Vende tu auto
Test drive

Kia EV9 a prueba en California: una nave eléctrica y de lujo

Manejamos el SUV eléctrico de la marca, que ofrece una conducción sólida y un habitáculo de ensueño.

Kia EV9 a prueba en California: una nave eléctrica y de lujo

El Kia EV9 es mucho más que el nuevo buque insignia de la marca coreana. Es una declaración de principios por parte de la Kia de que puede ser un líder tecnológico en esta nueva era de la electrificación, y que ya no tiene prejuicios a la hora de lanzar un modelo tan caro e incluso más bueno que muchos vehículos similares de marcas premium.

El EV9 es la conjugación de todo lo que ha aprendido Kia en los últimos años, incluyendo el fracaso del Stinger, un auto excelente pero que por culpa de detalles no supo ni pudo romper la barrera social, y acabó como terminan todos los fracasos comerciales.

En este nuevo modelo, Kia justifica cada peso que cobra, que no son pocos, casi 95 millones para ser exactos. Y aunque el precio nos parezca pornográfico, déjenme decirles que el EV9 está en mi Top 3 de los autos que he manejado este 2023. Y estoy cerca de llegar a las dos centenas.

Por cierto, es uno de los candidatos (y favoritos diría yo) para quedarse con los premios al World Car of the Year y World Electric Vehicle, dos categorías principales en los World Car Awards de los cuales participo como miembro del jurado. Y fue en esta condición que pude manejar el EV9 por las calles de Pasadena y las autopistas de la zona de Los Angeles, y estas son mis conclusiones.

Kia EV9: características generales

Ya te hemos contado muchas cosas de este modelo, especialmente en nuestra nota del lanzamiento para Chile realizado en el norte del país. Se trata del segundo modelo de la familia EV de Kia, tras el EV6 que también está a la venta en el país. Y el primero con características de SUV, grande, además, ya que puede llevar a 6 o 7 pasajeros en tres filas de asientos, dependiendo de la configuración elegida.

Vale decir que se vende en Chile en versión única denominada EV9 GT-Line, con la batería más grande, configuración de motor dual, tracción AWD, y todos los equipamientos disponibles en la lista, a un precio de $94.990.000.

Está fabricado en la plataforma específica para autos eléctricos del Grupo Hyundai denominada Electric Global Modular Plattform (e-GMP), una arquitectura eléctrica de 800 voltios que permite cargar a potencias muy altas (240 kW). Nosotros no pudimos realizar este proceso, pero Kia dice que es posible recargar del 10 al 80% de la batería en 24 minutos.

La batería de iones de litio del EV9 es de cuarta generación, con mayor densidad energética que la del EV6. Tiene 456 celdas agrupadas en 38 módulos y pesa 566,5 kilos, permitiendo ofrecer en un futuro sistemas V2H (vehicle-to-home) y V2G (vehicle-to-grid), básicamente, usar carga del auto para alimentar la casa o la red eléctrica.

Tiene 99,8 kWh de capacidad y ofrece una autonomía máxima en medición WLTP de 505 kilómetros con una carga.

La configuración mecánica es de dos motores idénticos, cada uno encargado de mover cada eje, por lo que ofrece tracción AWD. Son de 141 kW de potencia (192 Hp) y 350 Nm de par cada uno, con un total para el sistema de 385 caballos y 700 Nm de par. Más que suficiente para acelerar de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y alcanzar los 200 km/h.

Kia EV9: características del interior

El Kia EV9 mide 5,01 metros de largo, 1,98 metros de ancho y tiene 3,10 metros entre los ejes. Es más grande que un Sorento y que una Carnival, por ejemplo. Y ofrece lo mejor de ambos modelos en cuanto a usabilidad.

Es inmenso en su interior no sólo por dimensiones, ya que además cuenta con piso plano, acceso sencillo y opciones de configuración de asientos que simplifica la vida a bordo.

En Chile se ofrece con banqueta central para tres personas, asientos individuales similares a los delanteros, asientos Relax con función de masaje, climatizados, reclinables y levanta pies, y asientos individuales giratorios, que quedan enfrentados a los de la tercera fila.

Independiente de la elección, esta zona ofrece climatizador independiente con salidas de aire individuales, cortinillas en las ventanas, puertos de carga USB-C y múltiples lugares para guardar objetos.

La tercera fila es sorprendentemente buena, con mucho espacio para personas altas o gordas. El acceso es simple porque los asientos delanteros se adelantan y el respaldo de abate automáticamente con sólo pulsar un botón (hay dos, uno arriba para poder salir de la tercera fila y el otro abajo para poder entrar), dejando un hueco muy grande.

En la zona posterior se ofrece anclajes para sillas de niños, reclinación de respaldo, puertos de carga USB-C, salidas de aire en el techo, iluminación y posavasos.

Y hablemos del maletero, que es monumental, con 350 litros de capacidad por detrás de la tercera fila (más un espacio por debajo para guardar los cables, por ejemplo), o 880 litros por detrás de la segunda. El portalón trasero tiene apertura eléctrica, los asientos de la tercera fila se abaten con correas (el mejor sistema de todos) y los de la segunda fila a través de botones. Lo cierto es que el espacio de carga queda plano, súper funcional.

Y como buen eléctrico, hay un frunk o maletero delantero donde normalmente va el motor, pero es pequeño, de 52 litros, como para dejar un par de mochilas o los cables de carga.

Si nos quedamos en la estética, tenemos un diseño bien jugado, moderno, agradable a la vista y sumamente cuidadoso de los detalles. Me gustan que los faros verticales tengan carácter con esa enorme S dibujada en trazos rectos para las firmas lumínica adelante y atrás. Las llantas son enormes con sus 21 pulgadas, y el techo parece colgar de la punta del pilar D y su diseño triangular. Mejor aún que las superficies sean limpias.  

Kia EV9: características tecnológicas

Hablemos de las funcionalidades desde el puesto de conducción. Kia ofrece su ya tradicional pantalla dual semicurva, de 12,3 pulgadas para los marcadores y el sistema de infoentretenimiento, y entre ambas hay una pequeña pantalla vertical de 5,3” para la climatización.

Este sistema está conectado a internet, tiene un sistema de reconocimiento por voz avanzado, admite actualizaciones inalámbricas y cuenta con un planificador de rutas para largos desplazamientos eléctricos. Es rápido, fácil de leer, sencillo de usar, con conexión inalámbrica inmediata para Apple y Android.

No hay palanca de cambios, ya que se reemplaza por un mando colocado en la columna del volante (y que va junto al botón de encendido), lo que permite dejar limpio la inmensa consola central, que tiene un diseño colgante y permite desplazamiento longitudinal, ya que por debajo no hay nada más que espacio para dejar cosas, una cartera por ejemplo. Y por supuesto, bajo el apoyabrazos hay un cajón enorme para guardar cosas.

En el tablero y por debajo de la pantalla central hay dos líneas de mandos de acceso directo para las principales funciones del auto, lo que elimina esa desagradable sensación de estar amarrado a tocar la pantalla. Una de ellas incluye los conocidos botones hápticos de otros modelos Kia para el navegador y audio, la otra son mandos físicos para el climatizador.

Es todo muy intuitivo y fácil de manipular, es digital pero no torpe de ejecución, es funcional pero a la vez se vez limpio y moderno. Hay espejos digitales para un toque más de futuro, aunque no me gustan en Audi y tampoco me gustan en Kia. Sí me gustó un sensor de huellas dactilares que permiten identificar al conductor y habilitar su propia configuración de asiento, espejos, audio…

Por si fuera poco, el EV9 ofrece uno de los paquetes de asistencias a la conducción más completos del mercado, con hasta 20 funcionalidades. Vale decir que el control crucero adaptativo, sumado al asistente de mantenimiento de carril nos permite tener conducción autónoma nivel 2, donde las manos deben ir sobre el volante, pero no se necesita ni acelerar, ni frenar, ni siquiera doblar, ya que el auto lo hace por sí mismo. Y funciona a la perfección.

Kia EV9: características de manejo

Diría sin posibilidad de equivocarme que hoy por hoy no hay un Kia que se maneje mejor que el EV9. Ni siquiera el EV6, que me había encantado cuando lo conduje hace unos meses. Quizás el nuevo EV6 GT podría competir, pero si al andar le sumamos la versatilidad, creo que el EV9 lo superaría.

Es un SUV cómodo para cualquier tipo de uso y sumamente fácil de llevar por cualquiera. Pese a sus dimensiones, es bastante ágil, reactivo y, además, nos deja sensaciones muy buenas en usabilidad.

Primero, está bien aislado del ruido exterior. Obviamente que de los motores no llega nada de ruido, pero tampoco lo hace de la rodadura o del viento, lo que sorprende considerando su tamaño y superficie frontal. Pero en esto, Kia ha ido cuidadoso de dotarlo de un coeficiente aerodinámico de apenas 0,28, menos de lo que tiene un auto súper cuidado en esta materia como el Toyota Prius.

Segundo, son 385 Hp y 700 Nm disponibles nada más topar el acelerador, por lo que la capacidad de aceleración se siente pese a su enorme peso (son casi tres toneladas considerando a los ocupantes). No hay problema en ganar un pique, adelantar un auto o salir primero desde una luz roja.

Tercero, lo que más me impresionó es el chasis, un punto donde muchas marcas se caen con sus propuestas eléctricas. No es lo mismo poner a punto un SUV de gasolina con un peso más racional, que un SUV de 2.660 kilos en seco como el EV9, cuya masa se desplaza y exige al máximo a las suspensiones.

La gracia es que Kia no resolvió con amortiguadores hidráulicos extremadamente caros, sino con el tradicional paquete de espirales, estabilizadoras y amortiguadores no ajustables. En este caso, la puesta a punto es brillante, ya que es capaz de ser confortable en la autopista y filtrar las tradicionales asperezas de las calles de la ciudad, y de paso, ofrecer bastante aplomo en las curvas, limitando bastante los rolidos y cabeceos de la carrocería.

Por supuesto, son 5 metros de largo y 3 toneladas en movimiento, lo que hace que ciertos desplazamientos sean torpes, y que la conducción se complejice en zonas estrechas, pero el EV9 cuenta con suficientes asistencias como para que todo resulte más fácil.

Cuarto, cuenta con frenada regenerativa en varios niveles desde el modo de conducción a vela hasta el One Pedal, que permite que el motor frene por completo el auto sin tocar el freno. Por cierto, el tacto de este pedal no es el mejor, pero funciona bien.

Finalmente, cuenta con cuatro modos de conducción (Eco, Normal, Sport e Individual), cada uno con sus atributos, y también tres modos de manejo off-road, los que lamentablemente no pudimos probar en California.

Kia EV9: conclusiones

El EV9 ratifica mi percepción que el Grupo Hyundai marcha a la vanguardia en electrificación. Los premios World Car of the Year 2022 y 2023 ganados por los Hyundai IONIQ 5 y 6, respectivamente, así como el European Car of the Year 2022 recibido por el Kia EV6 así también lo ratifican.

Cuenta con una sofisticada plataforma de alto voltaje, incluye baterías de buena densidad, motores de alta potencia y una gestión energética sobresaliente. Pero además, y sobre todo, el chasis es espectacular, un punto donde muchas marcas se han caído. Todo ello, dentro de un espacio muy premium, muy confortable, muy funcional, y muy conectado, como para brindar confort de marcha por lo que dure el trayecto.

Sí, el andar del EV9 es sencillamente superlativo. Si tiene la posibilidad de probarlo, no dude en hacerlo.

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas