Industria

Top 10: los vehículos familiares más accesibles con motores diesel

Estas son tus potenciales alternativas si buscas un auto para recorrer largas distancias en familia.

Top 10: los vehículos familiares más accesibles con motores diesel

Los autos con motores a diesel son muy preferidos por su economía en el consumo, por lo que es una característica que suma puntos a cualquier auto que sea considerado por algún comprador que haga largas rutinas de transporte diario o a quien guste hacer viajes largos por las regiones cercanas, especialmente a lo largo de Chile.

En nuestro país el mercado de los autos particulares de pasajeros con opciones de motorización diesel no son tan abundantes, pero en Europa esas motorizaciones están mucho más masificadas en el mercado automotriz, incluso después de un dieselgate que cambió el switch de muchos compradores y con ello, el de muchos fabricantes.

Sin embargo, nadie puede negar que en cuanto a km/l en largas rutas estos motores todavía sacan ventaja ante sus pares gasolineros, y si a eso se suma la compañía de la familia en la rutina del día a día o en las vacaciones, creando historias y recuerdos, se descubren los fundamentos de un subsegmento muy interesante en la industria automotriz.

En esta ocasión tomamos 10 vehículos que caben en distintos segmentos (C y D), pero que comparten su vocación familiar, unas dimensiones exteriores (largo total y distancia entre ejes) e interiores (capacidad del maletero) acordes a ese propósito y, por supuesto, un motor turbodiesel. Consideramos la versión más barata de cada uno de estos modelos con este tipo de motores, sin contar bonos por financiamiento, aunque sí los que se aplican por todo medio de pago.

Hay que notar antes de iniciar con la lista que, a diferencia de los Top 10 anteriormente hechos, acá no hay presencia de fabricantes chinos, pues no se han sumergido en el mercado de los motores diesel. Es más, las camionetas que fabrican generalmente adoptan motores de otros fabricantes con más experiencia en esas tecnologías. Bueno, independientemente de que estén o no, podrían aparecer tarde o temprano.

10.- Citroën Grand C4 Spacetourer

Antes conocido como C4 Picasso, este es un monovolumen de tomo y lomo. Este tipo de vehículos sacrifican algunas veces las líneas de diseño más dinámicas que pueden tener los SUV, pero lo hace para ganar terreno en habitabilidad. Con una longitud medida en exactos 4,6 metros de largo, no es un auto tan grande para sus dimensiones interiores, las que tienen su origen principalmente en una generosa distancia entre ejes de 2,84 metros.

Esta es la versión “Grand” de la C4 Spacetourer, que les podemos adelantar que aparece más adelante en la lista, pero se diferencian entre sí por la tercera fila de asientos de la versión más grande. Además de la segunda fila con asientos individuales y suficientemente amplios para equiparlos con sillas de guaguas, la tercera fila tiene espacio para otros dos pasajeros, también en asientos individuales, pero estos con menor mullido y contorno.

Su maletero con esta última fila abatida tiene 643 litros de volumen, lo que es suficiente para cargar con el equipaje de los adultos y los infantes, más algunos juguetes y hasta un coche de guagua (con algunos malabares y sacrificios en el proceso) .

La Euro NCAP reconoció con 5 estrellas en seguridad a este modelo, que trae de serie 6 airbags, frenos ABS, control de estabilidad y tracción, asistente de salida en pendiente, cámara de retroceso con sensores de proximidad adelante y atrás, 4 asientos con anclajes ISOFIX, entre otras cosas. Las amenidades de los viajes en este auto serán el climatizador bizona con aireadores traseros, acceso y arranque keyless, techo panorámico, una guantera refrigerada y una pantalla táctil de 7’’ con Bluetooth, mirror screen, pero sin Android Auto ni Apple CarPlay, además de que tiene sólo 1 puerto USB.

Este citroën se motiva por un motor 1.6 BlueHDi de 120 Hp y 300 Nm de torque que se asocia a una caja automática de 6 velocidades. Sus cifras de consumos fueron registradas por el Ministerio de Energía en 17,8 km/l en ciudad, 22,8 en carretera y 20,7 en promedio. La única versión disponible en Chile de este monovolumen se ofrece a $18.490.000 sin bonos asociados.

9- Peugeot 3008

Este es un SUV que ha tenido mucho éxito desde que llegó a Chile y ha demostrado que su plataforma es sumamente competente, razón por la que el grupo PSA la ocupa varios autos de esta lista, y podrían haber sido más si el Opel Grandland X se alineara más en precio con sus primos en su versión turbodiesel.

De sus 4,45 metros de largo, 2,68 están entre sus ejes. Para ser un SUV, estas medidas no están nada de mal, pero hay que dar cuenta de que este tipo de autos quedan en desventaja respecto de los monovolúmenes de este ranking y, por lo tanto, son de las opciones más “chicas”, aunque posiblemente ganan en apariencia. Bueno, eso es subjetivo al final del día.

Su maletero se queda en 520 litros, pero sus asientos traseros no son tan espaciosos como los de la Grand C4 Spacetourer. Sin embargo, el espacio para las piernas es adecuado y hay posibilidad de instalar dos sillas de guagua a los anclajes ISOFIX en los asientos laterales de atrás.

Al igual que el Citroën, el 3008 logró 5 estrellas en las pruebas de la Euro NCAP con sus 6 airbags, frenos ABS, control de estabilidad y tracción, asistente de salida en pendiente, cámara de retroceso con sensores de retroceso. El equipamiento en esta versión de entrada al modelo lleva climatizador bizona, volante forrado en cuero, guantera refrigerada, computador a bordo, retrovisor interior electrocrómico, un tablero de instrumentos digital de 12’’, un sistema multimedia con una pantalla de 8’’ con integración de Apple CarPlay y Android Auto, además de la conexión por Bluetooth y USB.

El motor de que va bajo su capó es un 1.5 BlueHDi que genera 130 Hp y 300 Nm de torque que colabora con una caja manual de 6 velocidades o una automática de 8. La versión considerada por precio en esta lista usa la primera transmisión, con la que logró homologar un consumo urbano de 17,4 km/l en ciudad, 21,6 en carretera y un promedio de 19,8 en la mezcla de ambos ambientes.

Vale decir que este mismo modelo tiene un compañero en la gama Peugeot llamado 5008 que es exactamente el mismo auto desde el frontal hasta la mitad, de ahí hacia atrás se agranda para albergar dos asientos más, con lo que se hace un auto aún más familiar que el 3008, pero eso viene junto a un sobreprecio que lo dejan por sobre los 20 millones de pesos en todas sus versiones.

El 3008 en acabado Active con el motor BlueHDi 130 pareado con la transmisión manual tienen un precio de $18.290.000 sin bonos disponibles. Más impresiones podrás leer en nuestro test drive.

8- Citroën C5 Aircross

Este Citroën también está emparentado con el Peugeot recién descrito, ya que es otro producto hecho sobre la misma plataforma EMP-2. Gracias a que esta es una plataforma modular puede cambiar de dimensiones con relativa sencillez, lo que le da 5 centímetros más de largo que el 3008, los que se ganan donde más valen: entre los ejes.

Así, el C5 Aircross gana levemente en habitabildiad en los asientos traseros, aunque también atrás de ellos, ya que se pasa desde los 520 litros del Peugeot hasta 580 en este modelo en cuestión. Además, para hacer más confortable la experiencia en el interior, todas las versiones están dotadas de la suspensión con los Progressive Hydraulic Cushions que hacen el andar del C5 Aircross sumamente suave. Vale mencionar que este es el primer SUV de Citroën y fue lanzado este año en Chile. Aquí puedes leer la nota de lanzamiento y nuestro test drive.

La Euro NCAP consideró que el C5 Aircross sin todos sus sistemas de seguridad sólo logra 4 estrellas en sus evaluaciones, caso que aplica a todas las versiones chilenas. Sin emargo, estructuralmente es tan sólido como el 3008, que fue evaluado con reglamentación anterior y menos exigente. De todas maneras, 6 airbags, frenos con ABS, control de estabilidad y tracción, 3 asientos con anclajes ISOFIX, cámara y sensores de estacionamiento delantero y trasero, más el sistema de monitoreo de atención del conductor con alerta, todos son de serie en todas las versiones.

En comodidad se incluyen cosas como un sistema multimedia con pantalla táctil de 8'' y preinstalación de Android Auto y Apple CarPlay, Bluetooth, y puertos USB tanto adelante como en la segunda fila; cuadro de instrumentos digital de 12'', climatizador bizona, control de velocidad crucero, cargador de teléfonos inalámbrico, limpiaparabrisas con eyectores integrados y más.

El precio consultado fue por la versión Live con el motor diesel 1.5 BlueHDi con caja manual de 6 velocidades, las que gestionan 130 Hp y 300 Nm de par a las ruedas delanteras. Con esto puede rendir, según el Ministerio de Energía, 18,3 km/l en ciudad, 24 km/l en carretera y una mixtura de 21,6 km/l entre ambos. Todo esto cuesta $17.990.000, sin bono alguno a disposición. Nótese la cercanía de precios con el Peugeot, donde se evidencia su competencia más directa, casi hermanables.

7- Hyundai Tucson

El siguiente participante en la lista viene de Corea del Sur y es el más chico en cuanto a espacio útil para los ocupantes, y sin embargo, es de los SUV más reconocidos en el mercado nacional. El Tucson mide 4,48 metros de largo y tiene 2,67 de esos metros entre sus ruedas delanteras y traseras. Entonces, ¿por qué calificó? porque, a pesar de estar en desventaja en este Top 10, sigue siendo de los SUV más familiares en su segmento y tamaño, además de ser de los pocos que ofrecen una motorización turbodiesel.

Este motor del que hablamos es más grande que los anteriores que hemos visto, provenientes del grupo PSA, pues alcanza los 2 litros de cilindrada, y trabaja unos 182 Hp y unos abundantes 400 Nm de torque a las ruedas a través de una caja manual de 6 velocidades. Es una mecánica razonablemente eficiente que entrega 14,5 km/l en ciudad, 21 en carretera y una cifra combinada de 18,1 km/l, pero el problema del Tucson no va por aquí.

Por mucho que los chilenos lo han hecho el SUV más exitoso de Hyundai, este carece en sus versiones básicas de un equipamiento completo en seguridad, pues sólo tiene 2 airbags, los correspondientes frenos con ABS, anclajes ISOFIX para sillas de niños, pero en la versión basal no hay control de estabilidad ni de tracción, así como tampoco siquiera sensores de retroceso, menos delanteros si no se opta por la versión tope. De esta manera es imposible considerar que las 5 estrellas que logró en la Euro NCAP puedan valer para los modelos chilenos.

El equipamiento interior tampoco es revolucionario comparado con lo que hemos revisado, ya que la versión de entrada no ofrece climatizador, sólo aire acondicionado, tampoco tiene control crucero, volante y palanca de cambios forrados en cuero, cobertor del maletero. Sin embargo, prioriza a lo anterior el sistema multimedia con una pantalla táctil de 7'' y con conexión completa por USB, Bluetooth, Apple CarPlay y Android Auto. Sí cuenta con encendido automático de luces y cámara de retroceso.

Sí, ya adelantamos que los SUV tienen una contienda desigual en este Top 10, pero puntualmente el Tucson posee el maletero más chico de la lista, fijado en 488 litros de capacidad, lo que en realidad no es malo, no está muy lejos del 3008 y al final del día es un espacio adecuado para la carga de sus ocupantes.

Hemos hablado específicamente de la versión Plus con el motor 2.0 CRDi y caja manual que Hyundai ofrece a $17.590.000, sin bonos ante todo medio de pago. Ojo a la distribución de equipamiento en las versiones y a la relación a sus precios, ya que no hay versiones que destaquen ante su competencia en este ámbito. Al respecto puedes leer más detalles en la nota de lanzamiento.

6- Kia Sportage

Ya que Kia es una filial de Hyundai, y el Sportage, recientemente afectado por un facelift, apunta al mismo segmento que el Tucson, ambos comparten plataforma. En largo son idénticos en 4,48 metros, entre sus ejes se mantiene la distancia de 2,67 metros y el maletero gana 3 litros sobre el Tucson, lo que difícilmente se notará fuera del papel.

Siendo este el escenario, que no te sorprenda encontrar el mismo motor 2.0 CRDi del Tucson en el Sportage, también emparejado con una caja manual de 6 velocidades. Este conjunto desarrolla 182 Hp y 400 Nm de torque, y rinde, según homologación, 14,7 km/l en ciudad, 20,8 km/l en carretera y 18,2 km/l en el ciclo combinado. Es decir, básicamente lo mismo que el Tucson.

Sin embargo, el Kia queda un poco mejor parado en seguridad y equipamiento. Sí, podría tener 6 airbags en lugar de 2, así como podría tener control de estabilidad y tracción de serie, carencias también vistas en Tucson, pero sí tiene sensores de retroceso y mantiene el resto de los elementos que tiene su primo, como los frenos ABS, los anclajes ISOFIX y la cámara de visión trasera. Sin embargo, esos pequeños extras no igualan la configuración de modelos chilenos con los europeos para poder tomar en cuenta las 5 estrellas en seguridad que alla tiene.

En equipo el Sportage se hace del volante y el pomo de la palanca de cambios forrados en cuero, e incluye control de velocidad crucero y cobertor de equipaje, dos cosas que el Tucson no incluye en su versión Plus. El resto de los elementos son comunes, como el aire acondicionado sin climatizador, el computador a bordo, el encendido automático de luces, un sistema multimedia con una pantalla táctil de 8'' por la que se controla la conexión por Bluetooth, USB y Apple CarPlay, así como Android Auto. Un detalle "vintage" del Sportage, el encendedor y cenicero, de serie en todas las versiones.

Este Kia está listado sólo 100 mil pesos por debajo del Tucson, en $17.490.000, incluido un bono a todo evento por $500.000, situación que ya observamos entre el Peugeot 3008 y el Citroën C5 Aircross.

5- Citroen C4 Spacetourer

En el puesto n°10 estaba el Grand C4 Spacetourer y ahora, a medio camino del Top 10, nos encontramos con el mismo auto en su versión de 5 asientos. Este Citroën es 16 centímetros más corto que el "Grand", los que se restan de la distancia entre ejes (5 centímetros) y del espacio trasero donde antes había espacio para dos ocupantes más. Por lo mismo, el maletero se achica en unos sustantivos 106 litros.

El equipamiento de seguridad y comodidad es exactamente el mismo que en el Grand C4 Spacetourer. Son destacables, por lo tanto, sus 5 estrellas en la Euro NCAP, su techo panorámico que hará los viajes más interesantes para los pasajeros traseros, quienes irán cómodos en sus asientos individuales, tal como en la C4 Spacetourer mayor. Hay acceso sin llave y encendido por botón, guantera refrigerada y un sistema de infoentretenimiento de 7'' sin Apple CarPlay ni Android Auto.

Bajo el capot se mantiene el 1.6 BlueHDi de 120 Hp y 300 Nm de par, vinculado a una transmisión automática de 6 velocidades. Los consumos registrados por el Ministerio son calcados, en 17,8 km/l en ciudad y 22,8 km/l en carretera. La cifra combinada queda 20,7 km/l.

Ojo, que este auto sigue siendo generoso en su interior, pues mantiene su cuerpo de monovolumen, aunque con una línea de techo más curva y de menor extensión. El C4 Spacetourer se ofrece a $16.990.000, sin opción de bonos.

4- Kia Carens

Otro monovolumen entra a esta lista, pero esta vez no es un Citroën, sino el Kia Carens. La versión tope de este modelo lleva un motor turbodiesel, aunque de menor capacidad que el del Sportage. Tiene espacio para 7 personas en su interior y compite directamente con el francés recién descrito.

Mide 4,53 metros de largo, lo que son 7 menos que su par de 7 asientos en Citroën, mientras que sus ejes están separados por 2,75 metros, lo que es una desventaja de 9 centímetros respecto de su contraparte; de hecho, esa medida es incluso menor que la que registra el C4 Spacetourer. El maletero tampoco mejora la situación, ya que con 492 litros queda 45 unidades por debajo del último modelo mencionado.

Bajo el capot sí se encuentra un motor más potente que el que llevan los franceses. Se trata de un bloque de 1.7 litros que genera 139 Hp y 340 Nm de par a través de un cambio manual de 6 marchas. En nuestra prueba de manejo a la Carens con este motor en 2017 nos pareció que tiene una buena respuesta, sin embargo, la homologación indica que sus consumos están lejos de sus contrincantes europeos, marcando 14,4 km/l en ciudad, 20 km/l en carretera y 17,5 km/l en la mezcla de ambos ritmos de rodado. Ojo que la versión con caja automática que dispusimos para probar ya no está en venta.

Donde lamentablemente no se puede felicitar a Kia es en la seguridad de este monovolumen, pues no hay forma de obtener 6 airbags ni control de estabilidad y tracción combinado con un motor turbodiesel. Sí hay anclajes ISOFIX, sensores y cámara de retroceso y frenos con ABS. Es una pena, ya que este mismo modelo, pero con un equipo de seguridad completo, consiguió 5 estrellas en pruebas de choque en Europa en 2013.

En equipamiento de confort se encuentra aire acondicionado con aireadores traseros, computador a bordo, tres modos para la dirección, encendido automático de luces, volante y palanca de cambios forrados en cuero, y un sistema de audio con una interfaz de 4,3'' táctil con conexión auxiliar, USB y Bluetooth, pero sin Android Auto ni Apple CarPlay, aunque si los tuviera en esa pantalla sería bastante complejo usarlos. ¿Qué podrías echar en falta en Carens? Bueno, el control de velocidad crucero, un climatizador dual y un sistema multimeda más al día.

Esta versión turbodiesel de Carens queda en $15.690.000 sin bonos por aplicar. Quizás si se incluyera una versión más equipada, como sí la hay con un motor gasolinero, esta sería una opción más completa.

3- Peugeot Rifter

Son pocos los que al momento de escuchar las palabras "auto", "familia" y "diesel" en la misma oración piensan en estos tipos de modelos. Y la verdad es que tienen argumentos para ser los reyes de este subsegmento. Sí, el apartado estético queda en un segundo plano, pero los niveles de practicidad de estos vehículos no tienen igual en este listado; "una por otra", como dicen por ahí.

Muestra de la gran jugada que hizo PSA con su plataforma EMP-2 es que esta Rifter también la usa, aunque no al 100%. Específicamente, es una mezcla del tren delantero de la EMP-2 y el tren trasero que ocupaba la generación anterior de este modelo, conocido por el nombre Tepee. En palabras de nuestro editor adjunto, Jorge Beher, esta plataforma híbrida "no solo permite ser eficiente con los costos (porque la plataforma trasera era bastante competente) sino que, gracias a la EMP2, podemos decir que la Rifter ya no es un furgón transformado en un auto de pasajeros, sino que, al revés, un familiar utilitario en el cuerpo de un furgón".

En el interior es donde brilla el espacio de furgón, pero se ambienta como auto. La conducción de manejo adopta la fórmula que aplica Peugeot en todos sus autos, con un volante de diámetro muy reducido, ubicado más bajo de lo normal para mirar el cuadro de instrumentos por encima del mismo volante. Detalles como ese, o el sistema multimedia proyectado en una pantalla táctil de 8'' con preinstalación de Apple CarPlay y Android Auto, son el respaldo de Beher para hacer esa afirmación.

Además del infoentretenimiento, hay climatizador bizona, computador a bordo, freno de mano eléctrico, retrovisor electrocromático, volante forrado en cuero con levas de cambio, controles de audio y del control de velocidad crucero, encendido automático de luces y limpiaparabrisas, y más.

En seguridad está mayormente bien equipado, con frenos ABS, por supuesto, control de estabilidad y tracción, tres asientos con anlajes ISOFIX, control de descenso y sensores estacionamiento delanteros y traseros, con cámara de retroceso y visión de 180°. ¿Y airbags? Sí los hay, pero sólo dos frontales y dos de tórax para los ocupantes delanteros. Para la NCAP, esta carrocería sólo es apta para lograr 4 estrellas, incluso con 6 airbags y asistencias al manejo, cosas que no llegan a Chile en este modelo.

El gran espacio del Rifter se debe, además de a sus formas de la carrocería, a sus 4,75 metros de largo con 2,97 metros entre ejes. ¡Casi tres metros! El maletero, por lo mismo, también es de los más grandes, si no usamos la tercera fila, logrando 1.050 litros de capacidad hasta las cabeceras y 1.900 litros hasta el techo. Además, tiene 18 centímetros de despeje al suelo, algo similar al 3008 o al C5 Aircross.

El motor de esta versión en cuestión es un 1.6 Blue HDi de 100 Hp con 254 Nm de torque que son transmitidos a las ruedas por una caja manual de cinco marchas. Cuenta también con un sistema llamado Grip Control que adapta el funcionamiento del control de tracción para sortear caminos con superficies con nieve, tierra suelta, barro, u otras condiciones adversas para un vehículo 4x2.

Todo esto se consigue por la suma de $15.190.000, sin bonificaciones disponibles. Si se considera que, en general, está mejor equipado que las otras alternativas que hemos visto y además ofrece más espacio, es meritoria una mención honrosa a este modelo como el rey de la habitabilidad y practicidad interior en este ránking.

2- Mahindra XUV 500

Un personaje particular llegó a este listado y se posicionó en segundo lugar, ya que su oferta se concentra en las versiones diesel más que en las gasolineras. Se sabe que Mahindra hace vehículos utilitarios para trabajo duro, como lo son la Scorpio y la Pik Up, pero también tienen un SUV que se yergue como un Mahindra más habitable, y que, de hecho, tiene serias credenciales que mostrar al respecto.

Partamos con las dimensiones: 4,58 metros de largo, 2,7 metros entre las ruedas delanteras y las traseras, y el maletero con 702 litros. Para ser un SUV, la extensión entre ejes es envidiable y eso se traduce directamente en el espacio en las plazas traseras, el que además no va en desmedro del volumen de carga en el maletero. Vale decir que hace poco Mahindra insertó el facelift del XUV 500 a Chile.

Su motor no es tan fino como los europeos que hemos revisado, sino que está más influenciado por la idea de rudeza por la que un Mahindra se reconoce. Es un bloque de 2.2 litros que genera 140 Hp y 330 Nm de par a las ruedas delanteras (como en la versión consultada) o a las cuatro, por medio de una transmisión manual de 6 velocidades. Según el 3CV, esta mecánica rinde 12,7 km/l en ciudad, hasta 17,2 en carretera y 15,4 km/l en la combinación de ambos.

Algunos de sus atributos de comodidad son el climatizador, con calefacción y ventilación para las plazas traseras, control de velocidad crucero, comandos para la radio en el volante, un sistema de audio con lectura de CD, conexión Bluetooth y por USB, con una pantalla monocromática de 6''. La seguridad viene cubierta por los frenos con ABS, control de estabilidad, doble airbag delantero, anclajes ISOFIX, sensores de luces y lluvia, y sensores de retroceso.

Evidentemente se podría pedir un poco más en equipamiento, pero la verdad es que no hay otro vehículo que con un toque "agro" por el precio que pueda hacerle contrapeso, por lo que tiene un valor agregado desde es punto de vista. ¿Precio? $14.990.000 por la versión base que viene tal como lo escribimos, e incluye un bono de 400 mil pesos por cualquier medio de pago. Más detalles en el test drive de Autocosmos.

1- Citroen Berlingo Multispace

El primer lugar de este Top 10 se lo gana el Citroën Berlingo Multispace. ¿Alguna similitud con el Peugeot Rifter? ¡Por supuesto! Son esencialmente el mismo auto, aunque con algunos detalles que aclarar. Primero, el diseño. Citroën ha puesto algunas cartas más atrevidas en este Berlingo que las que Peugeot puso en su Rifter.

Detrás de esa cara, hay unas medidas importantes que las diferencian: el Berlingo Multispace tiene una longitud total de 4,4 metros, 35 centímetros menos que el Peugeot; la distancia entre ejes se reduce 20 centímetros hasta los 2,78 metros, sin embargo, el volumen de carga en el maletero alcanza los 775 litros, la cifra más alta en este apartado del Top 10, ya que pierde el reglaje longitudinal.

Todo esto se debe a que el Rifter está basado sobre la versión XL de la plataforma híbrida, mientras que el Berlingo de pasajeros usa la versión M en su versión en entrada, pero también tiene versiones con las exactas medidas del Peugeot.

La seguridad en estos modelos se abarca por cuatro airbags (que son sólo para los ocupantes delanteros), frenos ABS, control de estabilidad y tracción, con asistente de salida en pendiente, encendido automático de luces y limpiaparabrisas (con el sistema Magicwash), monitoreo y alerta de atención del conductor, monitoreo de presión de los neumáticos y sensores de retroceso. La Euro NCAP le concedió sólo 4 estrellas a este modelo, aunque hay decir que decir ese modelo tenía 6 airbags y asistencias al manejo.

Para regocijar a los pasajeros Berlingo cuenta con aire acondicionado, recarga inalámbrica de teléfonos inteligentes, control de velocidad crucero, un sistema multimedia con una pantalla de 8'', con conexión por USB y Bluetooth, así como Android Auto y Apple CarPlay, pero sólo tiene 4 parlantes, mientras Rifter tiene 6.

Al igual que su prima de la marca del león, usa el motor 1.6 BlueHDi de 100 Hp con 254 Nm de torque, gestionados por una caja manual de 5 velocidades, de manera que puede obtener, según declara el Ministerio de Energía, 17,4 km/l en ciudad, 21,7 km/l en carretera y 19,9 km/l como promedio. Difiere un poco respecto de su par, pero finalmente el promedio es prácticamente el mismo.

Una muestra de la diferencia de rendimiento es el tiempo de 0 a 100 km/l, que se fija en 12,3 segundos para el Berlingo y 13,9 segundos para el Rifter, según los fabricantes. Sí, diferentes seteos electrónicos pueden marcar parte de esta diferencia, pero en este caso la influencia del tamaño y el peso pueden tener mayor relevancia.

Entre Rifter y Berlingo Multispace, el primero tiene algunos dotes más de equipamiento, pero en seguridad están parejos a pesar de la baja de precio, lo que se valora. Finalmente, el Berlingo de pasajeros, en su versión de tamaño M, que es la entrada al modelo, cuesta $14.290.000 sin bonos que incluir. Para ampliar las impresiones sobre este modelo puedes leer nuestro test drive a una versión XL.

Para concluir

Una de las grandes ventajas de usar un motor turbodiesel en vehículos grandes, pesados y que están pensados para transportar frecuentemente 5 ó 7 personas, es que producen altas cifras de torque a bajas revoluciones y sin necesidad de recurrir a motores de gran cilindrada, lo que permite que sean plantas motrices muy efectivas con grandes cargas y, además, suelen ser eficientes en el consumo de combustible.

Esta es una poderosa razón por la que estos autos llevan estos tipos de motores, pues un motor a gasolina difícilmente obtendría cifras de consumo siquiera cercanas a lo que la mayoría de los modelos en este Top 10 rinden, y menos lo harían al cargar con el peso de un auto lleno. Ahora, es cierto que esta otra familia de motores generalmente hace autos más rápidos y son más suaves en su funcionamiento, pero eso a veces se transa en pos de la economía cuando se llena el estanque.

Cada uno de los autos presentes en esta lista tiene suficientes y variadas competencias para desenvolverse como un auto familiar, independientemente de si son un monovolumen, un SUV o un "familiar utilitario en el cuerpo de un furgón". Sin embargo, hay dos modelos en este ranking que destacan particularmente por su buena habitabilidad y se venden sólo con motores turbodiesel por su orientación neta a la eficiencia en el trabajo de transportar familias completas, y estos son los Rifter y Berlingo Multispace.

Sus características son claves para imponerse como dos de las mejores opciones diesel familiares para comprar con un presupuesto superior a los 14 millones de pesos (pero inferior a los 20) y sus precios coninciden con ser de los más bajos en este subsegmento. Es decir, ambos representan una muy buena relación precio-producto, y por lo tanto, una compra muy racional.

Joaquín Navarro recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos