Vende tu auto
Test drive

Test Drive DS 7 Crossback E-Tense 4x4, ahora con la potencia para medirse ante los alemanes

La versión E-Tense del DS 7 trae a la mesa mucha eficiencia y ecología, pero de paso, el performance de un tren motriz con 300 Hp y tracción a las cuatro ruedas. Y como buen auto francés, con sus "caprichos", tanto positivos, como negativos.

Test Drive DS 7 Crossback E-Tense 4x4, ahora con la potencia para medirse ante los alemanes

Muchas veces van a escuchar mi comentario sobre que estamos muy mal acostumbrados al "lujo alemán". Y lo pongo entre comillas porque tampoco es exactamente lujo, sino que calidad premium y alto performance. La calidad es algo que ya se ha ido equiparando con distintas marcas y me alegra saber que hoy en día tenemos muchas más opciones para escoger, pero si hay algo tangible que siempre ha definido a Audi, BMW y Mercedes-Benz sobre cualquier otro rival, ha sido el performance. Para una marca como DS, que viene con una propuesta muy sofisticada y realmente lujosa, le pesaba no tener un tren motriz que pudiera igual en cifras a sus rivales. Y no es que los clientes realmente necesiten 300 Hp o más, pero ya saben cómo funciona el segmento premium.

En el Grupo PSA (o la facción franco-alemana de Stellantis) no están ni ahí con perder dinero fabricando motores de seis cilindros o más, así que inteligentemente, se fueron directamente al desarrollo eléctrico, porque además, gracias a la Fórmula E, tienen tecnología de sobra y probada. Así que, gracias a la ayuda de dos motores eléctricos, DS mata varios pájaros de un tiro en su SUV estrella, el DS 7 Crossback, como es ofrecer un auto mucho más potente, más ecológico y de paso, con un beneficio que la plataforma EMP2 no le dejaba obtener de manera mecánica: tracción a las cuatro ruedas.

DS 7 Crossback E-Tense 4x4: dimensiones y diseño

  • Largo: 4.573 mm
  • Ancho: 1.906 mm
  • Alto: 1.625 mm
  • Entre ejes: 2.738 mm
  • Maletero: 555 litros, con portalón eléctrico de apertura manos libres

Por porte, el DS 7 queda en el segmento C de SUVs premium. O sea, es parecido a un Alfa Romeo Stelvio, un Volvo XC60, un Audi Q3, un Mercedes-Benz GLC y un BMW X3. El segmento C es muy variado y va entre los 4,4 a los 4,7 metros de largo. En ese sentido el DS 7 no es para nada el más largo, pero si es uno de los más anchos. Y con un maletero de 555 litros que no pierde espacio a pesar de ser un auto híbrido (porque las baterías van bajo los asientos) se logra un fenómeno muy interesante, que es el que llamo "espacio mejor aprovechado": no siempre el auto más grande en dimensiones, es el más amplio.

En cuanto a diseño, el DS 7 podría haber apelado más a la extravagancia en su exterior, pero la marca decidió configurar una silueta más sobria, aunque acompañada de detalles llamativos, incluyendo las luces diurnas con estilo de costura "punto perla", los espectaculares focos delanteros que giran como tres diamantes en una joyería y los focos traseros, con efecto tridimensional y muy jugados en su diseño interior, con piezas cromadas y efectos de luz.

Las llantas bicolor también son llamativas y las hay de 19 o 20 pulgadas. Para rematar, me gusta mucho el efecto que logra el marco cromado de las ventanas hacia el pilar C, puesto que da la ilusión de que el DS 7 Crossback tuviera una caída del techo más de tipo "coupé", aportando en estilo.

Sobre ser un modelo PHEV, DS no recurrió a ningún cliché burdo como los que usan muchos fabricantes, de incluir acentos de color azul o piezas de diseño más tapadas. De hecho, solo sabrás que es un híbrido por la insignia E-Tense en la parte trasera y porque tiene una segunda tapa del lado izquierdo, para los enchufes. DS incluso le dejó las salidas de escape bajo el parachoques. En resumen, es igual a cualquier otro DS 7 Crossback y eso es bueno.

DS 7 Crossback E-Tense 4x4: interior

El interior del DS 7 Crossback es realmente un ambiente de lujo, más que premium. El lujo se nota en detalles de fabricación que son artísticos y artesanales. Y eso que se trata de la versión Rivoli, que está por debajo del nivel Opera tope de gama. Es cosa de disfrutar de los paneles de cuero de exquisito grano, las costuras con forma de rombo, los exclusivos botones y hasta un reloj B.R.M. R180 en la consola central, sobre el botón de encendido.

Además, todo el diseño del interior, los efectos de luz que se forman al caer la noche, en general, se nota que hay una preocupación especial de sobresalir con algo más que buenos materiales.

El espacio es abundante y cómodo para cinco ocupantes, aunque siempre el del medio en las plazas traseras le toca sacrificarse un poco por el respaldo más duro y el cojín más alto, si bien el DS 7 Crossback tiene un piso plano. Ah, y los asientos traseros, son ajustables eléctricamente, por si quieres ir aún más recostado. También las ventanas son amplias y no se produce ninguna sensación "claustrofóbica".

Probablemente la parte más compleja con respecto al DS 7, nuevamente tiene que ver con su sistema multimedia. Como sabemos, Peugeot, Citroën, DS y Opel funcionan con el mismo sistema operativo. Solo cambia el diseño gráfico de dicha interfaz y el tamaño de las pantallas. En este caso, hay una pantalla de 12" con una ensalada de menús y opciones que son accesibles de distinta manera de acuerdo a la sección en la que te encuentras, todos muy hermosos, pero en algunos casos, dificil de usar. Por fortuna DS trató de simplificar las funciones principales con accesos directos. 

Y aquí me voy a detener, porque hay un botón que yo eché de menos en el DS 7 que es el acceso directo a las funciones de gestión y flujo eléctrico. Para esto tuve que meterme a la sección de aplicaciones (un botón con cuatro cuadrados) y dentro de esa sección, buscar un menú que me llevara a otras funciones, donde finalmente encontré lo que buscaba. Y así fue como me enteré que la unidad que estaba probando, correspondía a un modelo de homologación, el cual no incluye dicho acceso directo, el cual debería ubicarse en el extremo izquierdo de la botonera inferior: o sea, cuando tu encargues tu DS 7 Crossback híbrido, no vas a tener el problema que tuve yo, de acceder al menú más importante de cualquier auto híbrido.

En este menú puedes ver los gráficos de consumo, el flujo de energía y tracción del auto, así como programar los horarios de carga y activar la función E-Save, que permite que el auto use el motor a combustión para cargar las baterías o para mantener cierto porcentaje de carga en ellas, muy útil en Europa cuando necesitas tener energía eléctrica para entrar a una ciudad con zonas de cero emisiones.

DS 7 Crossback E-Tense 4x4: equipamiento y seguridad

Como buen SUV premium, el DS 7 Crossback incorpora bastante equipamiento. Hay muchas cosas que se obvian en este segmento (acceso keyless, climatizador dual), pero entre las más destacadas encontramos, sunroof panorámico, asientos delanteros calefaccionados y con ajuste eléctrico, cargador inalámbrico, portalón de apertura eléctrica y un vistoso cuadro de instrumentos digital (12"), aparte de luces de bienvenida y un espejo central fotosensible sin marco. Del sistema multimedia ya hablamos; ofrece soporte para Bluetooth, Apple CarPlay, Android Auto, GPS y tiene un buen sistema de audio de fábrica.

En cuanto a seguridad, también hay elementos llamativos, si bien la mayor batería de asistencias la podemos ver en los modelos Opera más equipados. Aun así, el Rivoli ofrece control de tracción inteligente, control crucero adaptativo, frenado autónomo, control de cambio de carril, mantenimiento de carril, reconocimiento de señales del tránsito, monitor de punto ciego, cámara en 360 grados y por supuesto, el vistoso sistema de iluminación DS Active LED Vision con encendido automático y ajuste según la ruta. El ABS, el ESP y el ISOFIX, así como los seis airbags vienen de serie.

DS 7 Crossback E-Tense 4x4: tren motriz, flujo eléctrico y manejo

El tren motriz del E-Tense contempla dos motores eléctricos y un motor turbo, convencional:

  • 1.6 Puretech (Turbo) con 200 Hp y 300 Nm de torque
  • Motor eléctrico frontal con 110 Hp y motor eléctrico trasero de 112 Hp
  • En la suma dan 300 Hp y un torque máximo (peak) de 520 Nm
  • Caja automática de ocho velocidades (ya vista en sus hermanos de plataforma como 3008 o C5 Aircross)
  • La autonomía en modo 100% eléctrico oscila entre los 52 y 55 kilómetros (ciclo WLTP), aunque el marcador nuestro siempre comenzaba en 48 kilómetros. Esta cifra, obviamente es variable según el estilo de manejo. En modo híbrido se pueden promediar consumos entre 63 y 77 km/l, con la misma diferencia de calzado.
  • Lo que también es interesante es la cifra de emisiones, las que van entre 34 a 37 g/km CO2, casi un tercio de lo que emite el DS 7 Crossback con motor 2.0 BlueHDI (100-112 g/km CO2).
  • Aparte, el E-Tense tiene algunos modos de manejo: Sport, Híbrido, 4x4 (se explica solo) y modo Eléctrico. 

Sobre todos estos puntos, tengo bastante para contar, pero yo creo que es mejor separar la experiencia de manejo según los modos de operación:

En modo eléctrico:

La autonomía de este modo es bastante cercana a lo explicado más arriba, o sea, te marca 48 kilómetros, pero según el estilo de manejo, esto puede ir variando y aumentar teóricamente hacia las cifras estipuladas. Podrías tener carga para dos días, sin siquiera encender el motor y manejando tranquilamente en ciudad. Lo segundo, es que este modo eléctrico no tiene limitación de velocidad, o sea podrías ir en carretera a 120 km/h, pero eso va a drenar toda tu energía.

Si bien el performance en modo eléctrico es bastante correcto, tengo que hacer tres importantes observaciones, que pueden ser los puntos más bajos de este auto:

  • Según dice la marca, el auto no está habilitado para cargas rápidas. Eso significa que lo más rápido que podrás cargar tu DS 7 es con un Wallbox (220v x 32A / 7,4 kW), que te da una carga completa en 1:45 horas. Si lo enchufas a la corriente doméstica (como yo), las baterías estarán listas en siete horas.
  • El enchufe del auto es del tipo Mennekes, el que no está disponible en todas las electrolineras, como pude corroborar personalmente. Ojo donde cargas.
  • El modo de regeneración interna (E-Save) no es muy rápido, comparado con el de otros autos (Mitsubishi Outlander PHEV, por ejemplo) así que, si bien te puede sacar de apuro, la solución más rápida para cargar el auto, siempre será enchufarlo.

En modo híbrido

Este es un modo autogestionado y que además se puede ajustar con un modo Comfort, para tener una conducción más placentera (suspensión, dirección). El consumo ideal va entre los 50 y 60 kilómetros por litro, según la intervención del motor, pero como sabemos, estos números son algo traidores, porque hay muchas variables en la conducción. Lo bueno es que, hasta en el peor de los casos, el consumo será infinitamente mejor que en el de cualquier auto con 300 Hp de potencia. Al usar la regeneración forzada de energía y jugar con el modo Sport, finalmente el consumo llegó (entre promedio y promedio) a los 25 km/l.

En modo deportivo

Gracias al torque inmediato de los motores, estos le quitan todo el stress al motor térmico, permitiéndole a este, funcionar en su punto más eficiente (en cuanto a performance). Acelera de 0 a 100 en cerca de seis segundos, pero por los 520 Nm de torque, la sensación es contundente y el nivel de grip en carretera es abundante. De que corre, corre y la caja de cambios le ayuda bastante. Fue una grata sorpresa su nivel de aceleración.

Sobre la dirección, me pareció encontrar un punto muerto algo vago que le resta precisión cuando vamos en carretera, antes de que comiences a sentir que el auto dobla, que es otro detalle mencionable.

En cuanto a la suspensión, el DS 7 Crossback viene con el sistema Active Scan, que comprende una cámara y cuatro sensores, los que van leyendo el camino y anticipando los ajustes en la suavidad de la amortiguación, un poco para tratar de emular el efecto de la famosa suspensión hidroneumática de la marca francesa. Esto, más que ayudar -creo yo- en la suavidad, ayuda en el equilibrio, a evitar que el auto oscile mucho y vaya más estable ante la textura del camino, algo realmente aparente en caminos más ásperos, pero ojo, que si pasas fuerte por un bache, ahí no hay nada que hacer: lo vas a sentir igual.

Lo último, la excelente insonorización acústica, algo que se percibe al manejar y que también queda latente al ver los sellos dobles en las puertas.

DS 7 Crossback E-Tense 4x4: conclusiones

Los reparos más grandes que hay con el Crossback, ya los comentamos más arriba y tienen que ver con algunos problemas de usabilidad con respecto al modo eléctrico. Estos, son importantes, pero también son mejorables. En lo personal, creo que en este caso, aunque el auto puede llegar a ser eficiente, muchos de sus clientes van a disfrutar más los beneficios en performance, puesto que con 300 Hp y tracción a las cuatro ruedas, más la ayuda del torque instantáneo de los motores eléctricos, este DS 7 ahora tiene el performance para medirse con sus rivales alemanes.

El resto, salvo por lo engorroso del sistema multimedia (hay que aprendérselo, en especial si no tienes experiencia con el mundo PSA) es un excelente SUV de lujo, fresco, diferente y con características que hablan de un especial cuidado por el detalle, desde el diseño de las luces, hasta los acabados y materiales interiores. Es, por todos lados, una verdadera joya de la ingeniería francesa, y como buena joya, se paga caro: $45.990.000, casi cuatro millones sobre el modelo Opera tope de gama, pero con las ventajas de la tracción 4x4 y su alta potencia. Una interesante alternativa en el segmento de los SUV premium.

DS 7 Crossback E-Tense 4x4 - la tecnología de la Fórmula E en un SUV muy sofisticado (Test Drive)

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas