Vende tu auto
Lanzamientos

Citroën C3 Aircross 2024: una accesible opción para el segmento de 7 pasajeros

La marca del doble chevrón presenta en Brasil un modelo que apunta a conquistar familias numerosas y con presupuestos medidos. Eso sí, llegará a Chile recién en septiembre.

Citroën C3 Aircross 2024: una accesible opción para el segmento de 7 pasajeros

Dos años atrás, Citroën presentó un nuevo plan estratégico para Latinoamérica denominado Citroën 4ALL, un cambio radical en su enfoque de marca y producto, que busca regresar a sus orígenes, donde ofrecía autos simples, confiables, audaces y accesibles.

Este plan a cuatro años plazos incluía el lanzamiento de tres nuevos modelos desarrollados bajo el Proyecto C-Cubed, y alcanzar el 4% de market share regional.

El primero de esos modelos fue el Nuevo C3, un compacto sencillo, atrevido en diseño, amplio en interior y bien equipado, que fue lanzado en Chile a inicios de 2023. Sólo este hito le ha permitido a la marca saltar del 0,7% de participación en 2020, a un poco menos de 3% cuando finalice este año. En Chile, si bien el impacto del Nuevo C3 no ha sido igual, la marca muestra un alza del 0,6% en 2023, donde pretende finalizar con un 2,5% de maket share.

¿Y a qué se debe tanta introducción? A que Citroën presenta ahora el segundo modelo C-Cubed: el C3 Aircross, un SUV compacto develado a inicios de 2023, pero que ahora iniciará su andadura comercial en Brasil con versiones definitivas.

Por cierto, el Nuevo C3 Aircross llegará a Chile recién en septiembre, debido a retrasos industriales en la producción de versiones automáticas.

C3 Aircross: posicionamiento

Este nuevo C3 Aircross no tiene nada que ver con el modelo presentado en Europa a mediados de 2017, aterrizado en Chile hacia fines de ese año y actualizado en diciembre de 2021, aunque comparten el enfoque y algunas características.

Aquel modelo apuntaba a ser el SUV más grande del segmento, ofreciendo un confort de marcha sobresaliente propio de Citroën, una funcionalidad semejante al de un MPV como el C4 Picasso de la época, mucha tecnología y, como siempre en la marca, alta eficiencia de combustible. En Chile nunca logró brillar como sí lo hizo en Europa, principalmente por su bajo atractivo estético y su alto precio si se comparaba con otros SUV compactos.

Y ese segundo punto es justamente el primero que ataca este nuevo desarrollo regional: ser accesible. En Brasil lo anuncian como el SUV-B más barato del mercado. Y según nos comentó el gerente general de Citroën Chile, Marcelo Sepúlveda, cuando se lance el modelo en el mes de septiembre tendrá precios realmente convenientes.

Por cierto, el C3 Aircross se lanzará en dos versiones. Una para cinco pasajeros con equipamiento Feel Pack y motor aspirado, y una para siete pasajeros, con equipamiento Shine y motor turbo. Por lo mismo, su espectro de potenciales competidores es grande.

Siempre dependiendo del precio final del C3 Aircross, para el primer modelo podemos contar al Chevrolet Tracker, Toyota Yaris Cross, Nissan Kicks (todos fabricados en Brasil), Hyundai Creta, Kia Seltos, Suzuki Grand Vitara, MG ZS, Chery Tiggo 2 Pro, entre otros.

Para la versión de 7 plazas hay menos: Toyota Rush, Suzuki XL7, Mitsubishi Xpander, Changan X7 Plus, Chevrolet Captiva, Kia Carens, Hyundai Grand Creta…

C3 Aircross: características

Citroën definió para su desarrollo ciertas características especiales que debía tener el C3 Aircross:

  • Diseño único
  • Presencia imponente en la calle
  • Alto confort
  • Tecnología de punta
  • Accesibilidad

Para cumplir, utilizó la conocida plataforma CMP que dio vida al C3, pero modificada para un SUV, con un 65% de aceros de alta o ultra alta resistencia y mayor robustez estructural. Esto implicó construir un nuevo tren trasero que permitiera anclar una tercera corrida de asientos, y un nuevo conjunto de suspensiones, que permitiera generar ese confort necesario en un SUV.

La marca indica que realizó previo a este lanzamiento más de un millón de kilómetros de pruebas de durabilidad.

El C3 Aircross tiene las siguientes dimensiones:

  • Largo: 4.320 mm (+339 mm respecto del C3)
  • Dist. Ejes: 2.675 mm (+135 mm respecto del C3)
  • Ancho: 1.720 mm
  • Alto: 1.678 mm
  • Maletero: 493 litros ampliable a 1.080 litros
  • Despeje al piso: 223 mm
  • Ángulos:
    • Entrada: 23,8°
    • Ventral: 23,1°
    • Salida: 32,0°

La parte mecánica del nuevo modelo estará a cargo de dos conocidos motores en Stellantis.

El primero es el cuatro cilindros aspirado de 1,6 litros de la familia VTi, que genera 115 Hp y 150 Nm, y que estará acoplado a una caja manual de 5.

El segundo proviene de Fiat y debutó en el Pulse: es un tres cilindros 1.0 litros turbo, que genera 120 Hp y 200 Nm de torque desde las 1.750 rpm, y que estará gestionado por una caja automática de tipo CVT.

El chasis incluye suspensión delantera independiente de tipo McPherson y trasera semi independiente, de barra de torsión con espirales, mientras que los frenos son de discos adelante y de tambor atrás.  

Citroën C3 Aircross: diseño exterior e interior

Un diseño único y una presencia imponente en la calle requería de elementos que lo diferenciaran significativamente del C3, y eso se consigue con una robustez visual muy marcada a través de los guardabarros ensanchados, un frontal ancho, una zaga recta cortada de un hachazo, skidplates (placa protectora frontal y trasera) grandes y contrastantes, y los tradicionales plásticos bajos alrededor de todo el auto.

No sólo eso, sino que se jugó con superficies cóncavas y conexas entrelazadas que resaltan esa especie de musculatura que los diseñadores tratan de imprimir a la carrocería.

Por delante cuenta con la firma lumínica tradicional desde hace un rato en Citroën (esa V acostada), incluye detalles en piano black, llantas de 16 o 17 pulgadas y, opcionalmente, carrocería bitono con techo blanco o negro.

Puertas adentro es todo espacio. Citroën dice que la volumetría es perfecta para un auto familiar y se atreve a anunciar el mayor habitáculo del segmento. La sensación, en todo caso, es esa.

Vale decir que hay una mejor calidad percibida que en el C3, pero siguen predominando los materiales baratos, esta vez mezclados con nuevas texturas y colores para darle más sofisticación. Y la calidad constructiva también mejoró, se siente más firme, y la marca nos regala tapones donde en el C3 sólo se veía un tornillo.

Tanto el puesto de manejo como el del acompañante son altos, lo que redunda en una excelente visibilidad, y tanto los marcadores como el sistema de infoentretenimiento son digitales, de 7 pulgadas el primero (a color y configurable) y de 10 pulgadas el segundo.

Este ofrece conectividad inalámbrica para Android Auto y Apple CarPlay, pero aún así añade hasta 6 puertos USB repartidos en las tres filas de asientos. Extrañamos el cargador inalámbrico, pero la marca lo ofrecerá como un accesorio de fábrica.

Hay 15 portaobjetos repartidos por el interior, tapizados en cuero en la versión Shine, aire acondicionado, salidas de aire instaladas en el techo y con su propio control para las plazas traseras.

La segunda fila es realmente grande, con mucho espacio para la cabeza y las rodillas, y lugar de sobra bajo los asientos delanteros para meter los pies. Hay dos puertos USB y los mandos de los vidrios se ubican en la consola central.

El acceso a la tercera fila se consigue a través de dos correas, la primera abate el respaldo y la segunda levanta y pliega el asiento. El espacio no es pequeño, pero gente como yo debe hacer alguna contorsión para entrar.

Esta fila es para niños, claramente, al estar puesta pegada al piso. Si bien hay espacio hacia arriba, obliga a flectar mucho las piernas. Un adulto como yo, de 1,66 metros, puede andar ahí, pero en viajes cortos y poco más.

El maletero tras esta tercera fila es inexistente, pero ambos asientos posteriores se pueden abatir o retirar con sólo tirar de una correa. Son livianos, se pueden guardar en la casa si se requiere de un espacio mayor de carga, o dejar puestos y abatidos. Es una solución que ha dado Citroën desde la época del Xsara Picasso, aunque en este caso, los anclajes son extremadamente sencillos.

Citroën C3 Aircross: toma de contacto

Viajamos hasta Salvador de Bahia, en el norte de Brasil, para conocer y manejar este modelo, y si bien no fue una experiencia de manejo muy larga, apenas 35 kilómetros por caminos secundarios (empedrados) y carreteras con distintas superficies, algo podemos decir de cómo se comporta.

Vale decir que sólo manejamos versiones Shine con motor 1.0 Turbo y caja CVT, y la primera impresión es que se queda algo corto de empuje. Pero luego, cuando uno le toma la mano, te das cuenta que no es el motor el problema, sino que es la caja la que no gestiona bien al motor.

Esta CVT de Stellantis es algo lenta de reacciones, lo que termina ralentizando la operación del motor, especialmente cuando necesitamos que reaccione rápido, por ejemplo, en un adelantamiento. Pero es hilar fino: el motor y la caja están bien para el 90% de las situaciones de manejo que alguien podría tener.

Es un motor que empuja bastante si se le pisa con decisión, pero que en esa operación se vuelve más ruidoso. Y como el C3 Aircross debe ser accesible, hay menos material aislante del que nos gustaría tener, aunque no afecta la conversación, claro.

Lo mejor es el confort de marcha, muy al estilo de Citroën. Algunos colegas lo encontraron demasiado blando. Yo creo que está muy acorde a los caminos que nos encontramos en Sudamérica. Es muy suave en superficies malas como las calles empedradas que cruzamos, y cómodo en las carreras. Podría tener algo más de aplomo en curvas, pero es un auto enfocado en el confort y en eso cumple.

La dirección es lo más flojo del paquete, pero tiene el peso y la retroalimentación que se espera de algo así. No es rápida de reacciones, pero funciona a alta y baja velocidad.

Finalmente está la cuestión de la operatividad desde el puesto de conducción, y partiendo por un volante de buen tamaño y tacto, seguido de la visibilidad y de la accesibilidad a los diferentes mandos, creo que el C3 Aircross cumple como un buen SUV familiar.

No es el SUV de mejor manejo, está claro, pero si lo comparamos con muchos de sus contrincantes, queda bastante por arriba.

Sin duda será una buena alternativa cuando llegue a Chile, especialmente para quienes necesiten un SUV para siete pasajeros a un precio accesible.

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas