Vende tu auto
Test drive

Test drive Ford Bronco Sport: pateando el tablero de los rivales

Probamos el modelo de entrada a la familia 4x4 de Ford, y pese a ciertos detalles, el resultado nos deja con la boca abierta.

Test drive Ford Bronco Sport: pateando el tablero de los rivales

En una época en que casi todas las marcas diseñan y fabrican modelos iguales unos a otros (conceptualmente hablando, por supuesto), resulta refresacante ver que algunas marcas como Ford se atreven a proponer modelos distintos como este Bronco Sport que nos convoca.

No nos engañemos: Ford es el rey de los SUV tradicionales, como Territory y Escape, pero al menos con esta propuesta más off-road intenta llegar a clientes que quieren algo distinto, tanto en la estética como en la conducción. Y lo consigue con un producto muy completo en todo sentido: en diseño, en espacio, en capacidad dinámica, en mecánicas y en equipamiento, especialmente el de seguridad.

Vale recordar que Bronco regresó al mercado en 2020 con una familia de tres modelos. Dos de ellos (Bronco 3 y Bronco 5 puertas) apuntan a un segmento de 4x4 más puro en directa competencia con el Jeep Wrangler. Este Bronco Sport fabricado en México y que aterrizó este 2021 en Chile es un poco más "soft" y pone sus dardos en SUV capaces como el Jeep Cherokee y el Subaru Outback.

En Chile se ofrece en dos versiones diferenciadas por mecánica y equipamiento. La BigBend cuenta con un motor de 1.5 Turbo y se ofrece a un precio de $26.990.000; la Wildtrak cuenta con un 2.0 Turbo y sube a $29.990.000. Si quieres conocer todas las características del Ford Bronco Sport en Chile puedes leer nuestra nota de lanzamiento.

Nuestra unidad de pruebas es la versión Wildtrack, que además de un motor más poderoso, tiene un enfoque off-road más marcado gracias a las siguientes características:

  • 223 mm de despeje
  • Grandes ángulos de ataque y salida (30.4°, 20.4° y 33.1° en Wildtrak)
  • 600 mm de vadeo
  • Amortiguadores con tope hidráulico
  • Neumáticos ATR con gran perfil
  • Bloqueo de diferenciales y diferencial trasero específico
  • Chasis carenado con aceros para protecciones bajas
  • Modos de manejo específicos para Arena y Rocas, que se suman a otros 5 modos de serie

Ford Bronco Sport: diseño único para la aventura

Si bien este es un modelo nuevo, en el diseño hay claras reminiscencias del Ford Brinco original de fines de los años 60, con un diseño cuadriforme y musculoso, y lleno de detalles específicos para hacer del manejo off-road mucho más amigable.

A diferencia del Bronco normal, que utiliza la plataforma de largueros de la pick-up Ranger, el Ford Bronco Sport está construido sobre el mismo monocasco que da vida a la Escape, lo que nos habla de una diferencia fundamental en su concepción, pero también en sus dimensiones.

  • Largo: 4.387 mm
  • Ancho: 1.938 mm
  • Alto: 1.783 mm (1.814 mm en versión Wildtrak)
  • Entre ejes: 2.670 mm
  • Maletero: 920 L (833 L en versión Wildtrak)

Mientras la Escape muestra un diseño muy urbano, aerodinámico y un poco deportivo, el Bronco Sport tiene toda la herencia 4x4 de su hermano mayor. Esto queda de manifiesto al ver los siguientes elementos de diseño exterior:

  • Carrocería “cuadrada”, alta y angosta
  • Capó plano con remate hacia abajo
  • Faros y parrilla unidos en un solo grupo visual
  • La marca Bronco reemplaza al logo Ford
  • Luces Full LED redondas que recuerdan a los faros clásicos de Bronco
  • Protecciones plásticas en guarbarros y zonas bajas
  • Barras de techo reales
  • Luces traseras verticales de formato nostálgico
  • Portalón con doble apertura independiente (total o luneta)
  • Techo negro y con elevación (Safari Roof) a la altura de las plazas traseras
  • Llantas negras aro 17" (18" en BigBend)

Como dato curioso, todas las superficies son bastante lisas y el estampado es marcado, pero redondeado, sin aristas, algo totalmente diferente a lo que se ve hoy en los SUV. Si a lo anterior le sumas un pilar C inclinado, tiene un aire a los Land Rover Discovery y Freelander de los años 90.

Ford Bronco Sport: habitáculo único para la aventura

El diseño interior de Bronco Sport denota una buena percepción de calidad, más allá de que Ford no  hizo un intento serio de utilizar materiales de gran calidad. Si bien hay plásticos suaves y blandos al tacto, en general se perciben polímeros discretos en muchas partes del tablero, puertas y consola, lo que, en todo caso, no afecta la buena calidad constructiva que se percibe.

Lo primero que te llama la atención del interior de este SUV es que el techo es alto y las ventanillas tienen un tamaño respetable, más grande que en los actuales diseños de SUV. Eso permite ir bien sentado y tener una buena visión hacia el exterior.

El tablero tiene formas rectas, con salidas de aire verticales y una pantalla central puesta en una especie de semi voladizo, unido a una consola central baja pero ancha. Otro elemento clásico de los todoterrenos tradicionales es el parabrisas más vertical, lo que permite tener un tablero menos profundo y, obviamente, una posición de manejo alta y cercana al vidrio.

Las plazas delanteras son sumamente cómodas, tapizadas en un sueva cuero marrón rematado en gamuza con el potrillo de Bronco grabado en el respaldo. Son altas, como decíamos antes, pero cuenta con ajustes eléctricos para todas las posiciones y con un volante con doble ajuste, lo que permite encontrar fácilmente la posición de manejo óptima.

Ahora, si bien la habitabilidad es para cinco, en las plazas traseras sólo entrarán bien dos adultos. Y es que pese a tener una buena altura al techo gracias al denominado "Safary Roof", y cuenta con bastante espacio para las rodillas pudiendo descansar los pies bajo el asiento delantero, hay poca anchura a la altura de los hombros y tres adultos irán medianamente apretados (recordemos que la plataforma es la de un SUV mediano), más allá de la incomodidad del respaldo central.

Hay tres cinturones de tres puntas, obvio, y tres apoyacabezas independientes. Hay salidas de aire, enchufe de 220 con 400W y apoyabrazos con doble posavasos. Los respaldos tienen un bolsillo con cierre para guardar mapas y correas molle (tipo eslinga o correa táctica) donde puedes guardar o colgar objetos usando mosquetones. Y en la versión Wildtrak hay un compartimento oculto bajo uno de los cojines del asiento trasero, y tanto el piso como el area de carga son lavables.

Vamos ahora al maletero, que cuenta con una bandeja sólida que permite dividir la zona de carga en dos, pero a su vez, se puede transformar en una funcional mesa extraíble gracia a las dos patas que añadió Ford. ¿Más funcionalidades? Además del piso lavable y los ganchos de sujeción, en el marco del maletero se oculta un abridor de botellas, en el portalón hay dos luces auxiliares ajustables para iluminar lo que necesitemos.

Un gran punto a favor es que debajo del piso se esconde una rueda de repuesto de tamaño completo, aunque sin llanta de aleación. Obvio en un modelo enfocado en el off-road.

Ford Bronco Sport: líder en seguridad y equipamiento

Como viene siendo normal en los nuevos modelos de Ford, la marca no escatima en dotarlo de elementos de confort y, sobre todo de seguridad, a la hora de equipar a sus autos. 

En este caso, la Ford Bronco Sport se ofrece de serie con frenos ABS con asistente electrónico y reparto electrónico (EBA, EBD), control de tracción y estabilidad (Advancetrac con RSC), nueve airbags (frontal doble, laterales para primera fila, laterales para segunda fila, de cortina y de rodillas para el conductor), asistente de partida en pendiente, sensor y cámara de retroceso, sensor de lluvia, monitor de presión de los neumáticos, anclajes isofix para sillas de niños, sistema MyKey, entre otros. El modelo Wildtrak suma cámara frontal de 180 grados con vista dividida y limpiador.

Lo relevante es que ambas versiones se ofrecen con el paquete de asistencias denominado Ford CoPilot 360, que incluyen las siguientes asistencias: 

  • Frenado Autónomo de Emergencia
  • Alerta de Colisión Frontal y Detección de Peatones
  • Sistema de Información de Punto Ciego con Alerta de Tráfico Cruzado
  • Sistema de Mantenimiento de Carril con Detector de Fatiga

Nuestra versión Wildtrak añade un paquete llamado CoPilot 360 Assist, que suma lo siguiente:

  • Control Crucero Adaptativo con Stop-and-Go y sistema de centrado de Carril
  • Reconocimiento de Señales de Velocidad
  • Dirección Evasiva Asistida
  • Encendido Automático de Luces Altas

Respecto del equipamiento de confort, nuestra versión ofrece Iluminación Full LED, vidrios tinteados, climatizador dual, volante multifunción (audio, control crucero) forrado en cuero y ajustable en altura y profundidad, sistema multimedia SYNC 3 con pantalla de 8" y soporte para Apple CarPlay y Android Auto, sistema de carga inalámbrica, cuatro puertos USB (dos adelante y dos atrás, ambos para USB-A y USB-C), comandos por voz, acceso keyless con botón de encendido, sunroof, asientos delanteros eléctricos y calefaccionados, tapiz de cuero, cuadro de instrumentos con pantalla de 6,5", paddle shifters y un audio premium Bang & Olufsen con 10 parlantes y subwoofer.

Ford Bronco Sport: el comportamiento dinámico

Ya saber que Ford ofrece el Bronco Sport con dos motores Ecoboost (turbo e inyección directa). El primero es un tres cilindros de 1.5 litros con 175 Hp y un segundo un cuatro cilindros 2.0 litros con 240 Hp y 376 Nm de par, asociado a una caja automática de 8 convencional y un sistema de tracción 4WD con torque vectoring, y en el caso de Wildtrak, con bloqueo electrónico central y diferencial trasero de embrague múltiple.

Debido a las restricciones propias de las cuarentenas no pudimos conducirla largo en carretera, pero nuestro colega Hernando Calaza realizó las siguientes mediciones de la versión 2.0 Turbo en Argentina:  

  • Recuperación 80-120 km/h en D: 5,6 segundos
  • Recuperación 80-120 km/h en 4°: 5,0 segundos 
  • Consumo urbano: 7,9 km/litro
  • Consumo mixto: 9,7 km/litro
  • Consumo carretera a 120: 12,1 km/litro
  • Con un estanque de 60 litros: 723 kilómetros de autonomía

El motor en conjunto con la transmisión trabaja impecablemente bien. Entrega muy buena capacidad de aceleración, se siente ágil y rápida de reacciones, y la caja gestiona rápido las demandas de energía. Incluso las recuperaciones son impecables, como pudiste ver en los números, y tiene un régimen de uso bajo, con sólo 2.000 rpm cuando se viaja a 120 km/hora.

Sin embargo, esta abundante energía disponible hacen que el Bronco Sport sea un auto gastador. Pese a la excelencia en el funcionamiento de la caja de 8, que intenta llevarte siempre en el régimen más holgado posible, la tracción permanente y el peso hacen que los consumos reales que medimos no sean los típicos de un SUV de este segmento, sino más altos.

Respecto de la plataforma, ofrece un comportamiento neutro, muy estable en general pese a que cuenta con un centro de gravedad más alto. Obviamente que la suspensión off-road de la versión Wildtrak influye mucho en este comportamiento, permitiendo rolidos de carrocería más marcados, pero nada que nos asuste realmente. Cuenta con muñones, brazos y barras estabilizadoras reforzadas y espirales con mayor recorrido, pero enfocada en limitar los rebotes más que a brindar aplomo dinámico.

Si bien en tierra, fuera de pista o en asfaltos destruidos transmite mucha solidez, ya que la suspensión controla muy bien los movimientos de la carrocería y reduce los balanceos, la nueva Bronco Sport Wildtrack no tiene el comportamiento de un SUV tradicional en la ciudad. Es como manejar un SUV de hace un par de décadas, sentado más arriba, con el parabrisas más cerca y con una transmisión más pura de lo que ocurre bajo las ruedas. 

Los neumáticos con mayor perfil y el despeje al piso se notan en carretera, pero dan vía libre en la ciudad y frente a los lomos de toro. Es suave, muy agradable de manejar en todas las condiciones, y si le buscamos una falla, tenemos ciertos ruidos aerodinámicos que se generan en velocidad (obvio considerando el diseño), pese a que la cabina está en general muy bien insonorizada.

 

Ford Bronco Sport Wildtrack: conclusiones

El nuevo Ford Bronco Sport es de esos modelos que parecen perfectos, tanto en el proyecto inicial como en la ejecución. Es rompedor de esquemas, es atrevido en su diseño, en funcional en su uso, es equipado y seguro, y además divierte mucho en su manejo. 

Es completo en ese sentido, y si le buscamos quejas, la primera es que no es tan grande como para llevar a tres adultos en las plazas traseras, la segunda es que el consumo de combustible es alto, y tercero es que la dinámica en carreteras reviradas no es la mejor. Pero son detalles frente a la funcionalidad que ofrece en el día a día y, sobre todo, fuera de ruta. 

Ahora, es un modelo caro. Cuesta casi 30 millones de pesos y por ese precio hay SUV más grandes que este. Lo bueno es que no es caro sólo por nombre. Ford lo dota de un tremendo equipamiento, además de un poderoso motor, que sin duda justifican mucho ese valor. Y la personalidad, por supuesto.

Puedes ver las experiencias en la conducción off-road en nuestro video.

Test drive Ford Bronco Sport 2021

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas