Vende tu auto
Lanzamientos

Skoda Scala en Chile: la marca no pierde la fe en los automóviles

La marca lanza en Chile el hatchback Scala, que se colocará como complemento del Fabia.

Skoda Scala en Chile: la marca no pierde la fe en los automóviles

En una época en que muchas marcas e importadores en Chile juegan a la segura ofreciendo casi en exclusiva diversos modelos SUV y olvidándose de otros segmentos menos masivos, resulta gratificante ver que Skoda mantiene su fe en el segmento de automóviles con el lanzamiento del nuevo Scala.

El Scala no será un modelo fácil de vender, ya que por diseño de carrocería, es una mezcla entre un hatchback y un station wagon, y más encima del segmento C, uno de los más afectados por esta fuerte arremetida de los SUV. A simple vista, pareciera más sensato olvidarse del Scala y mantener al Fabia como auto exclusivo en su gama en Chile, pero no. La apuesta va y eso se agradece.

El modelo se ofrece en versión única denomina Scala 1.5 TSI AT Style, a un precio de lista de $17.490.000, aunque la marca ofrece un millón de pesos como bono de financiamiento.

Skoda Scala: exterior

Podríamos definir al Scala como un complemento del sedán Octavia en el segmento de los autos medianos. Se posiciona en el segmento Hatch-C, tan popular en Europa, y que en Chile es representado por modelos como el Mazda3, Peugeot 308, Toyota Corolla Sport, Hyundai i30, KIA Cerato HB y Volkswagen Golf. 

Y de paso, reemplaza al Rapid Spaceback, un auto que no cuajó en ninguna parte por su extraña mezcla de estilos. Sin embargo, rescata del Rapid algunos temas en diseño, como el portalón negro alargado, y también esta carrocería que tiene algo de station wagon, proporciones que nos recuerda al Audi A3 Sportback.

Mide 4.362 mm de largo, 1.988 mm de ancho y 1.471 mm de alto, lo que en teoría lo hace similar al Golf, con el que comparte plataforma. Pero como cuenta con una distancia entre ejes de 2.649 mm, tiene un espacio interior que se acerca bastante al de un Octavia, además de un maletero de 467 litros, que se puede agrandar a 1.410 litros si plegamos los asientos. Esta será una de sus grandes cartas a jugar.

El diseño toma muchos elementos de los nuevos Skoda, incluyendo el frontal con la parrilla prominente pero menos plana, el logo sobre el capó y los focos triangulares. La silueta muestra líneas ascendentes, un perfil cromado sobre el final de los vidrios en forma de búmeran, llantas de aleación bitono de 18" y un spolier que extiende la línea de techo. Y en la zaga destacan los faros horizontales y el mencionado portalón oscurecido con la palabra Skoda muy visible. Es sobrio pero atractivo y moderno.

En Chile se ofrecerá con neumáticos 205/45 R18, luces diurnas, faros Full LED dinámicos, neblineros delanteros, parachoque y espejos del color de la carrocería, sunroof panorámico y vidrios traseros oscurecidos.

Skoda Scala: interior

Hacia el interior, su estilo viene muy de la mano con lo que el Vision RS nos había anticipado, con un diseño que es más funcional que espectacular, aunque siempre destacando por sus buenos materiales y su agradable apreciación de calidad.

Destaca en el centro del tablero una pantalla flotante para el sistema multimedia, y que se alínea con los marcadores para un toque moderno y elegante. Cuenta con númerosos portaobjetos y múltiples elementos funcionales que tanto gustan a Skoda. Por ejemplo, dos ganchos en el maletero, un porta paraguas en la puerta del conductor (incluye paraguas), espacios para botellas grandes, un raspador de hielo en tapa del estanque de combustible y un tarjetero en pilar A del auto, entre otros.

Otro punto fundamental es la gran habitabilidad interior, dado por su excelente distancia entre ejes. Cuenta con cinco plazas, todas con apoyacabezas y cinturones de tres puntas, y con respaldos abatibles 60:40 para aumentar la capacidad de carga.

Skoda Scala: equipamiento

La versión Style se ofrecerá en materia de equipamiento con un sistema de infoentretenimiento Smart Link con pantalla táctil de 8", bluetooth y conectividad a Aplle CarPlay y Android Auto, audio con 8 parlantes, volante multifunción con doble ajuste y forrado en cuero, tapizado de los asientos Tela/Suedia, inserciones interiores en cobre cepillado, asientos delanteros con ajuste en altura y soporte lumbar, vidrios eléctricos, computador a bordo, control crucero, retrovisor interior con función antideslumbrante, climatizador automático bizona, sistema keyless con botón de encendido, sensor de lluvia, luces automáticas y modos de conducción ECO, Normal, Sport y individual.

En materia de seguridad cuenta con 7 airbags (frontales, lateral, cortina y rodilla para el conductor), controles de tracción y estabilidad, frenos ABS con EBD, sistema de secado para discos de freno, bloqueo electrónico de diferencial, freno multi colisión, anclaje isofix, asistente para arranque en pendientes, sensores de estacionamiento delantero y trasero con cámara de retroceso, aviso de colisión frontal con función frenada emergencia, y monitor de presión de neumáticos.

Skoda Scala: mecánica

En cuanto a la oferta mecánica, el Scala se ofrecerá en Chile con el excelente motor TSi de 1.5 litros turbo, que eroga 150 Hp y 250 Nm de par (entre 1.500 y 3.500 rpm), y que se asociará a una caja automática DSG de doble embrague y siete cambios.

La homologación en Chile indica un consumo urbano de 15,2 km/litro, en carretera de 21,7 km/l y un mixto de 18,9 km/litro. Sobresaliente para un motor gasolinero.

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas