Test drive

Probamos el Volkswagen Polo GTS: ¿vale la pena?

En Brasil y Argentina ya se comercializa una versión más "picante" del compacto alemán. ¿Llegará a Chile?

Probamos el Volkswagen Polo GTS: ¿vale la pena?

Hace unos meses, Volkswagen presentó en Brasil el nuevo Polo GTS, una variante deportiva en lo estético y en lo mecánico del hatchback compacto aterrizado en Chile a fines de 2017. Hoy, esa variante ya está en Argentina y, suponemos, también debería hacer su arribo a Chile, aunque por ahora no aparece en la lista de modelos homologados.

El Polo se fabrica sobre una plataforma global de Volkswagen (MQB), ofreciendo gran seguridad y mucha calidad de ensamblado, sin embargo, tiene un talón de Aquiles que es su anticuado motor 1.6 litros MSi, que tiene muchísimos años a cuesta.

Este motor eroga 110 Hp y 155 Nm de par y estaba bien para Gol, pero desentona con la propuesta del Polo. Mientras Nivus y T-Cross ya confirmaron el nuevo 200 TSi (1.0 Turbo), Volkswagen prefirió adoptar para el Polo GTS de una versión más poderosa denominada 250 TSi: el 1.4 Turbo.

Si bien tiene las siglas GTS y varios elementos que denotan deportividad, me surge una pregunta: ¿es un auténtico deportivo o más bien un purasangre? Vamos a analizarlo en esta prueba de manejo al nuevo VW Polo GTS.

VW Polo GTS: diseño con destellos sport

Tanto por dentro como por fuera, esta versión del hatchback recibe elementos que suman deportividad de maneja sutil.

Afuera aparecen:

  • La clásica barra roja de la parrilla que continúa en los faros
  • La boca inferior se pinta los labios con negro piano
  • Rejillas tipo panel de abeja
  • LED en luces principales
  • Llantas de 18” con caucho 205/45
  • Spoiler en negro brillante
  • Doble salida de escape
  • Decorado tipo panel de abeja en paragolpes.

Adentro la cosa pasa por:

  • Ribetes rojos en bocas de aire y domo de cambios
  • Costuras rojas en volante y butacas
  • Pilares y techo tapizados en negro

Lo más destacable no es lo que ves, sino lo que queda detrás de uno: las butacas son grandes, con mucha sujeción, cabezal incorporado e interesante trabajo de materiales y texturas.

Polo GTS: el reino multimedia

Respecto de las pantallas, el Polo GTS trae lo mejor del modelo hasta la fecha, digo esto porque el Nivus va a estrenar el nuevo equipo VW Play de 10”.

Tenemos las dos pantallas en línea, la principal y el cuadro de instrumentos. El equipo incluye navegador propio, perillas y botones (táctiles) de acceso rápido. El cluster es de lo mejor, no solo te da muchas visualizaciones, en todas aporta una cantidad monumental de información y además te la deja personalizar.

Polo GTS: interior y maletero

Al igual que cualquier otro Polo, los plásticos de la cabina se sienten sólidos y las uniones cuidadas al máximo.

Atrás hay mucho espacio para dos adultos y asientos con el mismo estilo que los delanteros. Solo en el centro es complicado por la prominente consola que aporta dos salidas de aire y una boca USB.

El maletero es amplio, tiene buen tapizado, pero el piso es de un “cartón” muy fino. Abajo hay una 185/60 R15 en llantas de acero, en lo que sería un NI, ni homogénea, ni Oreo.

Polo GTS: seguridad

En este punto el Polo GTS ofrece una estructura sólida, con frenos ABS con EBD, control de estabilidad y anclajes isofix, pero curiosamente la dotación de airbags sigue siendo de 4, pese a ser el tope de gama y tener capacidad para montar los de cortina.

En el lado positivo, las pruebas de LatinNCAP le dieron 5 estrellas y el incremento de prestaciones está acompañado por discos de freno traseros.

Polo GTS: comportamiento dinámico

Llegamos al momento de la verdad. ¿Qué tal le queda el 1.4 TSi de 150 Hp y 250 Nm al Polo?

Lo primero y más importante está en que la caja es una Tiptronic (automática epicicloidal convencional) en lugar de una DSG (de doble embrague). Esto significa que las reacciones del GTS ante un pisotón del acelerador no son instantáneas. Pasado ese “bache” acelera y ¡de qué manera!

Una manera de solucionar esa demora es usar los modos de conducción (Eco, Normal y Sport) en el más deportivo, solo que en ese caso se la pasa enroscado hasta cuando vas crucereando entre calles. También tienes el modo individual que te deja elegir entre los tres parámetros para distintos elementos como dirección, caja, motor y escape.

Prestaciones GTS

Normalmente no mido 0 a 100 km/h porque las personas normales no salen a fondo -de un semáforo o del estacionamiento- en la vida cotidiana, pero tratándose de un deportivo, lo hice. Al no tener launch control solo te deja trepar a 2.000 rpm antes de partir y eso te deja un pequeño vacío en el arranque. El tiempo fue de 8,7 segundos, solo 3 décimas más de lo que declara VW.

Pasando al 80 -120, prueba que simula un sobrepaso en ruta, estos son los tiempos que medí:

VW Polo GTS 1.4 TSi

Recuperación 80 – 120 km/h

En D

7,1 segundos

En 3º

6,3 segundos

En 2º

5,85 segundos

Como dato curioso, las cajas no están relacionadas para bajar a más de 3º cuando vas a 80 km/h, en el GTS hacía un rebaje más y por eso probé con 2º.

Al igual que en ciudad, cuando lo pisas se toma un tiempito para reaccionar, pero después de eso empuja, empuja y sigue empujando gracias a esos 250 Nm constantes por un amplio régimen de revoluciones.

GTS ¿Deportivo o tope de gama?

El confort de marcha del Polo GTS es muy bueno, o al menos tu espalda no te va a odiar por comprar una versión de corte deportivo. El perfil bajo de las cubiertas se vuelve algo “cantor” de las imperfecciones, pero en niveles adecuados. El despeje es menos elevado, pero a cambio no toca en cunetas y lomos de toro.

Respecto de los controles, la dirección es más pesada que en el Polo convencional, pero le falta la velocidad de respuesta propia de un deportivo. El equipo de frenos tiene buen tacto y potencia.

Si la gente de Volkswagen me preguntara que prefiero, les diría:

  • Suspensiones un poco más firmes
  • Llantas de 17” con un poco más de perfil
  • Una dirección un poco más afilada.

Rendimiento 1.4 TSi

Respecto de los consumos, el Polo GTS vuelve a mostrar la eficiencia de su 1.4 TSi, estos son los números que medí en la prueba

VW Polo GTS 1.4 TSi km/litro Autonomía
Urbano 10,8 538 km
Carretera (120 km/h) 16,5 826 km
Media 13,0 50 litros

Aprovecho para comentarte que a 120 km/h el velocímetro da la velocidad real y que viaja con 2.100 revoluciones con la cabina muy bien insonorizada.

Polo GTS: conclusiones

Vamos al punto: no creo que esta versión sea auténticamente deportiva, sino un tope de gama con ribetes veloces, ya sean estéticos como de prestaciones reales. La gran diferencia está en la forma de entregar esas prestaciones.

En el lado negativo está el precio, y más que nada en las ausencias ya que por esa plata podría incluir los airbags de cortina y algunas ADAS.

En el lado positivo está que es un muy buen auto, espacioso, cómodo, bien hecho e insonorizado, y ahora con prestaciones dignas del segmento siguiente (C).

¿Llegará a Chile alguna vez?

Hernando Calaza recomienda

Cuéntanos que opinas