos vamos al maletero, ofrece muy buenos 305 litros de capacidad por detrás de la tercera fila, incluyendo una caja bajo el piso para esconder cosas. Y si abatimos esa tercera fila hay casi 900 litros de capacidad, lo que es brutal para un SUV. Ni hablar de espacio si seguimos bajando respaldos, pudiendo meter más de 1.700 litros hasta adelante.

Más de todo

Uno de los puntos que normalmente se le critica a Honda es la ausencia de equipamiento relevante en las versiones de entrada, y diría que esta actualización de la Pilot busca tapar esta deficiencia histórica.

De serie, el modelo ofrece seis airbags (los de cortina cubren las tres filas), el paquete de frenos ABS, los controles de tracción y estabilidad, las luces y neblineros LED, asistente de partida en pendiente y anclajes isofix en las dos filas posteriores (4 en total), si nos referimos a seguridad, donde este modelo es un referente.

Acceso sin llave y botón de encendido, climatizador trizona, rieles de techo, luces automáticas, sensor de estacionamiento con cámara en 3 ángulos, sistema de infoentretenimiento con pantalla de 8” y conectividad a Apple CarPlay y Android Auto, y bluetooth, componen el paquete de conveniencia.

Nuestra versión Touring agrega a todo eso sunroof eléctrico, espejos laterales calefaccionados y plegables eléctricos, portalón trasero de apertura eléctrica manos libre, sensores de lluvia, encendido remoto del motor y el paquete Honda Sensing.

Este sistema de alertas y asistencias a la conducción incluye control crucero adaptativo, alerta de colisión frontal con freno de emergencia, sensor de punto ciego, aviso y asistencia de cambio involuntario de carril y monitor de tráfico cruzado.

Es mucho equipamiento, sí, pero en general son cosas que ya están disponibles en varios de los competidores del segmento.

Fuerza y vitalidad

El Honda Pilot 2020 se ofrece con el mismo tren motriz conocido desde 2016, incluyendo la caja automática de seis marchas que en Estados Unidos fue reemplazada por una debutante de 9 velocidades.

El motor es el V6 3.5 litros aspirado, que eroga 280 caballos y 355 Nm de par, enviado a las cuatro ruedas a través de un sistema 4WD integral. La marca indica que con este bloque se obtienen 12,8 km/litro en carretera y 6,5 km/l en ciudad.

Si lo comparamos con su competencia más directa, tiene 53 Hp más que el Mazda CX-9 con motor 2.5 Turbo, 4 Hp más que el V6 del Volkswagen Atlas, tiene lo mismo que el 2.3 Ecoboost de la Ford Explorer Limited y 10 caballos menos que el V6 del Dodge Durango. Estos tres últimos, además, ofrecen cajas automáticas de 8 cambios.

Por supuesto que con este tren motriz, la Pilot tiene mucha fuerza y es posible acelerar mucho, pero por culpa de la caja, no se siente descomunal. Demora en acelerar y en pasar los cambios, algo que ni siquiera mejora con los mandos manuales. Y, además, hay ciertas asperezas que la hacen poco suave.

Insisto, el motor no se siente ni flojo ni lento, pero considerando su nivel de potencia y un peso por debajo de las dos toneladas, esta Pilot debería ser más reactiva y poderoso. Lo bueno es que como la caja apunta a la eficiencia, ésta se consigue.

En nuestra prueba anduvimos bastante cerca de los consumos homologados: nos dio 6 en un registro 100% urbano, con tacos y mucho lomo de todo, y rozamos los 12 en una vuelta de carretera. Y en la ruta tradicional de Autocosmos, con mucha ciudad y autopistas urbanas, el registro fue de 9 km/h. más que bueno.

Algo que me ha sorprendido siempre de la Pilot es su bajo centro de gravedad (tiene 18 cm de despeje) y su notable dinamismo, considerando que es un modelo grande y relativamente pesado. Y en esto, las suspensiones (McPherson y Multilink) juegan un rol fundamental ya que aguantan muy bien los movimientos de la carrocería, con un rolido controlado, y mantienen un aplomo muy llamativo en un modelo de estas características.

Así, se puede ir rápido con la Honda Pilot, lo que se traduce en un alto nivel de seguridad dinámica, y el modelo va a responder siempre bien. Igual, no hay que olvidar que son casi dos toneladas las que van en movimiento y hay que respetar las leyes de la física.

Cuando se pisa el acelerador a la salida de una curva se siente el reparto de par entre los ejes y las ruedas. Este sistema de tracción, que cuenta con cuatro modos predeterminados de manejo (normal, arena, barro y nieve), puede enviar hasta un 70% del par hacia atrás, y sobre ese eje entra en juego una especie de Torque Vectoring que reparte el par entre las ruedas traseras para mejorar la dinámica.

La fluidez y la agilidad sorprenden gratamente, y manejar un modelo tan grande como Pilot se vuelve muy seguro. La dirección es muy rápida y comunicativa, y la asistencia está lejos de sentirse artificial. En esto los de Honda saben mucho.

Súmele a eso una cabina perfectamente insonorizada, y tenemos el mejor vehículo para el más largo de los viajes.

Conclusiones

Hemos hablado de casi puras ventajas de esta Honda Pilot. La seguridad es referencial, el motor es poderoso y eficiente, la habitabilidad es la mejor de su clase y el equipamiento está más que correcto considerando sus competidores. ¿Y entonces?

El eterno problema de Honda en Chile son sus precios disparatados. Las Pilot, en cualquiera de sus versiones, parte de 30 millones de pesos hacia arriba, una brutalidad. Y por esos valores hay competidores más equipados o más premium.

Por supuesto, ya tiene una fama bien ganada en Chile y Honda la vende más que bien considerando estos precios. Porque a pesar de no ser popular ni masiva, ofrece un paquete tal, que pocos se pueden resistir a tenerlo.

Test Drive Honda Pilot 2020

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos