Tuning

El MINI clásico se une a la moda de los autos de colección electrificados

Gracias al trabajo de Swindon Powertrain, puedes comprar un kit eléctrico para tu MINI clásico y sacar ventaja de su ligereza y tamaño.

El MINI clásico se une a la moda de los autos de colección electrificados

Swindon Powertrain es un reconocido taller británico que se hizo más conocido en la pista que en la calle. Su historia está ligada a la preparación de motores para la F1 en la década de los setenta, aunque luego fueron pasando a otras categorías del motorsport. Tras cambiar de dueños el 2010, se han metido en otros negocios, incluyendo el mundo de las conversiones eléctricas, con las que no les ha ido nada de mal.

Sin embargo, han tenido una demanda bastante particular de ciertos usuarios, especialmente de quienes son dueños de MINI clásicos, quienes han cotizado el motor eléctrico que la marca tiene en venta para conversiones. Vale señalar que esta tendencia va en alza y se sabe de muchos proveedores que están ofreciendo kits para autos de colección, como el caso de EV West en Estados Unidos. Incluso Volkswagen ya ofrece kits homologados para el Escarabajo o la Kombi y lo mismo Chevrolet, como demostraron con la e-Blazer K5.

Pensando en ellos, es que ahora Swindon Powertrain ofrece un kit especial para los MINI de antaño. Este kit no solo contempla el motor HPD E, sino que también la subestructura del chasis, original del Mini clásico, pero con los soportes específicos para este motor. Todo el kit completo no pesa más de 70 kilos y está diseñado para que pueda montarse sin mayores complicaciones o modificaciones complejas al auto original. Esto incluye las homocinéticas, para montar los ejes estándar del Mini.

Este motor ofrece 80 kW de potencia continua (algo así como 107 Hp) con un peak máximo de 120 kW (160 Hp), lo que no es poca potencia para un auto tan liviano y pequeño. La idea, obviamente, es que compres el motor con todos los accesorios de la marca, como el paquete de baterías de 12 kWh que va montado sobre el motor eléctrico en la parte delantera, la bomba del sistema de enfriamiento, el cargador incorporado, el transformador DC-DC, el computador que gestiona el tren motriz y hasta un diferencial LSD opcional. Suponemos que, si los opcionales no vienen todos juntos en el paquete, es porque no faltarán los más avezados, quienes quieran incorporar piezas de otros fabricantes al tren motriz.

"Desde su lanzamiento, hemos registrado más de 500 solicitudes de detalles sobre el sistema HPD E, muchos de los cuales son propietarios de Mini clásicos que buscan convertir sus autos para que funcionen con energía eléctrica". dice el director comercial Gérry Hughes. “Hemos tratado de hacer que nuestros kits sean lo más fáciles de usar posible, rediseñando el paquete para que encaje perfectamente en un Mini clásico y ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de tomar solo el sistema HPD E Powertrain o comprar Piezas EV adicionales y opcionales".

El valor del kit es cercano a los 11.500 dolares (8.850 libras esterlinas), precio que sube con los opcionales: no es tan barato. La marca no señaló cifras de autonomía o tiempos de carga para las baterías.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas