Novedades

Mitsubishi L200 recibe lapidarios comentarios tras evaluación en seguridad de Latin NCAP

Desde la institución se respalda la gravedad de comercializar versiones base sin elementos de seguridad.

Mitsubishi L200 recibe lapidarios comentarios tras evaluación en seguridad de Latin NCAP

Graves son las declaraciones que llegan desde Latin NCAP tras la reciente prueba de impacto realizada a la camioneta Mitsubishi L200 2019, que como sabemos, es el vehículo motorizado más vendido de Chile.

La declaración hace un claro énfasis en lo insólito que es que exista una versión (en el caso de Chile, la versión Work CR 4x2) sin ningún tipo de medidas de seguridad, más que frenos ABS y anclajes ISOFIX, un hecho que pusimos en evidencia durante el lanzamiento de la nueva L200 en abril de este año, en marcado contraste con las versiones full (Dakar HP 4x4), las cuales no solo llevan siete airbags, sino que también una sofisticada suite de elementos tales como frenado automático con detección de peatones y autos, radar de punto ciego, alerta de tráfico cruzado y mitigación por aceleración errónea.

Lo que se dijo

Alejandro Furas, Secretario General de Latin NCAP:

“El resultado pésimo del L200 de un fabricante de automóviles japonés líder como Mitsubishi, es una gran decepción para los consumidores de América Latina y el Caribe. El resultado expone la ética del fabricante en todos sus términos. El L200 en mercados como Europa ofrece 7 bolsas de aire como equipamiento estándar y ESC entre otras características de seguridad “.

Ricardo Morales, presidente de la Comisión Directiva de Latin NCAP:

“El resultado de Mitsubishi L200 muestra cómo la información independiente y clara al consumidor es extremadamente necesaria en la región. Al informar al consumidor, se mejoran voluntariamente los niveles de seguridad de los vehículos, sin fricciones políticas innecesarias y de manera mucho más rápida y eficaz. Desde Latin NCAP hacemos un llamado a todos los gobiernos de América Latina y el Caribe a que incentiven y promuevan la información a los consumidores, siguiendo las recomendaciones de las Naciones Unidas en referencia a los Programas NCAPs."

La evaluación

La Mitsubishi L200, fabricada en Tailandia para Chile, y Brasil para otros mercados de la región, logró cero estrellas para Protección de Ocupante Adulto y dos estrellas para Protección de Ocupante Infantil. Se sabe, que Latin NCAP, en un afán de "nivelar hacia arriba", mide la seguridad de los autos a partir del modelo base. En este caso, es la versión Work CR 4x2, avaluada en Chile a $13.990.000 (+ IVA) como precio de lista. Incluso antes de someterse a una prueba de impacto, el hecho de no tener ciertos elementos de seguridad (sin airbags, sistema de aviso de uso del cinturón de seguridad y sin ESP) rápidamente le hace comenzar la prueba con menos puntos.

Directamente desde la evaluación, se lee:

"El modelo obtuvo cero estrellas para la Protección de Ocupante Adulto debido a la alta probabilidad de lesiones de riesgo de vida en un choque a solo 64 km/h. La camioneta L200 mostró una estructura inestable y también inestabilidad en el área de los pies. Siguiendo la recomendación del fabricante del automóvil, los Sistemas de Retención Infantil (SRI) se instalaron utilizando los cinturones de seguridad, en lugar de recomendar el SRI con anclajes ISOFIX disponibles en el automóvil como estándar. El SRI para el dummy de tres años ofreció protección baja. El L200 cuenta con una versión con cinturones pélvicos (dos puntas) en la posición del asiento central trasero aún en 2019. Teniendo en cuenta todos los modelos evaluados por Latin NCAP de Mitsubishi, es claro concluir que la Protección del Ocupante Infantil no parece ser una prioridad para este fabricante."

Derecho a réplica

Mitsubishi se comprometió ante Latin NCAP a mejorar el equipamiento básico estándar del L200 en toda América Latina en producción a partir de febrero de 2020, llegando al mercado no antes de abril 2020, incluyendo doble Airbag y cinturones de seguridad para el conductor y el pasajero con pretensores y limitadores de carga. Aunque esta promesa viene con trampa, puesto que a la marca solo le bastaría con dejar de comercializar la versión base y comenzar la gama desde los modelos Katana.

Y tal como dice Latin NCAP, aun no es suficiente, ya que todavía carecerá de algo tan importante como el ESP, protección lateral para la cabeza y Protección para Peatones. Todos estos ítems serán necesarios para obtener más de dos estrellas en el nuevo protocolo de Latin NCAP, que entra en vigencia a finales de 2019. Latin NCAP deberá evaluar la efectividad del equipamiento actualizado tan pronto como estén disponibles en el mercado.

El punto

Se sabe que muchas marcas, utilizan en su gama un modelo base como "gancho" y que, por su posicionamiento, prácticamente nunca se vende (porque es poco conveniente al lado de las versiones un poco más equipadas), pero que sin embargo aún existen en el mercado, validando la irresponsabilidad de no contar con los estándares de seguridad mínimos para un vehículo moderno.

Lo segundo, es el relajo que hay en la fijación de leyes que exijan mayor seguridad en los autos, especialmente en el caso de los vehículos considerados comerciales, algo que detallamos en esta nota. No se puede permitir que una marca de autos "se lave las manos" quedándose conforme con cumplir lo que dice la ley, si la misma es laxa o con la excusa que al final "el cliente elige". Por fortuna, ya fue aprobada la ley que obligara la incorporación ESP en Chile, desde el 2021, pero no sabemos si esto también se traspasará a los vehículos comerciales, usualmente los que resienten más este item.

Hay otra cosa que nos parece delicada y que es importante acotar. Latin NCAP menciona que, al adquirir la unidad para la prueba con un comprador anónimo, el vendedor argumentó que "no se necesitan bolsas de aire ya que la estructura es robusta" lo cual nos parece una falencia grave en materias de capacitación por parte de la marca. Puede que hoy en día, las estructuras de cabina indeformables, sean mucho más competentes que las de hace décadas, pero el punto es que existiendo tantas tecnologías de seguridad y tantos avances para garantizar un estándar cada vez más alto de seguridad, haya aun justificaciones para no tenerlas.

Esperemos que Mitsubishi, que tiene una gran camioneta en sus manos, no arruine su reputación y tome las medidas del caso, tal como le pasó a Nissan tras el escándalo del Kicks sin ESP o de Murano, que decantó en que la marca comenzara a poner énfasis en seguridad para todos sus modelos (como el caso del nuevo Versa)

Mitsubishi L200 - No Airbags

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos