Vende tu auto
Test drive

Test Drive Ford F-150 2021, una evolución inteligente

La decimocuarta generación de la camioneta más vendida en el mundo supo mejorar con inteligencia sus atributos, incluyendo mayor tecnología y muchas funcionalidades prácticas, sin perder sus apreciadas cualidades de espacio, potencia y durabilidad.

Test Drive Ford F-150 2021, una evolución inteligente

En marzo de este año Ford presentó en Chile a la decimocuarta generación de la F-150, finalmente actualizada para ir por las renovadas Silverado y RAM 1500. Y aunque por fuera no refleja mucho los cambios que ha sufrido, estos van mucho en el tenor de la generación anterior, pero llevados al máximo, porque ahora la F-150 es una camioneta muy tecnológica e inteligente; inteligente por su nivel de seguridad y conectividad, pero también inteligente por los simples detalles prácticos que Ford le ha entregado para ser más funcional, al margen de su gran tamaño.

Estos se notan por completo en la versión tope de linea, llamada Platinum. Muchos se quejan de que siempre probamos autos en su versión tope de linea, pero es que es la única manera de probar todo lo que es capaz de hacer la camioneta y en este caso, no es poco.

F-150 2021: dimensiones y diseño

  • Largo: 5.311 mm
  • Ancho: 2.029 mm
  • Alto: 1.907 mm
  • Distancia entre ejes: 3.108 mm
  • Peso: 2.065 kilos
  • Capacidad de carga: entre 745 y 968 kilos
  • Capacidad de remolque: 6.350 kilos

Aquí no hay mucha diferencia y no vale la pena ponerse a hilar fino entre cual es la camioneta más grande de todas, porque para el usuario final, esos milímetros extra no se traducen en absolutamente nada, más que para temas de marketing. Nos queda claro que la F-150 es una camioneta muy grande y que su diseño imponente tampoco ayuda en hacer más fácil su conducción, especialmente en un país como Chile.

Las camionetas full size se diseñaron para países como Estados Unidos, donde hasta un pasaje es tan grande como una avenida. De que puedes meterte a la ciudad, claro que puedes, pero por lo ancha y alta, es innecesario.

Volviendo al diseño, Ford aquí mantuvo un estilo más bien continuista. Tiene pliegues más suavizados, pasos de rueda un poco más definidos y una infinidad de frontales, según la versión que escojas, pero Ford ha tratado de darle algo de dimensión, por ende la parrilla tiene un efecto más "trompudo" gracias a que el marco de esta tiene más relieve. Ojo, que esta parrilla además tiene lamas activas, para mejorar la refrigeración, algo que va acompañado de un deflector activo bajo el parachoques que ayuda en temas aerodinamicos: en una camioneta, cualquier mejora vale para ayudar a cortar el aire.

Los focos son espectaculares y gracias a su diseño, ofrecen un look muy futurista. Hacia la zaga todo es más regular como en la F-150 anterior. Si cambian los espejos, las manillas y los diseños de las llantas: estas son de 20" y cromadas.

Las pisaderas son eléctricas, se guardan solas pero también tienen un botón para accionarlas manualmente, pulsable con el pie.

Yo creo que lo que quiso hacer Ford es darle un look ligeramente más atlético (guardando las proporciones, por favor), en el sentido de que la Silverado y la RAM 1500 lucen algo más musculares, así que si buscas una camioneta más "elegante" en diseño, esa es la F-150.

F-150 2021: interior y equipamiento

Si vienes de una F-150 anterior, encontraras todo prácticamente en el mismo lugar. Aunque claro, el estilo y calidad de esta F-150 es mucho más elegante y fino, creo yo. Si bien tenemos más bordes esculpidos, los materiales son de mejor calidad, incluyendo detalles satinados, tapizados en cuero o con madera gris opaca, con detalles en color naranja, mucho más sobrio que los antiguos acentos de madera brillante o los aireadores con carcasas color aluminio de la generación pasada. Aun así, no hay como ganarle a la RAM 1500 en este sentido, que realmente es muy fina. La Silverado... bueno, es la que se queda más al debe.

Pero es aquí donde comienza todo lo entretenido con la F-150 incluyendo los detalles tecnológicos y prácticos. Hay algunos, que ya son conocidos, como el ajuste eléctrico de los pedales y el volante, o los asientos climatizados y con masaje (y del bueno), así como la calefacción del volante. Y ya que hablo del volante, aquí está el primer cambio negativo de la "efe" porque los botones están todos aglutinados y mezclados, no como en el volante anterior, donde estaba todo más ordenado, así que ojo con lo que aprietas.

  • El cuadro de instrumentos viene en una pantalla digital de 12", pero Ford no lo hizo radicalmente futurista como muchos otros fabricantes, sino que más bien funcional. O sea, no usa el soporte virtual para añadir atractivo al auto, sino que para que sea más fácil elegir que queremos monitorear y eso está excelente para los clientes de esta camioneta. Eso sí, los display para los modos de tracción, esos si son realmente vistosos ya que se ve la camioneta en 3D y con animaciones según el modo utilizado, apoyado también por un tema de color (verde musgo para el off-road, gris para el deportivo y así)
  • El sistema multimedia Sync 4 (también en una pantalla de 12" en los modelos más equipados) opera muy rápido y es tremendamente funcional. Su capacidad de procesamiento es el doble de la plataforma Sync 3 y puede operar a pantalla dividida, cosa que puedas manejar dos funciones simultáneamente. Todo lo que tiene que ver con asistencias de manejo, cámaras en 360 grados (con vista panorámica frontal, supervisión del pick-up y zoom por esquinas) y hasta luces auxiliares para ver el perímetro de la camioneta en la noche, se puede administrar desde esta pantalla. El GPS no venía habilitado (estaba "pegado" en Dubái) pero lleva mapas muy legibles y fáciles de visualizar. La pantalla es algo brillante, así que a tener ojo con los reflejos. Lo que no me gustó mucho es la interfaz de color blanco para el modo día, todo se entiende mejor con la interfaz oscura (azul oscuro) para la noche, además de que brilla menos.
  • El sistema de audio, viene firmado por Bang & Olufsen y tiene 16 parlantes, incluyendo algunos dispuestos en el techo. No es audio de estudio, es más bien HiFi, lo que significa que cualquier archivo de música o estilo que te guste, se va a escuchar espectacular.

Ahora, lo mejor, son los detalles prácticos, cosas que lucen tan sencillas de implementar que cuesta creer que se les hayan ocurrido ahora y que de seguro se las van a copiar.

  • El mejor es el apoyabrazos que se transforma en mesa, donde puedes poner un notebook o un block, o una bandeja de comida. Realmente es super practico y funcional. Esto viene de la mano con la palanca de cambios plegable, otro detalle muy interesante, pero que tiene una historia: los clientes de la F-150 demandaban una palanca de cambios tradicional y no montada en el volante o una perilla. El problema es que la palanca quita espacio, pero se les ocurrió que podían plegarla de manera eléctrica: mejor idea.
  • Sobre la guantera hay un segundo compartimiento de almacenamiento, el cual está "disfrazado" como parte de los acabados de la consola y se abre con un botón que parece una tapa auxiliar. Es muy discreto y perfecto para esconder cosas de lugares más "obvios".
  • Los asientos traseros de la F-150 se pliegan hacia arriba (como los de Honda), lo que permite generar una superficie de carga plana y perfecta para llevar cosas altas de manera más segura. Pero cuando pliegas los asientos en su posición original, ese espacio se perdía un poco. Ford lo aprovecho para generar una práctica cajonera plegable, lo que significa que puedes guardar cosas bajo los asientos (si lo necesitas) y sin que anden bailando en el suelo. Lo mejor: cuando pones los asientos en su lugar, se transforma en un compartimiento seguro, al que le puedes echar llave. Nosotros llevábamos las herramientas del auto y hasta una escoba completa. Tú la puedes usar para cañas de pescar, planos, quitasoles, etc.
  • Las puertas tienen muchos espacios para guardar cosas, especialmente las de atrás. Y el compartimiento central (con llave) es prácticamente una caverna. Esconde dos puertos USB. Delante de la palanca de cambios también hay un espacio, con puertos USB, cargador inalámbrico y un soporte vertical para el teléfono.

De habitabilidad, no vale la pena hablar, se sabe que es una camioneta muy grande y cómoda, incluso en los asientos traseros (salvo el respaldo duro del apoyabrazos) pero si tuviera cuatro cinturones, apuesto a que podrían ir sentados cuatro niños.

F-150 2021: el pick-up

De la generación anterior se hereda la apertura eléctrica, el peldaño retráctil y el bastón de apoyo, funcionalidades que sus rivales han tratado de imitar con otros detalles: Chevrolet le puso unos peldaños ocultos a los parachoques de la Silverado y RAM ofrece en algunos mercados, un portalón con puertas batientes "a lo Toro". 

Sin embargo, Ford fue un poco más allá y le dio al portalón una nueva funcionalidad: ser un mesón de trabajo. Este viene acondicionado con reglas, soportes para lápices, tablets o teléfonos, ganchos de soporte para fijar prensas de madera o para colgar cosas. Técnicamente, puedes transformar tu camioneta en una estación de trabajo.

Los modelos híbridos (que no hay en Chile aun) pueden equipar un generador eléctrico con el que podrías alimentar un taller pequeño, incluyendo herramientas de corte, luces, taladros, etc. Esta F-150 solo se conforma con un enchufe de 400 watts, el mismo que también puedes encontrar en las plazas delanteras y traseras de la camioneta, como para enchufar un notebook o gadgets electrónicos.

El pick-up viene con ganchos removibles y otros, cubiertos por unas tapas de goma. Además tiene iluminación LED y cámara de supervisión. El parachoques también viene con toda la preinstalación lista para remolques.

La rueda de repuesto va debajo del pick-up y es de tamaño completo, pero llama la atención que el neumático es Maxxis, considerando que la F-150 viene con neumáticos Hankook de serie.

F-150 2021: seguridad

Buena parte de los elementos tecnológicos de la F-150 se van al item seguridad. Todas las versiones de la F-150 incluyen seis airbags, controles de tracción y estabilidad, asistente de partida en pendiente, control de balanceo de remolque, sensores y cámara de retroceso, entre otros.

Pero la gran mayoria de las versiones ya equipa algunas asistencias, tales como:

  • Asistente de Pre-Colisión (AEB) con frenado automático de emergencia, detección de peatón y alerta de colisión
  • Asistente de Frenado en Reversa
  • Monitor de punto ciego (BLIS), que desde las versiones Lariat a Platinum también cubre al remolque
  • Sensor de luces altas automático
  • Sistema de mantenimiento de carril con asistencia y alerta al conductor
  • Cámara de retroceso con asistente de enganche automático
  • Sistema de frenado post-colisión

Las versiones Lariat Luxury y Platinum, como mi unidad, equipan el Ford Co-Pilot 360 Assist 2.0, que a lo anterior agrega:

  • Control crucero adaptativo con Stop & Go y Sistema de Mantenimiento de Centrado en Carril
  • Nuevo Asistente de dirección evasiva, que ayuda a evitar una posible colisión
  • Nuevo Asistente de intersección, que utiliza la cámara frontal y los sensores de radar para detectar el tráfico que se aproxima mientras se intenta girar a la izquierda

Todos estos elementos funcionan de excelente manera y son muy simples de administrar desde el sistema Sync 4. El sistema de frenado automático es de los más reactivos que he visto en muchos autos que he podido probar y no tiene problemas en detener la camioneta en seco, con un margen seguro con el auto que va adelante. Las asistencias se agradecen en un vehículo tan grande como este, entregando mayor tranquilidad de operación.

F-150 2021: tren motriz, chasis y manejo

Personalmente, me hubiese gustado probar el nuevo motor diésel Power Stroke, que es la novedad más grande en temas motrices para la gama de la F-150 en Chile. Pero tampoco me puedo quejar del excelente V6 3.5 EcoBoost de Ford, un motor que en un principio, muchos miraron con malos ojos, en especial los puristas de los V8. Los tiempos cambian y a pesar de que Ford sigue ofreciendo el motor de cinco litros, la respuesta del V6 Turbo es fantástica y perfecta para esta camioneta.

Ford ha mejorado la potencia de este motor, el que ahora eroga 400 Hp y 678 Nm de torque. Tiene más par que el motor de cinco litros y se obtiene a más bajas revoluciones, así que no hay por donde perderse. Sin embargo, creo yo que la estrella del tren motriz es la caja automática de 10 velocidades, porque permite modular con asombrosa maestría toda esta potencia, haciendo que la F-150 responda de manera natural y eficiente: no es bruta, no es errática, no es explosiva. Hay autos con cajas de muchos cambios y donde no se percibe tanto el beneficio de una transmisión con muchas marchas, pero en este caso sí y por las mismas razones que los camiones llevan cajas de cambio con muchas marchas.

Otra novedad son los modos de manejo, con más opciones para caminos malos: Normal, ECO, Sport, Tow/Haul, Slippery, Deep Snow/Sand, Mud/Trail y Rock Crawl (FX4). La mayoría de los modos off-road trabajan de la mano con el control de tracción y estabilidad, pero también con la sensibilidad del acelerador y la gestión de transmisión, para poder tener reacciones más delicadas en condiciones adversas. El modo que más probé fue el Mud/Trail, que permite tener un control perfecto de la potencia en caminos muy rotos, pero tampoco atonta mucho el performance de la camioneta. De todos modos, gentileza de la marca, pude ponerle mis manos en el circuito técnico de Laguna Carén para cuando fue su lanzamiento, con resultados bastante notables, que se siguen condiciendo en mi prueba:

  • Nuevamente, la caja de 10 velocidades, le ayuda mucho a enfrentarse con suavidad por terrenos más blandos o rotos.
  • Sorprende el sistema de tracción, considerando que los neumáticos son de calle.
  • La dirección con asistencia adaptativa realmente destaca en manejo off-road, entregando un manejo más simple.
  • Lo único que le pesa a la Platinum es el despeje. Para labores más off-road está el paquete FX4 y por supuesto, la futura Raptor.
  • Los refuerzos en la carrocería de aluminio permiten un manejo libre de torsiones y crujideras parásitas: se percibe muy robusta.

Hay otros cambios en el chasis, como los nuevos frenos, la suspensión y los bujes. Los frenos, por lo que puede probar con los sistemas de asistencia, muerden con mayor decisión, mientras que el trabajo de suspensión con los bujes nuevos aportan a un manejo más suave y con un cajón que parece aplomarse un poco más, considerando que no tiene suspensión independiente.

Los dos puntos bajos de la F-150 están en la dirección y en el consumo. La dirección, aunque viene con asistencia adaptativa, tiene beneficios limitados: hubiese preferido un mejor radio de giro (o uno que se perciba mejor). Y el consumo, es algo criticable, pero obvio en vehículos grandes. Con un saldo mixto de entre 6 y 7 km/l como referencia, de que gasta, gasta, aunque el estanque es grande. Si tienes para pagar una F-150, suponemos que tienes para pagar la bencina.

Conclusiones

Cuando eres líder de un segmento por varias generaciones, cada vez se hace más difícil mantenerte en lo alto. Y el problema es que tampoco puedes seguir fabricando el mismo producto por siempre, aunque tus clientes más tradicionales no quieran cambiar nada. Este fue el dilema que le tocó a Ford con respecto a la renovación de su F-150: ¿dónde mejoramos la camioneta?

Hay que recordar que de las tres grandes, Ford fue la última en renovar su producto; Chevrolet ya nos había mostrado una nueva Silverado, con un look muy imponente y RAM hizo lo mismo con la 1500, realmente lujosa. Y al mirarlas todas, parece que Ford fue la que menos hizo. Sin embargo, la jugada de Ford llegó por otro lado, que fue agregar mucha tecnología y funcionalidad con detalles prácticos. Además, la camioneta ya está preparada para recibir un tren motriz eléctrico desde su gestación. El incluir una versión electrificada, también es parte del espíritu pionero de la marca del ovalo, considerando que la F-150 marcó la pauta con la primera Lightning de alto performance y luego con la Raptor, una camioneta que revolucionó el mundo off-road.

En mi opinión, creo que la F-150 sigue siendo la mejor camioneta del segmento, por su versatilidad y porque supo ofrecer detalles funcionales nuevos, prácticos y que van a encantar a sus usuarios, sin contar todos los añadidos en tecnología y seguridad. Y el resto, que ya era bueno, mejorado. Además es la que tiene más versiones, más oferta de motores y el abanico de precios más amplio. Esta llega cerca de los 50 millones de pesos, que no es poco, pero hay muchas otras opciones más asequibles.

Ford F-150 2021 - más inteligente, más práctica (Test Drive)

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas