Novedades

Los Mejores 2019, conoce a los ganadores de los premios al auto del año en Chile

Se votó, se eligió y lo hecho, hecho está. Te contamos sobre los ganadores, el proceso de votación y que elegimos nosotros.

Los Mejores 2019, conoce a los ganadores de los premios al auto del año en Chile

Un nuevo año, una nueva votación. La semana pasada, se realizó la ceremonia de premiación de Los Mejores 2019, instancia que reúne a la gran mayoría de los medios especializados automotrices en una votación organizada por la revista MT Motores de La Tercera y que cuenta con el patrocinio de la ANAC. 

Caras largas, caras contentas. Sucede en todas las votaciones y las hay tanto para gerentes como para algunos de nosotros. Por lo mismo decidimos en Autocosmos, contar un poco nuestras impresiones y transparentar parte de este proceso, aparte claro, de contarte quien ganó, por quien votamos nosotros y como se hace esta evaluación y bajo qué criterios.

Los seleccionadores

Se comienza con la nómina de periodistas, quienes, aunque se presentan como individuales, igual representan a su propio medio y a su propia editorial. Todos llevan más de cinco años en el rubro (la gran mayoría, lleva más de 10 a 15 años en esto) y participan activamente de lanzamientos y pruebas de manejo, así como actividades del mundo motor. Da la salvedad, que MT Motores, aunque se acoge a esta individualidad de nómina, presenta a cinco periodistas en representación a su medio, lo cual claramente da pie para cuestionamientos. 

Los demás 20 periodistas, representan a distintos medios tales como Edición Limitada, Canal del Deporte Olímpico, UHP, Racing5, Automujer, Mundo Motor, Rutamotor, Revista Cosas, AS.cl, Amotor, Destacados, Autoenter, Revista Automóvil, Presslatam, Revista Capital, Tacómetro, Publimetro, El Mercurio, Diario de Concepción, Km1, Radio Futuro, +Motor y claramente, Autocosmos.

¿Por dónde se parte?

Lo primero es comenzar con el listado de lanzamientos de todo el año. En esto se puede inferir rápidamente que solo entran a la votación anual los autos lanzados entre enero del 2018 y diciembre del 2018, mismos que deben estar en venta (no se puede evaluar un auto cuyo primer embarque aún no está a la venta). Esto lo decimos porque nos encontramos con varios lectores quienes apelaron que "tal auto" no estaba en la lista, siendo que dicho modelo no es nuevo y ya lleva años lanzado en el mercado, así como modelos que hacen su "Avant Premiere" pero que cuyo embarque aún no se libera a venta o donde le ha tomado tiempo su proceso de homologación.

Lo segundo es que estos autos deben ser completamente nuevos o considerablemente nuevos. Con esto nos referimos a que son modelos 100% de nuevo desarrollo, o de nueva generación, así como algunos facelifts "contundentes". Esta parte ha sido un poco delicada, puesto que finalmente el filtro lo pone la organización (MT Motores) y a título personal, encontramos que habían autos que no correspondía que estuvieran en evaluación (Ford Mustang, Ford F150, MG3, JAC Grand S3, por mencionar) debido a que, según nosotros, corresponden a facelifts (mismo auto con nueva máscara, algunos nuevos motores y detalles de interior o equipamiento mejorados). Y esto también explica porque habían fabricantes que no estuvieron considerados, como el caso de Nissan, que durante este año no presentó modelos nuevos.

Superado este filtro, se entrega una cartilla donde cada periodista debe elegir de todos estos lanzamientos, sus 10, 6 o 5 seleccionados, según corresponda en cada categoría. Estos se promedian y claramente, los que sacaron más votos, son los que llenaran los primeros puestos y son los que pasan a la final en el Autodromo Internacional de Codegua. En nuestro caso, teníamos modelos como el Fiat Tipo, el Geely GS o el Hyundai i30 N y que, por no alcanzar la mayoría, fueron descartados en favor de otros. Aquí queda a criterio de cada periodista, según relevancia en ventas del modelo, novedad para el segmento, etc.

La votación

Todas las categorías se votan de acuerdo a 4 criterios generales, puntuables del 1 al 10, con un decimal (0,5): producto, valor, dinámica conductiva y tecnología. En el primer ítem se mide la novedad del modelo, su relevancia en el segmento y la calidad constructiva, entre otros. En el segundo, se valora la relación entre precio y equipamiento, los costos operativos (rendimiento, mantenciones, etc.) y la oferta disponible. En el tercer punto, se considera el comportamiento en pista y calle (en el caso de los SUV, las habilidades todoterreno o la comodidad de los ocupantes). Finalmente, se evalúan la conectividad, los elementos de seguridad, innovación y la facilidad de uso, entre otros.

Muchos de nosotros ya hemos manejado la gran mayoría de modelos finalistas durante el año, así que no es que la votación se haga en base a la instancia de pista. De hecho, y a modo personal, yo ya llevaba mi votación prácticamente lista y solo algunos autos que necesitaba revisitar o que no había podido conocer dinámicamente, quedaron a evaluación. Así pude concentrarme más en otros modelos.

Codegua

¿Por qué van a probar SUV y vehículos comerciales a una pista, si no es su ambiente de uso? Toda la razón amigo lector. Pero es que nosotros, no vamos a correr a Codegua. Se elige un circuito, por la sencilla razón que es el lugar más seguro para conocer un auto. Podemos andar a 60 km/h, probar radio de giro, frenada, slalom, lo que queramos conocer. Incluso, muchos autos, como los comerciales, fueron probados al interior del circuito, en especial su maniobrabilidad, recuperación, facilidad de estacionamiento y carga, visibilidad, etc.

La pregunta odiosa: ¿Por qué están enfrentando autos de 30 millones con autos de 10 millones, si no son el segmento?

Porque los autos no se enfrentan uno a uno, sino que bajo el concepto de "que tan bueno es el auto de 10 millones en su segmento, versus el de 30 en su segmento". Y claro, hay finalistas que pasan el colador, pero sabemos que no van a ganar, pero como esto es -de alguna manera- democrático, se le da pie a que todos tengan las mismas condiciones para pasar a la final, se sepa que no van a ganar o sí.

Y por lo mismo, un auto de 10 millones puede ser un excelente hatchback y ganarle a un sedán de 20, que quizás pasó como finalista (porque había autos peor evaluados) pero que al final no era tan bueno. Incluso, algo que se podría ocupar en futuras votaciones, es añadir un multiplicador, cosa de poder así equiparar a los autos más económicos de los más refinados, ya que muchas veces, se castiga injustamente al modelo más pequeño por el simple hecho de que está en un segmento inferior, cuando la realidad es que, en su categoría, es un excelente producto.

También está en conversaciones la idea de separar los autos por precio en lugar de "premium y no premium", para que sea más justo su posicionamiento. Queda harto por pulir y mejorar, que es justamente donde estamos muy dispuestos a aportar.

Vamos con los ganadores...

Los Mejores 2019

Auto del Año: Kia Stinger

  • Votación final: 8,40
  • Elegido Autocosmos: Opel Insignia

El Kia Stinger supero por muy poco al segundo favorito de la mayoría, el Opel Insignia y al Suzuki Swift Sport, si me permiten a título personal, mi lanzamiento preferido del año. El Stinger hizo valer todos los esfuerzos que ha hecho Kia a nivel global en reposicionarse como una marca entretenida, de estilo y capaz de hacer un auto competente, con calidad y performance equiparable al de marcas premium como Audi y BMW. 

Y nosotros no tenemos nada con el Stinger, nos fascina y lo defendemos cada vez que podemos. Pero no podemos dar de ganador a un auto de nicho, que no ha despegado muy bien en Chile y que tiene claras ventajas de performance e ingeniería. Su precio, también es doloroso; si bien sabemos que lo vale, en este mercado tienes que tener reputación y peso de marca premium para cobrar, algo que Kia aún está construyendo. Debería haber peleado con los premium, aunque ahí se encontraría con otros rivales.

El Opel Insignia, tampoco es un auto de volumen, pero ataca a un segmento donde hay un consagrado muy difícil de derribar, como es el Mazda6. Y lo hace con maestría, incluyendo un nivel de equipamiento muy poderoso por el precio de sus dos versiones, logrando ponerse en medio de sedanes como el Honda Accord (otro excelente auto en la prueba) y el ya mencionado Mazda6, así como podría ser un Ford Fusion o un Subaru Legacy. Fue un auto que sorprendió a varios en la pista y fuera de la pista, cuando no lo vimos de ganador.

Nos queda el Swift Sport, al que le pesa la pobre calidad de su interior, que no se condice con lo adictivo de su manejo, su buen equipamiento y su look.

SUV/Crossover del Año: Subaru Forester

  • Votación final: 8,42
  • Elegido Autocosmos: Subaru Forester

Esta categoría mostró un comportamiento digno de analizar. La mitad de los competidores eran de origen chino, lo que habla del fuerte impulso que ha tenido esta procedencia en este segmento, en especial para mostrar sus avances y mejoras. Afortunadamente, tras 10 años desde la llegada de Great Wall y Chery, los primeros fabricantes chinos (y obviando al Chevrolet Sail) existe un colador de marcas, donde encontramos a las más maduras y avanzadas, separadas y muy desprendidas de otras que están verdes aun (sin olvidar a las que no han dado el ancho y han desaparecido).

De toda esta camada, teníamos un auto que desde que se lanzó al mercado, encendió todas las alarmas y rápidamente se candidateó como favorito para esta categoría (e incluso pelear el premio al Mejor de los Mejores), como es el Haval H6, del cual puedes leer en esta nota, puesto que aquí no nos dará el ancho para alabarlo. Sencillamente, es una demostración absoluta de lo rápido que los chinos pueden hacerle frente a modelos consagrados, incluyendo diseño, calidad, manufactura y tecnología. Es un auto excepcional, aunque sabemos que varios de aquí, no lo tocarían ni con una rama. Háganos caso y vaya a manejarlo, a ver cómo le cambia la cara.

Por otro lado, tenemos la apuesta segura y menos riesgosa. Una fórmula perfecta que no ha sido cambiada desde la década de los noventa y que es la que ofrece el Subaru Forester, un auto que, en lo personal, sigue siendo la mejor definición de este segmento, combinando un modelo práctico, con una correcta relación precio/calidad, un performance envidiable (dejando en vergüenza a la gran mayoría de sus rivales, si hablamos de nieve o barro) y un nivel de seguridad ejemplar. Cumple con tener una impronta sport/outdoor y también con ser un utilitario familiar.

Se quedó atrás, en tercer lugar, el Škoda Karoq, un espectacular modelo, al cual le lloran más versiones (que debutarán este año) y precios un poco más acotados.

SUV/Crossover Grande del Año: Volkswagen Atlas

  • Votación final: 8,39
  • Elegido Autocosmos: Volkswagen Atlas

Aquí teníamos cinco competidores. Por un lado, la Chevrolet Trailblazer, que se queda un poco en su calidad final con respecto a sus rivales y su performance dinámico en ciudad, en sacrificio por un andar espectacular en off-road, herencia de su chasis compartido con la camioneta Colorado. Su completo equipamiento no fue suficiente para hacerle peso a sus demás rivales. 

Después nos queda Hyundai con su totalmente nueva Santa Fe. Es un modelo de altísimo reconocimiento, top de ventas en todos lados y que en esta nueva generación gana todo el refinamiento que le faltaba. Su problema radica en lo pobre de las versiones base y su contraste con las versiones tope de linea, sin contar que sus motores no son de lo más novedoso.

Aquí nos quedan dos modelos. El primero es el Volkswagen Touareg, un auto que, por su precio, fácilmente podría pelear con los premium. Su andar bestial y su confort, se equiparan al de sus hermanos de plataforma, incluyendo al Porsche Cayenne, un auto que puedes comprar con un par de millones más sobre el elevado precio del Touareg (aunque claro, Ditec no está en todos lados y como nos hicieron notar algunos lectores, muchos podrían quedarse con Volkswagen por ser más accesible en post-venta). Y el segundo, es el Atlas, un auto que cae perfecto en esta definición de segmento y que tal como señalamos alguna vez, le pone sabor alemán a una propuesta típicamente norteamericana, con un andar más limpio y firme, así como espacios mejor aprovechados y un buen equipamiento. Fue nuestra opción, sin lugar a dudas.

Nos queda un auto, que solo entró en esta categoría por su tamaño, pero que es imposible de evaluar frente a SUVs de tres corridas de asientos, como es el nuevo Jeep Wrangler. Rápido, ágil aun en la pista y lleno de estilo, supera con creces a su antecesor, sin perder ni un poco de lo que lo hace un Wrangler... ¿pero echarlo a pelear con una Santa Fe o con un Touareg?

SUV/Crossover Premium del Año: Volvo XC40

  • Votación final: 8,99
  • Elegido Autocosmos: Volvo XC40

Rápidamente al subirnos al Volvo, nos quedó claro porque ha sido el Auto del Año en todos lados. Y no nos cabe en la cabeza, porque no lo fue en Chile. Tiene un performance muy equilibrado, pero que cuando se le exige, se defiende muy bien. No al nivel del BMW X4 o al del muy deportivo Jaguar E-Pace, pero mucho más de lo que podríamos esperar. Sus soluciones prácticas son inéditas en un segmento que usualmente es muy ostentoso, pero no deja también de ser un auto lúdico, aun conociendo el perfil de Volvo. O sea, aparte de ser completo, es un auto con riesgo y que destaca entre sus rivales, los típicos "crossovers de millenial". Y lo mejor de todo, es que ofrece un nivel de equipamiento sobresaliente a un precio premium pero aterrizado. No hay por donde perderse.

Detrás, llegó un auto que para muchos es perfecto, porque es Porsche y hablamos del Cayenne, claro que con un precio y segmentación mucho más elevado. Uno sabe que esperar de una Cayenne, pero no así del XC40 y en este caso, al contrario de lo que sucedió con la categoría SUV, se premió el riesgo. Quedaron en el camino, el Infiniti QX50, el DS7 Crossback, el BMW X4 y el Jaguar E-Pace, personalmente un favorito de la nómina.

Auto Premium del Año: Mercedes-Benz Clase A

  • Votación final: 8,90
  • Elegido Autocosmos: Porsche Panamera Sport Turismo

En esta categoría de cuatro modelos, solo llegaron dos autos a la prueba. Cuando un auto no se presenta, se descalifica inmediatamente, como fue el caso del Bentley Continental GT y del Mercedes-Benz Clase E. Cada marca tiene sus razones por las cuales no enviar un auto a la final y eso ya no es culpa de nosotros. Entre estos dos la tuvimos muy difícil. Nos quedamos con el Panamera Sport Turismo, porque si bien es esperable que un Panamera sea altamente un referente de lo premium, desde el primer momento que tenemos la llave en nuestras manos, nos hace sentir como tal. Y para muchos, que quizás no lo conozcan o crean que pueden esperar algo de este auto, la verdad es que, con cada aceleración, con cada ajuste, a cada paso, el Panamera nos sorprendía. Más aun, con esa carrocería Sport Turismo, que lo saca de lo común.

Sin embargo, el Clase A de Mercedes-Benz es un auto excepcional y que nos la puso muy difícil. Es ampliamente superior a su antecesor, haciéndolo ver rápidamente como un auto obsoleto. Sus pantallas dobles, la entrega de su motor, sin esfuerzo alguno, la calidad de sus materiales y sus ganchos tecnológicos, como el hecho que puedas hablarle, nos encantaron. Y lo mejor, es que mantiene muy parecidos los precios con los que debutó la Clase A anterior. Con Mercedes no se juega y no nos molesta como ganador.

Deportivo del Año: Porsche 718 Boxster/Cayman GTS

  • Votación final: 9,08
  • Elegido Autocosmos: Porsche 718 Boxster/Cayman GTS

El año pasado, en México, probé el Porsche 911 Targa GTS, un auto que es a mi gusto, el mejor de los 911, porque está justo en la mitad de todo. Es el mejor de los más urbanos, pero tiene lo suficiente como para correr con los grandes. Ese mismo auto ganó la categoría de superdeportivo el año pasado, en esta misma premiación. Hoy, le toco a su hermano menor, que es mucho mejor en la pista. Es el mejor Porsche de todos y es la definición perfecta de un deportivo. Así tal cual. 

Era imposible darle el premio a cualquier otro auto, ya que sus características (la receta GTS) lo hacen un auto superlativo para todo lo que esperamos que haga un biplaza de alto desempeño.

La pelea quizás estuvo atrás, con el Audi RS5 y el Volkswagen Golf R, dos autos que, obviando al Porsche, son una perfecta ejecución de ingeniería. Tanto, que, en lo personal, son claros ejemplos de herramientas de potencia, clínicos, muy versátiles, de alto lujo y desempeño, pero sin mucha alma. Solo cuando los exiges al máximo, sin controles de tracción y en caminos muy revirados, sientes su sangre.

Lo que deja en la cuarta plaza a uno que no había podido conocer (por encontrarme de vacaciones, a veces hay que descansar también), que fue el nuevo Renault Megane RS. Quizás más domesticado que su rabioso y pistero antecesor, lo sentí mucho más entretenido de llevar que los alemanes, en especial cuando actúa la dirección a las cuatro ruedas. Y la caja de cambios de doble embrague fue mejorada con respecto a la del Clio RS, así que no tendrás retardos en su entrega.

Echamos mucho de menos al Hyundai i30 N. Merecía estar en esta prueba.

Superdeportivo del Año: BMW M5

El año pasado (y todos los años) esta se transforma en una categoría donde se gana por walkover. El único auto que llega, es el que se lleva el premio y es porque a las marcas les complica tener unidades de prueba. No somos Europa o Estados Unidos, donde Ferrari o Porsche pueden darse el lujo de tener un auto de pruebas para estas tareas. Aquí, llegan dos unidades y llegan vendidas. No hay más. 

Y si las hubieran, créenos que no nos las prestarían. Y es por eso que tenemos que irnos afuera a probar autos, como le sucedió a nuestro Editor en Jefe, con sus visitas a Inglaterra, donde pudo probar el McLaren Senna o algunos de los últimos Aston Martin.

Así que esperamos pacientemente a la marca que se arriesgaría. BMW tomó ese guante con el M5, el único ganador de esta prueba, versus el Porsche 911 GT2 RS, la Ferrari 812 Superfast y el nuevo Aston Martin Vantage. Y si, es un sedán ejecutivo, pero para los que hemos podido manejarlo, nos consta, que es un verdadero superdeportivo, en piel de sedán; se acabó la era del ejecutivo con zapatillas. Este auto es una bestia y supera con ganas a su antecesor, porque se siente más ligero y más comunicativo que nunca. Además, su nivel de equipamiento y lujo ha mejorado.

No nos quejamos, pero sabemos que el GT2 RS hubiese sido el rival a batir.

Camioneta del Año: Mercedes-Benz Clase X

  • Votación final: 8,51
  • Elegido Autocosmos: RAM 1500

Con el corazón dividido nos quedamos. La nueva RAM 1500 hace que los años se le noten a la Ford F150, con un andar más refinado y con un interior que se siente lujoso de verdad, al menos si comparamos las versiones tope de gama. El esfuerzo que ha hecho RAM en poder doblegar a la F150 se nota y bastante. Por otro lado, la Clase X de Mercedes ha sido una favorita personal desde que se lanzó el año pasado en Chile, a modo de Avant Premiere. Hablamos con los ingenieros alemanes y junto a ellos, sometimos a la camioneta a todas las pruebas de rigor. Barro, agua, terraplenes, caminos revirados, pendientes, todas pruebas que avalan la reingeniería que Mercedes hizo de la plataforma Nissan. Lo hemos dicho hasta el cansancio; esta camioneta no es una Nissan con insignias Mercedes.

Cualquiera de las dos, son de las novedades más relevantes en el mundo de las camionetas y ambas reflejan un esfuerzo por elevar el nivel que se conoce de este segmento. RAM tiene un rival histórico a batir y por fin lo está logrando superar. Mercedes en cambio, tuvo el desafío de sacarle lustre a una plataforma económica y readecuarla para que sea digna de su estrella.

Vehículo Comercial del Año: Volkswagen Caddy

  • Votación final: 8,10
  • Elegido Autocosmos: JAC Refine

La Caddy volvió este año y con varias mejoras bajo el brazo, incluyendo puertas batientes, en lugar del portalón que tenía anteriormente. Además, la Caddy tiene algo que no tiene ninguna camioneta de trabajo, que es performance. Piensa a la Caddy, como un Golf disfrazado de furgón comercial. Y eso es porque corre sin descanso, se carga y gira como un hatchback. Es fenomenal y entretenida, además de ser muy cómoda en su interior y contar con una capacidad de carga mejorada respecto a sus rivales, si bien es más cara y no cuenta con tanto equipamiento, por lo que al final solo se pagan los 140 Hp de su motor.

Y con esos argumentos, no podemos tampoco darles premio a las apuestas eléctricas, como la Maxus EV80 y la Peugeot Partner Eléctrica. Son extremadamente costosas, con un rango muy inferior al que da un modelo diésel y aunque son ecológicas, con torque inmediato, poca mantención y sus baterías no sacrifican espacio interior, aun no podemos recomendarlas sobre un vehículo comercial tradicional. Incluso es un gasto grande para una empresa cuyo rango de kilómetros recorridos esté dentro de la autonomía de estos modelos. El año pasado, el premio se lo llevo Citroën, por la novedad y el precedente, pero aquí, ya no hay novedad. 

Nos quedan dos furgones, como son el JAC Refine y el Hyundai H1. El problema para nosotros con el H1, es que es un facelift, por mucho que haya mejorado el equipamiento, sigue siendo un lavado de cara. En cambio, JAC, renovó por completo al Refine, está a un precio muy asequible y con equipamiento acorde. La manejamos y nos gustó bastante. Incluso, la usamos como "vehículo de acercamiento" durante la previa a la premiación, cuando nos tocó ir a colaborar en la sesión oficial de fotos.

Mejor Marca: Opel

Aquí, existió conversación y debate. De esta votación, la cual se hace de manera directa y premia a la marca que ha logrado un destaque en particular durante el año, salieron tres favoritos, todos muy debatibles.

Por un lado, está Suzuki, para muchos, la que debió ganar esta categoría, por la sencilla razón que, sin mayores novedades (Swift Sport o Ertiga, que no son de volumen), lograron colocarse en el segundo lugar del ranking de ventas, algo inédito, considerando que la marca que lidera, Chevrolet, tiene camionetas y vehículos comerciales que le permiten engrosar sus cifras. ¿Por qué todas las marcas quieren tener camionetas? Porque es un segmento que vende mucho y que puede ser decisivo en el posicionamiento de una marca. Así que nosotros, nos sacamos el sombrero por el altísimo desempeño de Suzuki durante este año. 

Por otro lado, está Hyundai, una marca que se renovó por completo, incluyendo lanzamientos de autos importantes, refrescos y el debut de la linea deportiva N, un hito histórico para Hyundai a nivel mundial. La marca coreana se alzó en imagen, pero no le fue tan bien en ventas, siendo un poco el contrapunto a Suzuki, que con poco y nada, hizo mucho.

Y el tercer caso, fue el de Opel, una marca que le tocó enfrentar el traspaso de operaciones desde General Motors (Chevrolet) a PSA (Peugeot). Y se pusieron las pilas rápidamente, con renovación de productos, nuevos modelos y un reposicionamiento de precios. Entonces, claro, la marca creció un montón y lo hizo excelente... pero a sabiendas que, si vendemos dos autos y al año siguiente vendemos 10, el crecimiento es brutal en porcentaje, pero sigue siendo de bajo volumen. Esperemos que esto se logre sostener durante los años que vienen y que PSA pueda sacarle partido a Opel.

Nosotros nos quedamos con Hyundai esta vez, aunque si reconocemos lo logrado por Derco y Suzuki y PSA con Opel. Otras marcas igual figuraron en el debate, como MG, Citroën, Volkswagen o Kia, con méritos propios.

El mejor de los mejores: Mercedes-Benz Clase A

Este premio se elige directamente en la ceremonia de premiación, donde todos los periodistas votamos por un solo auto, entre todos los ganadores de cada categoría. No es que el Clase A no sea merecedor del premio, pero el Volvo XC40, a nuestros ojos (y que fue nuestra opción) era el auto a ganar por todas sus cualidades sobresalientes en equipamiento y seguridad, su precio, las soluciones prácticas de espacio, los riesgos en estilo y su logrado performance. 

Otros premios:

  • Mejor Diseño: DS7 Crossback
  • Auto de Valor (bajo 10 millones, mejor relación precio/equipamiento/prestaciones): MG3
  • Auto Ecológico del Año: Gama GLP Renault

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos