Novedades

Hyundai Prophecy Concept, un malicioso pero sensual prototipo con joysticks y luces pixeladas

Este conceptual vaticina que, en el futuro, el volante de los autos será reemplazado por mandos de tipo joystick.

Hyundai Prophecy Concept, un malicioso pero sensual prototipo con joysticks y luces pixeladas

Nos imaginamos cómo hubiese sido la espectacular presentación del Hyundai Prophecy, en caso de que se hubiese realizado el fallido Auto Show de Ginebra: la introducción podría ser con un fondo musical del tipo 2001: Odisea del Espacio, luego unos segundos de penumbra total y en ese momento, los potentes reflectores comenzarían a dar forma a una carrocería oculta con cubiertas de seda satinada.

En el punto máximo del crescendo, invisibles cables desnudarían con suavidad la carrocería. Al mejor estilo de una diva del cine clásico, de cuerpo voluptuoso y evocador, allí todos se deleitarían con la visión del Hyundai Prophecy, modelo conceptual con el que la marca surcoreana quiere llegar al que consideran el siguiente nivel de su filosofía de diseño de “Sensualidad Deportiva”.

Infortunadamente, el Covid-19 nos privó de tener la fastuosa presentación mundial de este concept EV, que es la visión futura de cómo materializar la conexión emocional entre humanos y automóviles. Desde el punto de vista estético, este modelo va un paso más allá de lo que propuso el año pasado su hermano, el 45 EV Concept.

El Prophecy presenta una silueta icónica y de proporciones perfectas, que obviamente es resultado de un elaborado estudio aerodinámico. Los diseñadores aprovecharon la más que generosa distancia entre ejes y la particular caída de la zaga para determinar la impronta que distingue a este modelo, cuyas superficies particularmente limpias resguardan la que sería la nueva plataforma de vehículos eléctricos de la marca.

La aplicación de la filosofía de diseño de “Sensualidad Deportiva” es evidente en la voluptuosa vista lateral, pues la línea de cintura discurre de extremo a extremo de la carrocería, en un solo trazo fluido y continuo que remarca el estilo minimalista. Por su parte, en la parte posterior, los voluminosos flancos traseros y un alerón traslúcido e integrado caracterizan la propuesta.

La excelente aerodinámica, característica indispensable para los vehículos eléctricos, también se favorece por el diseño de las llantas, con forma de hélice, lo que también tiene un cometido funcional, en la medida que ayudan a que el aire fluya suavemente por el costado.

Al igual que los restaurantes más refinados, el Hyundai Prophecy también le apuesta a que los usuarios puedan visualizar algo más allá de lo evidente; en ese sentido, las luces y el sistema de monitoreo de cámaras (CMS) de este modelo conceptual usan el mismo material acrílico transparente del alerón trasero para llamar la atención sobre la belleza funcional de los componentes internos.

Otro elemento distintivo del Prophecy, y que se vio por primera vez en el 45 EV, es el diseño de los faros pixelados, que recurren a un concepto de iluminación progresiva, el cual aprovecha la generosa carga de energía que contienen las baterías del EV. Este tipo de lámparas es uno de los elementos que caracterizará la siguiente generación de modelos Hyundai.

En el interior, el Prophecy aprovecha las bondades de espacio que ofrece una plataforma más amplia; si bien el fabricante no suministra dimensiones, se nota que el espacio es muy superior al de un modelo convencional. Una de las características más destacables del vehículo, que le va a la conducción autónoma, es que reemplaza el típico volante por dos palancas de mandos (joystick); una ubicada sobre la consola central y otra sobre el panel de la puerta del conductor.

La idea es que el conductor gobierne el vehículo desde una posición más cómoda y por ello, se puede acceder a una completa variedad de funciones mediante los controles que se integran en los joystick; el objetivo final es que esta interfaz hombre-máquina favorezca la seguridad de los pasajeros.

Finalmente, el concepto modular del habitáculo permite además plena relajación de los ocupantes; de hecho, hay un modo de viaje “Relax” que no solo ofrece una cómoda posición reclinada, sino que además gira el tablero de mandos, de tal forma que deja libre el espacio para que los pasajeros puedan visualizar el contenido que muestra la pantalla principal, la cual abarca toda el área que hay entre los pilares.

Elkin Chávez recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos