Vende tu auto
Novedades

Skoda Slavia: un sedán que no se vería mal en Chile

La marca presenta su segundo modelo desarrollado para el mercado indio.

Skoda Slavia: un sedán que no se vería mal en Chile

Skoda se está tomando en serio su presencia en el mercado indio, y es así como ahora lanza su segundo modelo diseñado y desarrollado específicamente para ese mercado y otros emergentes de la región: el Slavia. 

Se trata de un sedán compacto que se une al Kushaq, un SUV compacto de reciente lanzamiento, ambos construidos sobre una adaptación local de la plataforma modular compacta del Grupo Volkswagen llamada MQB-A0-IN. Y en este caso, entra a reemplazar en la gama al Rapid, un modelo con varios años a cuesta y que en otros mercados como los europeos y también el chileno había sido reemplazado por el Scala

Skoda Slavia: el diseño

El Slavia toma su nombre de la primera bicicleta fabricada por los fundadores de Skoda, los checos Václav Laurin y Václav Klement, y de alguna manera se posiciona como la versión sedán del Fabia, emparentado directamente con el conocido Volkswagen Virtus. 

Mide 4.541 millimeters de largo, 1.752 mm de ancho, 1.487 mm de alto y tiene generosos 2.651 mm entre los ejes, que le permiten ofrecer un amplio espacio interior y un inmenso maletero de 521 litros de capacidad, ampliable a 1.050 litros.

Estéticamente sigue los lineamientos de la marca y por el frente se asemeja mucho al mencionado Kushaq, con una parrilla ancha unida a nuevos faros muy angulares, y rematado por un parachoques bastante agresivo en el diseño de las tomas de aire.

Las superficies cuentan con muchas angulaciones, que se distinguen claramente sobre el capó y los laterales, realzando una silueta bien deportiva, con los tres cuerpos bien marcados, pero una caída trasera que intenta asemejar a un coupé.

Destacan las luces LED con un diseño para la luz diurna en forma de L, un grueso marco cromado que envuelve una parrilla negra y ruedas de gran tamaño.

Puertas adentro destaca un diseño en forma de T, con un tablero diseñado muy horiziontal, unido a una consola gruesa y más bien baja. Al centro cuenta con una pantalla multifunción de hastqa 10 pulgadas, un volante de sólo dos radios, marcadores digitales, salidas de aire circulares y un acabado bitono.

Entre las novedades tecnológicas ofrece iluminación ambiental, climatizador táctil, cargador inalámbrico, asientos ventilados y calefaccionados, conectividad a teléfonos y las funciones de la aplicación Skoda Connect. Ya en seguridad contará con hasta seis airbags, sistema de frenos ABS, control de establidad, isofix, entre otros.

La marca checa ofrecerá este sedán compacto con dos opciones de motor, ambos TSI (turbo e inyección directa). El primero es un tres cilindros de 1.0 litros que erog 115 Hp y 175 Nm de par, acoplado a cajas manual o automática de seis cambios. Las versiones tope de gama tendrán el 1.5 TSI con 150 Hp y 250 Nm, asociado a la misma caja manual o a una DSG de 7 marchas. 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas