Vende tu auto
Tuning

Los escapes modificados en Chile podrían tener sus días contados

Autos deportivos modificados con escape libre o motos que petardean como si tuvieran un sistema anti-lag, podrían irse con feroz multa, de aprobarse un nuevo proyecto de ley.

Los escapes modificados en Chile podrían tener sus días contados

¿Te ha pasado? Estas tranquilamente en tu casa, trabajando o incluso, caminando por la calle, cuando de pronto escuchas de la nada, a lo lejos, y aproximándose, un petardeo ensordecedor, como si estuvieras en medio del Mundial de Rally o peor, como si estuvieras en un asalto con ametralladora. Y claro, te asustas mucho, porque te pilla de sorpresa, para cuando ves que se trata de un auto tuneado o de una moto con escape modificado.

  • Lo peor es que el sujeto en cuestión, se queda en la luz roja, acelerando, molestando y metiendo bulla. Francamente, amigo, no hay excusa que te salve:
  • Hay quienes andan en moto y dicen que el escape ruidoso es por seguridad. No amigo, una moto se escucha bastante bien en la calle.
  • Es que mi moto es deportiva: perfecto, pero no es necesario que la aceleres como un Fórmula Uno, porque a ralentí normal no mete bulla.
  • Tengo un -inserte muscle car- con motor V8 y suena así de fábrica: amigo, nuevamente, tu auto no suena así de fábrica y puedes conducirlo prudentemente.
  • Tunear un auto y una moto no es delincuencia, no le hago daño a nadie: no, pero sigue siendo una irresponsabilidad si los ruidos de tu vehículo molestan y asustan a la comunidad.

Hay muchas diferencias entre tener un auto deportivo con un escape más ronco, o una moto americana con su particular timbre muscular, que una moto que suena como ametralladora y un auto con escape libre. Y lamentablemente, son estos últimos los que podrían hacernos pagar al resto, gracias a un proyecto de ley que permitirá pasar multas por los altos volúmenes de estos escapes.

¿Qué es lo que debería ser justo?

Voy a poner como ejemplo un caso muy cercano: mi propio auto. Tengo un auto deportivo, con un escape modificado. Sin embargo, es un escape japonés, certificado y homologado, además que cuenta con silenciador. Eso a mí me permite tener un sonido discretamente más alto a mayores revoluciones y un tono grave pero armónico a bajas revoluciones, suficiente como para no molestar a nadie. No necesito un escape libre, porque mi auto no es de carreras y no necesito ir por la calle metiendo bulla, porque manejo tranquilo. Si tienes que mantener tu auto sobre las tres mil vueltas en ciudad, o estas siendo irresponsable o tu auto está mal seteado para un uso diario.

Otro punto clave: hay vehículos con motores más grandes, que naturalmente van a ser más ruidosos. Vehículos más antiguos alimentados por diésel, también son más ruidosos. No olvidemos, buses, micros y camiones, que siguen siendo tan ruidosos como una moto de reparto con escape "tarro".

El proyecto de ley debería considerar mediciones por tipo de vehículo y por cilindrada, con mediciones acordes al rango de velocidad permitido para circular en ciudad.

Es por esto que para evitar problemas, en muchos países, todo tipo de modificaciones a un auto, deben homologarse. Hay piezas diseñadas y autorizadas tanto por el fabricante como por los estatutos que norman las homologaciones, para que estos cumplan las leyes de circulación y de calidad. Con esto te aseguras de que tu auto no falle, que logre un mejor rendimiento, que sea seguro y que cumpla con la ley, la que en el caso de los sistemas de escape, sería el ruido y las emisiones. Esto, obviamente no existe en Chile.

Volvamos al proyecto de ley

Chilevision Noticias, en su blog digital, alertó de esta situación, tras las declaraciones de la ex candidata a constituyente, Antonia Orellana, quien usara Twitter para expresar su descontento por la nula fiscalización del ruido en las motos (“estos artefactos del infierno que hacen que las motosos suenen como bombardeo”).

El diputado de Convergencia Social, Gonzalo Winter le respondio por la misma via, de que ya hay una iniciativa de ley en el Congreso. Este proyecto, segun informa el medio, fue ingresado por diputados de la UDI, el 9 de marzo de este año, esperando su primera fase de tramitación.

Aquel documento tiene algunos puntos importantes:

  • Sanción: la infracción corresponderá a una multa de entre 2 a 5 UTM.
  • Monitoreo: las plantas de revisión técnica serán las encargadas de certificar el volumen de los escapes, colocando un sello en los tubos, para indicar que estos cumplen la normativa de ruido. Suponemos que esto será medido de acuerdo a un rango por estipular.
  • Prohibición: el proyecto de ley busca prohibir el uso de cualquier mecanismo o elemento que altere la eficiencia de los silenciadores o que amplifique el nivel de ruido sobre lo permitido para cada vehículo, según lo que dicta el Decreto N° 7 del año 2015, del Ministerio de Medio Ambiente, el cual norma la cantidad de decibeles permitidos para vehículos livianos, medianos y motocicletas. 

Pero claro, nadie fiscaliza nada, ni en las revisiones técnicas ni en los controles policiales. Y cuando se hace, es de manera arbitraria, sin instrumentos de medición, lo que le resta rigor al procedimiento de hacer cumplir la ley.

¿Y cuánto es lo que permite la ley?

En estas tablas, queda indicado:

Y para motos:

Medición

Nivel de Presión Sonora (NPS): se expresa en decibeles (dB) y se define por la siguiente relación matemática:

NPS = 20 Log (P1/P) dB

donde:

  • P1: valor de la presión sonora medida
  • P: valor de la presión sonora de referencia, fijado en 2x10-5 (N/m2)

El Nivel de Presión Sonora Máximo (NPSmáx) es el NPS más alto registrado durante el período de medición, con respuesta rápida (respuesta temporal del instrumento de medición que evalúa la energía media en un intervalo de 125 milisegundos)

Hay algunas correcciones menores, para algunos tipos especiales de vehículos, pero puedes revisar el decreto en el siguiente link.

¿Qué pasará con el proyecto de ley? ¿Se aprobará algún dia? ¿Recibirá más modificaciones? ¿Estás de acuerdo?

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas