Vende tu auto
Automovilismo

Porsche se prepara para una nueva etapa en el Campeonato de Resistencia

El Comité Ejecutivo de Porsche ha dado luz verde al departamento de Motorsport para el desarrollo de un prototipo LMDh, cosa de poder competir tanto en la IMSA como en el WEC.

Porsche se prepara para una nueva etapa en el Campeonato de Resistencia

Quien se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen. Pero seamos sinceros, todos echamos de menos a Porsche en las carreras de resistencia.

Y con la llegada de Audi y Peugeot, a los de Porsche se les ocurrió que sería una muy buena idea volver a estas categorías donde tan bien les ha ido. Ahora, si me preguntan, en lo personal, no me gusta mucho esto de ir y volver a una categoría, en especial por lo mucho que las marcas "roban" en el periodo de ausencia, capitalizando en récords, prototipos tributos y en el deseo y ansiedad de los fanáticos. Pero bueno, así es el mundo de los autos.

Desde el 2023, se inaugurará una nueva categoría de alto desempeño llamada LMDh (Le Mand Daytona hybrid) que será una clase homologada tanto para el WEC como para la categoría IMSA en Norteamérica. O sea, se podrá competir con el mismo auto tanto en Daytona como en Le Mans. Y como esto también tiene beneficios económicos, a Porsche le acomoda al bolsillo. 

Esta es la primera vez en 20 años que se podrá acceder a ambos campeonatos con autos idénticos, lo que podría asegurar un reinado mundial en las carreras de resistencia, claro está, de ganar en Europa y Norteamérica.

Para recordar, estos autos apenas pesarán una tonelada y tal como supimos ayer por el prototipo de Peugeot, estos autos híbridos estarán limitados a una potencia máxima conjunta de 500 kW (680 Hp) en pista. Esto es porque los hypercars de la categoría LMH tienen un concepto mecánico muy similar al de los LMDh.

Los LMDh

Los autos se basarán en una versión mejorada del chasis que usa la categoría LMP2 y las especificaciones para el sistema híbrido, así como para su sistema de gestión está estandarizado (las baterias son de Williams y el sistema electrónico es de Bosch). Se puede elegir de entre cuatro proveedores de chasis (Dallara, Ligier, Multimatic u Oreca) y cada marca es libre de elegir y desarrollar su propuesta para el motor a combustión y el diseño del auto, dentro de los márgenes de la categoría, claramente. En el fondo reemplazarán a los prototipos DPI de la IMSA.

“La nueva categoría LMDh nos permite pelear con un sistema híbrido por la victoria general en los clásicos de Le Mans, Daytona y Sebring, sin 'romper el chanchito'. El proyecto es extremadamente atractivo para Porsche. Las carreras de resistencia son parte del ADN de nuestra marca”, explica Oliver Blume, director ejecutivo de Porsche AG.

La estrategia: acortar la brecha en desarrollos

Michael Steiner, miembro de la junta de investigación y desarrollo de Porsche AG, añade: “En el mediano plazo, Porsche se centrará en tres conceptos de conducción diferentes: vehículos totalmente eléctricos, híbridos enchufables eficientes y motores de combustión de carácter emocional. Queremos representar esta trilogía tanto en el desarrollo de nuestros autos deportivos como en el motorsport. Por un lado, estamos comprometidos con la electromovilidad, usando propulsión eléctrica para competir en la Fórmula E, pero también tenemos motores de combustión muy eficientes para las carreras de GT. Ahora, la clase LMDh nos ayuda a acortar la brecha entre ambos mundos. Allí, las potentes unidades híbridas, como las que se montan en muchos de los modelos de nuestra marca, se enfrentarán entre sí. Si las regulaciones finalmente permitieran el uso de combustibles sintéticos, entonces eso sería un incentivo aún mayor para mí, en términos de sostenibilidad”. Y claro, ese último "palo" es porque Porsche quiere impulsar el desarrollo de combustibles sintéticos que nos permitan seguir con nuestros autos a combustión en pie.

"Me gustaría agradecer a nuestra junta directiva por la inmensa confianza que tienen en la estrategia que hemos desarrollado para el motorsport", dice Fritz Enzinger, vicepresidente de Porsche Motorsport. “Tenemos un récord con nuestras 19 victorias absolutas en las 24 Horas de Le Mans y hemos subido al escalón más alto del podio muchas veces en las principales carreras de Estados Unidos. Podemos continuar esta tradición con un vehículo LMDh y al mismo tiempo mantener costos razonables. Ha habido un gran interés por parte de otros fabricantes. Espero que podamos retomar donde lo dejamos con los famosos enfrentamientos contra muchas otras marcas en las décadas de 1980 y 1990. Eso le daría un gran impulso a toda la escena del automovilismo".

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas