Vende tu auto
Autos ecológicos

Dongfeng Nano Box, un nuevo clon del Renault Kwid nace en China y con propulsión eléctrica

No teníamos como saberlo, pero la parentela que dejó el Kwid en China es muy grande...

Dongfeng Nano Box, un nuevo clon del Renault Kwid nace en China y con propulsión eléctrica

Ok, ordenémonos un poco. El año 2015 nació en India el Renault Kwid, un modelo compacto nacido para ir a la pelea con autos de la talla del Suzuki Celerio. Este modelo resultó ser exitoso y se comenzó a repartir por el mundo. A nosotros, por ejemplo, nos llega desde Brasil con la insignia del rombo. En Europa, se concibió como un modelo eléctrico de acceso, donde es conocido como el Dacia Spring y el Renault City K-ZE. La versión eléctrica también se venderá en nuestra región con el nombre de Kwid E-Tech Electric.

De todos estos modelos ya mencionados, el K-ZE se fabrica en China en una sociedad llamada eGT, donde participa Renault y Dongfeng junto a Nissan, quienes ya tienen una avanzada sociedad en dicho país. Ahora, es extraño todo, porque Renault decidió cortar lazos con Dongfeng durante el 2020, quienes también estaban encargados de fabricarles otros modelos para el mercado chino. Al parecer, el proyecto del K-ZE quedó liberado para Dongfeng, puesto que comenzaron a clonarlo como locos y con distintos nombres: Venucia e30, Dongfeng Aeolus EX1, Fengxing T1 y Fengguang E1. Puedes hacer una búsqueda express en Google y te encontraras con todos estos hermanos chinos del Kwid.

En resumen, el Kwid ahora tiene cuatro clones de Dongfeng, más el Spring y el City K-ZE eléctricos y el Kwid que se ofrece en versión eléctrica y bencinera. Y este modelo que te traemos hoy, es el Nano Box, un nuevo clon de Dongfeng, pero a diferencia del resto, este es un modelo donde han metido más mano, tanto en el interior como en el exterior.

El interior eso si es un lujazo, al lado de los espartanos interiores del Kwid. Tapicería bicolor, consola elevada, manillas brillantes y dos pantallas digitales para los instrumentos y el sistema multimedia. Aquí no hay nada que huela a "low cost" salvo el plafón del techo.

Y por fuera, se esmeraron en darle un look más futurista, pero inspirado en el facelift del Kwid (el mismo que se está lanzando por estos días en Chile) con focos en dos niveles. Sus dimensiones son de 3,73 metros de largo y 2,42 metros entre ejes, muy similar al Kwid.

Tal como todos los modelos derivados del City K-ZE, es impulsado por un motor eléctrico de 33 kW (44 hp) y una batería de 26.8 kWh enfriada por aire, un poco menos eficiente que la que usa el modelo que se vende en Europa. La marca promete una autonomía de 331 kilómetros en el ciclo chino de autonomía, aunque yo apostaría a que eso es solo en ciudad y a la vuelta de la rueda.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas