Vende tu auto
Test drive

Test Drive DFSK D1 2024, una nueva Navara china, con look off-road y caja ZF

DFSK entra al segmento de las camionetas de una tonelada con la D1, una versión mejorada de la DF6 que vende Dongfeng, ambas basadas en el chasis de la Nissan NP300/Navara. Con nuevo tren motriz y look, no convence mucho ante otras del origen.

Test Drive DFSK D1 2024, una nueva Navara china, con look off-road y caja ZF

El mercado de las camionetas de una tonelada suma a una nueva pero no tan nueva participante. Hablamos de la DFSK D1, la cual es la primera camioneta de DFSK en Chile, sin embargo, está lejos de ser un modelo completamente nuevo, lo cual tiene cosas buenas y cosas no tan buenas.

Chile debe ser de los pocos mercados donde se venden (y se vendieron) casi todas las iteraciones de la Nissan NP300/Navara/Frontier. Este modelo, denominado D23, se estrenó el 2014 a nivel global y se fabrica en muchas partes del mundo. Su principal característica está en su suspensión trasera independiente. Luego de la NP300, llegó su primera hermana, la Renault Alaskan, seguida rápidamente de una versión low-cost fabricada en China por los socios de Nissan, Dongfeng: la Rich 6 (DF6 en Chile). Después, llegó Mercedes-Benz con el fallido pero aun así muy interesante proyecto de la Clase X.

Y mientras en Chile aún no se lanza la Rich 7, hay dos variantes extra de la Rich 6 de Dongfeng, como es la versión eléctrica que vende Voltera y este "facelift" de la Rich 6 que estrena DFSK y que tiene algunas marcadas diferencias con la que venden sus socios representados por CIDEF.

DFSK D1 2024: dimensiones y diseño

  • Largo: 5.290 mm
  • Ancho: 1.850 mm
  • Alto: 1.810 mm
  • Entre ejes: 3.150 mm
  • Pick-Up:
    • 1.510 x 1.562 x 475 mm 
    • 790 kilos de capacidad
  • Despeje minimo: 207 mm

De diseño, la genética Nissan es total y no hay mucho que la esconda. Claro que esta D1 tiene algunas cosas que la Nissan, la Renault y la DF6 no tiene, como son los pasos de rueda ensanchados y una imponente máscara plástica frontal, lo que le ayuda a lograr un estilo más off-road y más llamativo.

Como se trata de la versión tope de línea, hay algunos accesorios extra que se agradecen. Entre ellos encontramos las barras en el techo y los ganchos en el pick-up. Las pisaderas laterales vienen desde la versión intermedia, al igual que las llantas bitono de 16". En ese sentido, creo que el look le ayuda a ganar en un segmento donde todas las camionetas buscan ofrecer algo de valor extra. Aquí está "la pinta", en especial para quienes buscan una camioneta más de ocio y de uso diario que una para trabajar.

Considerando lo anterior, la capacidad de carga no es mucha, pero está dentro de lo esperable con respecto a las camionetas de origen chino que son más accesibles. Si quieres una D1 para trabajar y cargarla todos los días y a tope, mejor buscar otra alternativa, pero 790 kilos está sobradísimo para alguien que quiera llevar motos, bicicletas, salir de vacaciones y cargar lo típico.

DFSK D1 2024: interior

Por dentro, es exactamente igual a la Dongfeng DF6, pero más equipada. Su diseño es contemporáneo, simple, pero menos utilitario de lo que verás en otras camionetas, aunque siendo sinceros, hoy casi no quedan muchas camionetas con habitáculos austeros. No encontrarás nada llamativo, pero tampoco sentirás que vas en un vehículo comercial. De hecho lucen muy bien los aireadores redondos y los detalles símil costura en el tablero (no son reales, es plástico moldeado). Lo más "elegante" quizás son las aplicaciones de ecocuero en las puertas. La calidad eso si está al debe: el botón de encendido ya estaba "pelado" y la palanca de cambios estaba algo suelta.

La posición al volante es heredada de la Navara, más de auto y de SUV que de camioneta, porque uno va con las piernas más estiradas. Esto hace que uno vaya más descansado.

La ergonomía también es correcta, pero no me gustó que el computador a bordo sea operado por dos "pitutos" viejos incrustados en el clúster, porque obliga a meter las manos hasta adentro y hoy todos los autos permiten operar el computador a bordo desde el volante. Esto es importante porque uno siempre va monitoreando cosas, como el consumo, la presión de los neumáticos y así. Los relojes son sencillos pero legibles, sin embargo hay un serio problema con el medidor de combustible, el cual está incorporado en la pantalla del sistema multimedia, el cual es por lejos el más impreciso que he visto en muchísimo tiempo. Durante una semana de prueba, los bloques subían, bajaban y yo no sabía si me quedaba 1/3, 1/4 o 1/8 de estanque.

El sistema multimedia, aunque es aftermarket, es bueno porque tiene soporte para Apple CarPlay y Android Auto. Además, está basada en Android (como un tablet) por lo que si eres bueno con la tecnología, podrás sacarle más partido a sus funciones. La pantalla de 10" es grande y legible, lo que permite ver la cámara de retroceso con comodidad.

Abajo del climatizador encontramos botones para los modos de manejo y el selector electrónico de tracción, de fácil uso.

Las plazas traseras tienen espacio, pero la postura del cojín hace que uno vaya algo replegado. Se echa de menos aireadores y algún puerto USB de carga.

En resumen, tiene equipamiento suficiente, con luces LED DRL, vidrios y espejos eléctricos, aire acondicionado, seis parlantes, conectividad y más, aunque uno podría esperar alguna cosa más, como control crucero o los detalles ya mencionados en las plazas traseras.

DFSK D1 2024: seguridad

Aquí es donde tenemos las observaciones más duras. Lo primero, solo hay dos airbags disponibles; segundo, solo cuatro cinturones de tres puntas y tercero, no hay ISOFIX.

¿En qué se traduce esto? En que no podemos recomendar esta camioneta para uso familiar, por la ausencia de airbags de cortina y porque sin ISOFIX se hace más insegura la instalación de sillas para niños.

Esto es grave e instamos a la marca a que revise la configuración de esta camioneta durante el año. El resto del equipamiento incluye:

  • Frenos de disco delanteros
  • ABS con EBD y asistencia hidráulica
  • Control de tracción
  • Control dinámico vehicular
  • Asistente de partida en pendiente
  • TPMS
  • Sensor de retroceso

DFSK D1 2024: motor y manejo

Al contrario de la Dongfeng DF6, esta D1 viene impulsada por un motor M9T que conoceremos de la generación vigente de la Nissan Navara. Es un 2.3 Turbodiésel homologado para Euro 6c, con 161 Hp y 380 Nm de torque. Tiene regeneración automática del DPF e inyección de urea.

Hay versiones con tracción simple o tracción 4WD con selector electrónico, además de caja manual de seis velocidades o automática de 8 proporcionada por ZF, la cual es por lejos el mejor atributo que tiene esta camioneta. Es una transmisión diligente, rápida e inteligente, que al tener más cambios y más cortos, se acomoda sola y con naturalidad al ritmo de manejo. Además, el tener varios pasos, hace que el motor vaya más descansado (al menos en 500 rpm menos de lo esperable) y tenga siempre reserva de fuerza, sin contar que el motor trabaja más suave.

De andar, la plataforma D23 le da varias ventajas, pero a recordar que esta es una versión low-cost. Tiene frenos de tambor, tiene ballestas y aunque el cajón trasero no flota tanto cuando va vacía (algo que ya casi todas las camionetas tienen resuelto) por supuesto que con algo de peso atrás, la cosa puede mejorar y aportar en temas de confort y estabilidad.

Algo que si o si debería mejorarse es la insonorización. El motor se percibe muy ruidoso para los estándares actuales.

Los neumáticos son otro punto bajo. Al probarlos en barro, se empastaron rápidamente y aunque la camioneta sale airosa por su tracción, con mejores neumáticos tendría menos deslizamiento y sería más simple circular por rutas más blandas.

La dirección tiene asistencia eléctrica y se nota, porque cuesta mucho leer lo que hace el tren delantero. Tiene una sensación imprecisa y muy aislada.

Los consumos de la versión AT son de 10,4 km/l en ciudad y 14,1 en carretera para un mixto de 12,5 km/l. Son similares a las cifras que logré obtener, con la ayuda del modo Eco, por supuesto. En modo Normal, la camioneta anda más alegre y algo más despierta, pero cuesta más acercarse a las cifras mencionadas, con márgenes de 2 a 3 km/l.

DFSK D1 2024: resumen

Con precios que van entre los $16.490.000 (+ IVA) hasta los $19.390.000 (+ IVA) que cuesta esta versión, me quedo con una sensación de que esta camioneta tiene mucho margen para mejorar. Es mucho mejor que la Dongfeng DF6 y la plataforma la pone por sobre algunas de las JAC de entrada o las JMC más antiguas, pero si puedes gastar unos millones más y subirte a algo de Maxus, Great Wall, Changan o incluso alguna camioneta usada de Ssangyong, Nissan, Mitsubishi o Toyota, lo vas a agradecer mucho.

Primero por las faltas en estándar de seguridad y segundo porque al chasis aún le falta camino en temas de dirección y suspensión. El motor es bueno, la transmisión es muy buena, tiene el look, la plataforma y la conectividad, pero considerando que la base es de Nissan, creo que se puede lograr un mejor producto, más silencioso, de andar más cómodo, con un interior mejor armado y actualizaciones que la acerquen más a otros fabricantes.

DFSK D1 2024 - una nueva Navara china, con look off-road y caja ZF (Test Drive)

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas