Toyota apuesta por Brasil para renovar el Corolla
20-03-2018 Lanzamientos

Toyota apuesta por Brasil para renovar el Corolla

La marca lanza una actualización del modelo más vendido de la historia, con nuevo diseño y más equipamiento.

Del Toyota Corolla se ha escrito mucho desde su lanzamiento en 1966, cuando arribó a los mercados mundiales dispuesto a revolucionar la idea que se tenía de los autos medio siglo atrás. Y vaya si lo hizo bien, ya que desde entonces se han comercializado más de 45 millones de unidades de sus 11 generaciones y en más de 150 países del orbe, siendo el auto más exitoso de la historia.

A mediados de 2013 se presentó su undécima generación, que además de plataforma nueva hizo debutar un lenguaje de diseño más agresivo denominado “Iconic Dynamism”. Esta generación arribó a Chile en 2014 desde Estados Unidos, y se actualizó a fines de 2016 coincidiendo con la celebración del cincuentenario del modelo.

Hoy, Toyota lanza en Chile un nuevo Corolla, que si bien tiene bastantes diferencias con su antecesor, no significa que sea realmente nuevo. Se ofrecerá en cinco versiones con precios entre $11.690.000 y $14.690.000, sin considerar las bonificaciones de marca y financiamiento, que pueden alcanzar los $1,4 millones de pesos (se ofrece desde $10.290.000).

El nuevo Corolla

Lo primero es que ahora llega desde Brasil y no de Estados Unidos. Y esto significa que en lugar de utilizar la nueva plataforma que debutara en 2013, se construye sobre la versión anterior que ya tiene algunos años a cuesta. Sigue siendo la undécima generación del modelo, pero con matices.

Por esto mismo, el Corolla reduce su tamaño general de 4.650 a 4.620 mm de largo, y su altura de 1.475 a 1.460 mm. Lo que crece es el tamaño de su maletero, que sube desde 370 a 470 litros, en las versiones más altas (440 las de entrada XLI).

Lo segundo es el nuevo diseño, menos agresivo que el restyling de 2016, más cercano al estilo histórico del Toyota Corolla, que siempre ha sido un auto de líneas conservadoras. Partiendo por la silueta, que vuelve a marcar gráficamente los tres cuerpos, mientras que el anterior Corolla ofrecía una caída del techo más suave y deportiva.

En el frontal, aunque mantiene la trompa afilada con el logo como punta de lanza, los grupos ópticos, el parachoques y las tomas de aire son totalmente diferentes, dando la sensación de un auto más señorial. Se eliminan las nervaduras marcadas en las puertas y se rediseñan las llantas, y en la zaga se modifica todo: focos, parachoques, portalón y molduras decorativas.

El diseño del habitáculo es bastante similar en sus líneas maestras, incluyendo el diseño del volante, tablero y salidas de aire. En este caso se incorpora de serie una gran pantalla táctil de 8 pulgadas que pasa a dominar el panel central.

También cambia la materialidad, mejor la anterior que ésta, aunque no hay grandes diferencias en lo que a terminaciones se refiere.

En cuanto a mecánica, se mantiene con el conocido bloque 1.8 Dual VVTi de cuatro cilindros que ya lo exhibiera el Corolla anterior, y que ahora eroga 140 caballos de fuerza (2 más que antes) y 173 Nm de par, y que puede asociarse a una caja mecánica de seis velocidades o una automática CVT de siete relaciones.

Toyota indica que con este tren motriz, el Corolla rinde 10,7 km/litro en ciclo urbano, 14,2 km/litro en ciclo mixto (14,4 km/l con la caja CVT) y puede dar hasta 17,9 km/litro en carretera.

Las versiones

Como dijimos antes, el Corolla se venderá en cinco versiones diferenciadas por caja y acabados, y con tres paquetes de equipamiento: XLI, XEI y SEG. Toyota destaca su alto nivel de conectividad y seguridad de serie, recordando que el Corolla recibió las cinco estrellas en las pruebas de choque de LatinNCAP.

El primero estará disponible con caja mecánica y automática ($11.690.000 y $12.090.000), y ofrece de serie llantas de 16 pulgadas, neblineros traseros, vidrios y espejos eléctricos, cierre centralizado, luces diurnas, aire acondicionado y volante multifunción.

En materia de seguridad ofrece siete airbags (frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor), anclajes isofix, frenos de disco con ABS y EBD, y cámara de retroceso.

En cuanto a la conectividad, el sistema de infoentretenimiento está soportado en una pantalla de 8” con bluetooth, conectividad a Apple CarPlay y Android Auto, puerto USB y navegador satelital.

Las versiones XEI, también con ambas opciones de caja ($12.790.000 y $13.190.000) añaden a lo anterior neblineros delanteros, faros delanteros LED con regulación automática de altura, sensor de luces, climatizador automático, volante de cuero y espejo antiencandilamiento, entre lo principal.

La variante SEG, finalmente, solo se ofrecerá con la caja CVT ($14.690.000) y añade a lo anterior llantas de 17”, espejos abatibles automáticos, sensor de lluvia, climatizador bizona, tapiz de cuero, asiento del conductor con regulación eléctrica, llave inteligente con botón de encendido, control crucero, paddle shift y modo sport.

Con el nuevo Corolla, Toyota apunta directamente a los dos modelos más vendidos del segmento, el Mazda 3 sedán y el Kia Cerato, ambos con el 15% del segmento. La marca aspira a subir de 140 a 170 unidades mensuales para equiparar a los dos modelos mencionados.

 

Galería Toyota Corolla 2018

Toyota Corolla restyling

1 de 24

¿Qué opinas? Cuéntanos