Industria

Estos son los 5 autos más baratos que se venden en Chile

En el mercado automotriz chileno hay para todos los gustos y bolsillos, pero ¿por cuánto dinero te puedes subir a un auto nuevo hoy?

Estos son los 5 autos más baratos que se venden en Chile

El mercado automotriz chileno es uno de los más nutridos de latinoamérica y, a pesar de lo difícil que puede ser transitar en auto en ciudades grandes como Santiago o Concepción, las ventas no decepcionan. El 2018 cerró con un total de 417.038 vehículos vendidos, de los cuales un 39,7% corresponde a vehículos de pasajeros.

Justamente dentro de esa fracción se encuentran 5 de las opciones más tentadoras para los que se quieren subir a un auto nuevo. Hay tres city cars, un hatchback compacto y un sedán mediano. Dos de los mencionados califican como crossovers por tener una suspensión levantada y guiños de diseño todoterreno.

Cabe mencionar que los precios considerados en este top 5 son los precios oficiales en junio del año que corre. Se tomó en cuenta el precio de lista con las bonificaciones que las marcas ofrecen con todo medio de pago, siempre respecto a la versión de entrada. Además, te recordamos que siempre puedes cotizar los autos de este ránking o cualquier auto nuevo que se venda en Chile mediante nuestro catálogo.

Partimos desde el quinto lugar.

5.- Jac J4

El J4 es uno de los cuatro vehículos de origen chino en esta lista y el más caro, o "menos económico", debería decir. Es el único sedán y el auto más grande del top 5 con 4,43 metros de largo y 550 litros de capacidad en el maletero. También es, ciertamente, el sedán mediano más barato en Chile y funciona con el motor más potente del grupo, un 1.5 de 111 hp y 146 Nm, que va junto a una caja manual de 5 velocidades. Su consumo en ciudad llega a los 11,7 km/l y en carretera podría dar 16,9 km/l, según la homologación del Ministerio de Transportes.

Lleva en su equipamiento retrovisores eléctricos, alzavidrios eléctricos en todas las puertas, cierre centralizado, llantas de aleación, aire acondicionado, computador a bordo, radio con USB, Bluetooth y cuatro parlantes, sensores de retroceso, anclajes ISOFIX, frenos ABS y doble airbag.

El precio registrado para esta nota fue de $6.090.000 tras aplicar un bono por todo medio de pago de $1.500.000. Existe una segunda versión que agrega una cámara de retroceso, pero su costo de 500 mil pesos más nos hace recomendar el detenerse a pensar dos veces esa opción.

4.- Jac S1

Competetivamente, JAC logra vender dos de sus modelos en Chile como algunos de los autos más accesibles en Chile. Este S1 es uno de los que hizo que el city car mutara a un crossover, ya que se afirma de la buena llegada que tienen los SUV actualmente y, por lo mismo, goza de un diseño propositivo y juvenil. Se mueve gracias a un motor 1.3 que genera 99 hp y 126 Nm de torque a través de una transmisión manual de 5 velocidades. Homologa un consumo urbano de 11,8 km/l y 17 km/l en carretera. También cuenta con dirección electroasistida y 190 litros de espacio en el maletero.

En su equipamiento se puede resaltar la presencia de llantas de aleación de serie, barras de techo, luces de conducción diurna en LED, retrovisores de ajuste eléctrico, alzavidrios eléctricos, cierre centralizado, aire acondicionado, computador a bordo, radio MP3/USB, frenos con ABS, doble airbag, anclajes ISOFIX y cierre automático de puertas en movimiento.

Su precio es de $5.990.000 con un bono incluído de $1.300.000. Hay otras 5 versiones más costosas que agregan mayor conectividad multimedia, tapicería en eco-cuero y carrocería con pintura bitono, junto a otras cosas. Detalles en profundidad los podrás encontrar en el test drive de Autocosmos al JAC S1.

3.- Lifan X50

Este es el otro modelo de estos cinco más baratos que no es de tamaño city car y el segundo con estilo crossover. Su largo de 4,1 metros es comparable a un Chevrolet Onix o a un Suzuki Baleno y su motor de 1.5 litros es también el más grande de los 5. Este produce 103 hp y 133 Nm de torque y trabaja en conjunto a una caja manual de 5 velocidades. Al igual que los JAC, usa asistencia eléctrica en su dirección, pero este considera frenos de disco para sus cuatro ruedas. Su maletero, con un volumen de 280 litros, es predeciblemente el más grande también. Sin embargo, todas estas dimensiones le cuestan más trabajo a su motor, razón por la que sólo ofrece 10 km/l en ciudad y 15,8 km/l en carretera, según homologó el Ministerio de Energía.

Llega en una única versión que equipa frenos ABS, doble airbag, sensor de retroceso, espejos eléctricos, llantas de aleación, barras de techo, focos delanteros regulables en altura con iluminación diurna en LED, aire acondicionado, alzavidrios eléctricos totales y cierre centralizado, computador a bordo y radio con lectura de CD, USB y puerto auxiliar, con 4 parlantes.

Se anota con un precio de lista de $5.690.000 sin bonificaciones disponibles ante todo medio de pago. Y le sigue el...

2.- Chery IQ

Con 3.56 metros de largo el IQ es, además del segundo auto más barato, el segundo auto más chico de esta nómina. Califica como un city car propiamente tal y se nota en su pequeño motor de 998 centímetros cúbicos que genera 68 hp y 93 Nm. Se hermana a una caja manual de 5 relaciones con la que logra unos generosos 13,2 km/l en ciudad y 21,3 km/l en la carretera. La dirección en este auto es asistida pero de manera hidráulica, a diferencia de los demás contendientes.

Con el bajo precio también se empieza a percibir un equipamiento acorde, pues se pierden todos los alzavidrios eléctricos, los espejos eléctricos, el cierre centralizado, el computador a bordo, el cubreequipaje del maletero, los asientos traseros abatibles, un par de parlantes de la radio, las llantas de aleación y hasta la rueda de repuesto, que es sustituída por un kit de inflado. Sin embargo, aspectos fundamentales como los frenos con ABS y distribución electrónica del frenado, el doble airbag y los anclajes ISOFIX se mantienen.

El IQ llega en dos versiones y parte en un precio de $4.490.000 tras una bonificación de un millón de pesos, que es el precio que se tomó en cuenta para esta instancia. No obstante, la segunda versión, a un precio de $5.490.000 con el mismo bono, también califica dentro de este segundo lugar apenas por debajo del Lifan X50.

Nuestra sugerencia se va por esta segunda versión, debido a que esta sí lleva todos las cosas que comentamos que la versión de entrada pierde. Aunque, claro, con esa segunda versión se está bastante cerca del Lifan, por lo que los ojos también se desvían a ese rincón...

1.- Suzuki Alto

Finalmente, el auto coronado como el vehículo de pasajeros más barato del mercado chileno es el Suzuki Alto 800. Se trata de un auto conservador y honesto, con mínimas pretensiones. Es producido en India sobre una plataforma derechamente antigua. Bajo su corto capot hay un motor de 796 centímetros cúbicos que entrega 47 hp y 69 Nm de torque que se unen a una caja manual de 5 marchas. Gracias este pequeño motor y su peso de solo 725 kilos, su consumo homologado por el Estado es de 17,4 km/l en tránsito urbano y 22,7 km/l en autopista.

El asunto del precio que se veía en el Chery IQ en este caso le quita la dirección asistida al Alto 800, además de los frenos ABS, el aire acondicionado y los alzavidrios eléctricos (sólo para las ventanas delanteras). Los dos airbags delanteros se mantienen, al igual que los anclajes ISOFIX y el cierre centralizado. La radio, en todo caso, viene con puerto USB y conexión Bluetooth. Por otra parte, el Suzuki Alto tiene otra versión llamada Alto K10, que usa un motor de mil centimetros cúbicos que produce 20 hp y 21 Nm más, tiene mejores frenos y rinde 17,8 km/l y 24,8 km/l, en los escenarios respectivos.

El Alto K10 tiene tres versiones, una menos que el Alto 800, y en todas ellas hay alzavidrios eléctricos delanteros, cierre centralizado remoto y neblineros. Desde la segunda versión, se encuentra aire acondicionado y desde la tercera los frenos con ABS. El tema del equipamiento en este auto es más confuso por las cantidad de versiones, pero en su contraparte es más simple porque los lujos son escasos.

Los precios son de $3.990.000 para el acceso al Alto 800 y de $4.740.000 por el Alto K10. En ambos casos se incluyen bonificaciones de medio millón de pesos.

Conclusión

Si bien estas opciones, como se dijo en un inicio, son interesantes para introducirse en el transporte en automóvil, hay dos detalles más a considerar al respecto. El primero es la seguridad de estos autos, ya que ha sido poco estudiada por organismos como la Latin NCAP. De los modelos nominados sólo el Chery IQ y el Suzuki Alto han sido evaluados, pero ambos han conseguido cero estrellas en las pruebas de choque.

El segundo detalle es el equipamiento de las versiones de entrada del IQ y de los Alto 800 como el Alto K10, ya que las opciones más equipadas de estos están entre 5 y 6 millones de pesos. Por ese dinero no es una locura replantearse el estirar el presupuesto para alzanzar los otros autos de este top 5, puesto que ofrecen más amenidades y espacio.

Joaquín Navarro recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos