Lanzamientos

Porsche Cayenne Coupé 2020 en Chile: la figura que les faltaba

La variante más estilizada del SUV mediano de Porsche llega con tres motores, incluyendo el bestial Cayenne Turbo que baja de los 4 segundos su 0 a 100 km/l.

Porsche Cayenne Coupé 2020 en Chile: la figura que les faltaba

El tercer lanzamiento de Porsche en lo que va del 2019 corresponde a un modelo nuevo en su gama, un SUV que se aloja en una subcategoría a la que esta marca no había entrado todavía pero a la que sus pares alemanes sí, y con una buena cuota de éxito. Hablamos de la Porsche Cayenne Coupé, el mismo utilitario más grande de la familia, pero con un rediseño en torno a su habitáculo para transformarla en un SUV tipo coupé.

Antes de entrar en detalles sobre el modelo, vale la pena ilustrar la escena a la que llega este Cayenne Coupé a Chile, ya que, contrario a la realidad económica internacional, local y del mercado automotriz que va a la baja con un 12%, este año ha sido particularmente nutritivo para Porsche, anotando un 11% azul en el primer semestre de 2019. Esto, en todo caso, no es azar ni casuística, sino que se conecta directamente con el lanzamiento del Macan en marzo y la llegada del 911 (992) luego en abril.

Ahora sí, el Cayenne Coupé, un SUV que obedece la reciente moda de las siluetas tipo coupé que ha afectado principalmente a ese segmento a varios sedanes. En este caso la influencia no es de cualquier coupé, sino que nada menos que del 911, modelo del que hereda el conjunto compuesto por la caída del techo, las líneas del pilar D y la disposición de los focos. Esta idea ya la vemos venir Alemania desde 2008, primero con la BMW X6 y luego con la Mercedes-Benz GLE y GLC Coupé, aunque este último no compite con el Cayenne.

Agazapado y con más cuerpo

Así se podría resumir la estética del Cayenne Coupé con el modelo frente a los ojos. Ojalá en persona, en todo caso, pues incluso las imágenes del lanzamiento mundial no le hacen justicia a las formas que Porsche ha logrado en esta oportunidad. Ciertamente se nota más armónico como un todo en comparación con un X6 y luce más atlético que su par en Mercedes-Benz.

¿Y en relación con un Cayenne normal? Bueno, ahí está el tema. La caída del techo de los coupés hace que no sean precisamente los más cómodos en los asientos traseros debido a un techo muy bajo en esa zona del auto. Como es previsible, cuando los coupés dejaron de ser solamente autos de dos puertas y mutaron en forma sedánes y SUVs, este problema también fue exportado, aunque no a Cayenne Coupé.

El porqué de esta excepción se fundamenta en que, si bien su techo es dos centímetros más bajo que el del Cayenne estándar y la cola -como corresponde en un coupé- baja más pronunciadamente, los asientos traseros van 3 centímetros más bajos para asegurar el debido espacio para las cabezas de sus ocupantes.

Además de ser una solución práctica, este SUV gana una presencia mucho más atlética, su reducción de estatura se nota para bien, además de que la relación entre el ancho y el alto también mejora debido a que el Coupé es 1,8 centímetros más ancho que el Cayenne a secas, específicamente en el tren trasero. Por lo mismo da el efecto de tener unos "hombros" más marcados y estar algo agachado.

Adelante el parachoques varía en lo más mínimo, básicamente el color de un par de molduras en la versión Turbo, mas las otras versiones se mantienen idénticas por delante. No así es desde atrás, pues acá es donde todos los cambios se unen.

La caída del techo es claramente visible, la placa patente baja hasta el parachoques y el portalón gana un alerón, mientras que un segundo spoiler se ubica al final del techo, más alargado que en el Cayenne regular. El primer alerón mencionado tiene la particularidad de ser móvil, pues sobre 90 km/h se levanta automáticamente y extiende su efecto en 135 milímetros, al igual que cuando se selecciona el modo Sport Plus.

En el interior los cambios son mucho menores, lo que no está nada de mal. ¿Por qué? Bueno, porque el interior de Cayenne está muy a la altura del segmento y al día con los días que corren. La integración tecnológica se puede sintetizar en dos puntos: primero, un completo y muy limpio sistema de infoentretenimiento con una pantalla táctil de 12.3", aunque como pasa hace un tiempo ya con Porsche, se echa de menos la compatibilidad con Android Auto.

El segundo punto es la particular disposición de todos los "botones". La generación anterior de Cayenne tenía una gran cantidad de botones aglutinados en el túnel central y en la consola que podía abrumar a algunos, pero esta generación simplificó ese asunto y además reinventó los botónes en unas placas digitales con sensitividad táctil y retroalimentación háptica cuando se pulsan los botones. De nuevo, todo muy limpio, muy Porsche.

Y esa temática sigue en cuanto a la materialidad. Incluso sin contar con la opción del tapiz de cuero extendido al salpicadero y las puertas, los plásticos usados son impecable tacto y a la vista. Y los asientos, bueno, son parte de lso cambios. Las opciones son las mismas que en el otro Cayenne: asientos eléctricos con memoria ajustables en 8, 14 ó 18 direcciones, pero en este caso los asientos de serie tienen el apoyacabezas integrado, emulando una butaca de competición.

Además, como dijimos un poco más arriba, los asientos traseros bajaron 3 centímetros y de serie en este SUV coupé vienen en formato individual. No te preocupes, opcionalmente y sin cargo alguno puedes pedir la banqueta de tres asientos también. El maletero también se ve afectado, aunque no tanto para ser un SUV tipo coupé, pues de los 625 litros del Cayenne normal sólo pierde 25, contraste que muchos ni siquiera notarán.

Opcionalmente también está disponible un techo de fibra de carbono que es 21 kilos más liviano que el techo de vidrio de serie, que abarca una superficie de 2,16 metros cuadrados.

Tres corazones y más en camino

En términos mecánicos hablamos de los mismos que se encuentran en el otro Cayenne. Parte con el Cayenne (a secas) que lleva un motor de V6 turbo de 3 litros de cilindrada que dispone 340 Hp, 450 Nm de torque y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6 segundos.

El Cayenne S usa también un V6, pero en este caso biturbo con 2.9 litros de capacidad. Produce 440 Hp y 550 Nm para lograr los 100 km/h desde 0 en sólo 5 segundos. Estos dos modelos pueden reducir en una décima su tiempo de aceleración si equipan y usan el launch control del paquete Sport Chrono.

El tercero es la bestia del grupo, la Cayenne Turbo. Bajo el capot se trata con un V8 bitrubo de 3.996 centímetros cúbicos que entregan 550 Hp y 770 Nm. El sprint desde parado hasta los 100 k/h se reduce por debajo de los 4 segundos, de hecho, son 3.9 segundos (el paquete Sport Chrono viene de serie en este modelo). Si se sigue acelerando se podría llegar hasta 286 km/h, según declara Porsche.

La transmisión equipada en todos los Cayenne, Coupé o no, es la Tiptronic S de 8 velocidades que lleva la potencia hacia las 4 ruedas.

De serie todos los Cayenne cuentan con los controles de tracción y de estabilidad propios de Porsche (PTM y PSM), un sistema de asistencia de dirección avanzado (Porsche Steering Plus) y la suspensión Porsche Active Suspension Management (PASM). Estándar para la versión Turbo son la suspensión de aire adaptativa y los frenos de carbono-tungsteno con cálipes blancos de 10 pistones adelante (sí, 10) y 4 atrás. "¿Blancos? ¡Pero se van a ensuciar!" Sí, pero muy poco, porque esos frenos reducen el polvillo de frenos en un 90% y duran un 30% más que los frenos carnonocerámicos PCCB.

Ya como opcionales para las ambiciones de quien configure su propio Cayenne a gusto están los mismos frenos PCCB, el Porsche Dinamic Chassis Control (PDCC), el Porsche Torque Vectoring Control Plus (PTV Plus) y el eje trasero direccional. Lógicamente en otros aspectos del auto la personalización puede seguir en gran profundidad.

Las posibilidades incluso se ampliarán más en un tiempo cuando las versiones tanto Cayenna E-Hybrid como Cayenne Turbo S E-Hybrid aterricen en Chile para electrificar la gama.

Las cifras duras

Como comentamos, Porsche celebra llevar un muy buen año, por lo que sus proyecciones de ventas para lo que resta del año son 45 unidades de esta Cayenne. Ya para el próximo año se proyecta que el Coupé abarque el 45% de las ventas del Cayenne.

Los precios en los que parte en concreto cada versión son USD$ 97.000 para Cayenne Coupé, USD$134.900 para el Cayenne S Coupé y USD$186.900 para hacerse con el Cayenne Turbo Coupé.

Joaquín Navarro recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos