Novedades

MG ZS, las claves de su éxito en Chile entre los SUV

El modelo de Morris Garages es hoy el SUV más vendido del país. ¿Cuáles son sus puntos fuertes?

MG ZS, las claves de su éxito en Chile entre los SUV

A título personal, cuando el MG ZS debutó en Chile a principios del 2018 y pude probarlo, me pareció un muy interesante producto y que estaba marcando una diferencia versus otros modelos del origen. Pero en ese momento, no vi más allá del producto o de lo que podía funcionar como un todo y aunque creí que le iba a ir bien, jamás pensé que iba a terminar siendo el SUV más vendido de Chile y en una de las marcas más protagonistas en ventas.

Así que, considerando que ha sido un año difícil y que el MG ZS se las ha arreglado para colocar 3.805 unidades en nuestras calles a septiembre, me puse nuevamente al volante de un MG ZS y revisitar un poco sus puntos más fuertes.

Diseño elegante

Tras la llegada del ZS, también comenzamos a ver como la imagen de MG se solidificaba en el país, principalmente porque el MG ZS no estaba solo al alero de un representante comercial, sino que el mismo grupo SAIC había decidido poner sus oficinas en Chile. Esto le dio un impulso fuerte a la imagen de marca. Pero además se pudo capitalizar en el nuevo lenguaje de diseño que el ZS nos mostraba, el mismo que marcaría la pauta para el MG6 y el posterior facelift del MG3. 

Y claro, aunque el MG ZS está lejos de ser el auto más moderno o vanguardista del segmento, tiene un diseño elegante, bien proporcionado y de buen gusto. 

Mucho se criticó en un inicio su parrilla frontal, con reminiscencias de Mazda. Sin embargo, al ver como el concepto de diseño va integrándose y desarrollándose hacia la zaga, encontramos que el ZS tiene un estilo muy propio y reconocible, incluyendo su gran logo en el frente, sus focos con la firma lumínica "London Eye", sus pasos de rueda suavemente marcados, la linea ascendente de las ventanas, las "caderas anchas" en la parte trasera y su portalón, limpio y elegante, con focos LED.

Creo que es precisamente lo poco sobreactuado del diseño, lo que le ayuda a ser un auto de aceptación tan transversal. Es elegante sin ser anónimo y con sutiles notas más deportivas, mirando más hacia un lenguaje de diseño europeo que asiático.

Calidad y consistencia

Salvo algunas contadas excepciones, nos encontramos con autos bajo los 12 millones de pesos que te intercalan propuestas muy llamativas, matizado con materiales muy pobres o con una sensación muy económica de armado y percepción. Y sabemos que todas las marcas están tratando de conquistar a sus clientes a como dé lugar, aunque sea aparentando algo que no son.

Sin embargo, MG se las ha ingeniado para entregar una calidad percibida relativamente pareja entre sus materiales y con detalles que hablan de una preocupación extra en su fabricación. La zona alta de la consola cuenta con polímeros blandos y costuras visibles. También vemos algunos acabados texturadas con un símil fibra de carbono, que sabemos no es legítimo, pero no le queda mal al conjunto y no es tan excesivo. Incluso las aplicaciones en color piano black que en varios modelos se ha transformado en un cliché de pésimo gusto, en el MG ZS solo se remiten a ser acentos en el marco del sistema multimedia o en los aireadores, lo cual nos parece muy bien. Y el resto de los plásticos duros, lucen muy bien armados. 

Lo mismo podemos decir de las puertas, donde nos encontramos con distintas texturas o aplicaciones bien integradas al diseño del auto, considerando que, en este segmento, las puertas terminan siendo fabricadas en un solo panel plástico y con algunos acolchados menores.

Y finalmente, un detalle que habla mucho de la calidad general de un auto, como son las tipografías utilizadas, las interfaces gráficas y los botones, los cuales lucen modernos, bien diseñados y no genéricos. Es esa coherencia en diseño y calidad la que ayuda a que el MG ZS inspire confianza.

Pero la calidad no solo la encontramos puertas adentro, sino que se percibe en movimiento. Aunque el ZS por sus llantas de 17" ofrece un tacto más firme que el de sus rivales, al conducirlo demuestra una puesta a punto mucho más madura que la de otros modelos del origen. Entrega más aplomo y seguridad, más agarre y una dirección menos vaga, como si fuésemos en un auto más grande y de mayor calidad. No se sacude mucho, no transmite tantas imperfecciones a la cabina y además está bien insonorizado.

Habitabilidad

Con 4,31 metros de largo y 2,58 metros entre ejes, el MG ZS ofrece un generoso tamaño para su segmento. Esto se percibe de manera muy positiva en las plazas traseras, las cuales tienen algunos interesantes detalles.

  • Como los asientos delanteros son un poco más altos y los traseros algo más bajos, permite que podamos deslizar cómodamente nuestros pies.
  • Incluso en las versiones que tienen techo panorámico, hay buen espacio para personas altas.
  • Si bien no tiene apoyabrazos trasero, esto hace que la plaza central sea más cómoda. Y como el túnel central no es tan prominente, aun puedes poner tus pies en el centro sin que sea molesto. 

Claro que el mejor atributo es su maletero, el que entrega unos generosos 448 litros de capacidad, junto a un suelo de doble fondo. 

Relación precio/equipamiento

El MG ZS se ofrece en cuatro versiones, que técnicamente son dos niveles de equipamiento con opciones de transmisión manual de cinco velocidades o automática de cuatro. La versión más básica, aunque se queda corta de equipamiento, se ofrece con bonos y descuentos a un valor muy atractivo, por debajo de los 9 millones de pesos. 

Sin embargo, es en las versiones intermedias y tope de linea, donde el MG ZS hace valer mucho más su relación precio/equipamiento. Es interesante el hecho de que MG haya incorporado un sistema ABS con asistente de frenado en curvas o un sistema ESP con funciones secundarias, como el secado de discos o un programa dinámico, así como control de tracción.

Según la versión puedes encontrar un sistema multimedia con Apple CarPlay (aun escaso en autos de origen chino), techo panorámico, sistema de encendido por botón, volante multifunción, tapicería de cuero sintético, climatizador, espejos con defroster, entre otros. La versión tope de linea cuenta con seis airbags; con bonos y descuentos, apenas supera los 11 millones de pesos.

Garantía

El MG ZS cuenta con una garantía bastante extensa, válida por seis años o 120 mil kilómetros, para todo tipo de defecto demostrable que provenga desde la fábrica. Esto es un detalle que tranquiliza a muchos clientes, en especial a quienes siguen temerosos ante la compra de su primer auto chino, culpa de los prejuicios.

Hace bastante ya que MG se puede considerar una marca muy madura en ese sentido. No por nada son unos de los pocos fabricantes chinos que comercializan exitosamente sus autos en Europa.

Lo mejorable

Como todo en la vida, hay cosas muy mejorables con el MG ZS y que tienen que ver principalmente con el tiempo que lleva en el mercado. Tiene un motor poco potente (un 1.5 NSE de 114 Hp y 150 Nm), al que le vendría mejor una caja manual de seis velocidades o una caja automática más refinada y con más marchas. También hay algunos detalles del interior o de diseño que comienzan a mostrar su edad, ante una competencia cada vez más audaz.

Por fortuna, MG ya está preparando la llegada del facelift del ZS, el cual será llamado ZX y que renovará algunos puntos estéticos del modelo, pero también agregará seguridad y un motor Turbo de 1.3 litros, más potente. Con esto, la gama quedará más completa y MG tendrá un peldaño entre el ZS y el HS para seguir disputando ventas en el segmento SUV-B.

Pero por ahora, la clave en el MG ZS es la consistencia y la coherencia. Son dos conceptos que reflejan muy bien el éxito que ha tenido este modelo, más allá de los esfuerzos de marketing de la marca. Es un auto elegante, bien armado, de buena calidad percibida y que no sobreactúa ante la competencia. Además, es muy práctico y puedes llevarte un modelo correctamente equipado a un buen precio.

Probamos el MG ZS, el SUV más vendido de Chile

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas